EL MUNDO › PEDIDO DE LA FAMILIA DEL LíDER DE LAS FARC EN COLOMBIA

Reclaman el cuerpo de Alfonso Cano

Los familiares del máximo jefe de las FARC, Guillermo León Sáenz, alias Alfonso Cano, solicitaron a la Fiscalía de Colombia la entrega del cuerpo, seis días después de que el líder guerrillero fuera abatido por el Ejército. La solicitud fue hecha ante las autoridades de la fiscalía en la ciudad de Popayán, designada por el ente judicial para definir la entrega del cadáver de Cano, que se encuentra desde el pasado sábado en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal de Bogotá.

La petición está encabezada por uno de sus cuatro hermanos, Roberto Sáenz Vargas, concejal electo de la capital, quien a través de sus abogados aportó la documentación necesaria para certificar su parentesco. El director de Medicina Legal, Carlos Valdés, dijo a la radio RCN que se esperan la notificación y autorización de la fiscal para hacer efectiva la entrega de Cano.

“Los trámites no se hacen en el instituto, sino que se inician en la fiscalía, luego la fiscalía emite la orden y si mañana aparece la orden, pues mañana lo entregaremos”, señaló Valdés.

Los familiares del jefe guerrillero exigieron el pasado sábado al gobierno, y en especial al presidente Juan Manuel Santos, “que se les diera un tratamiento digno a sus despojos mortales”. En un comunicado, el concejal también reitera su “llamado a la paz en Colombia, por cuanto esta guerra fratricida ha demostrado ser un holocausto inútil”. Sáenz Vargas pide igualmente a las autoridades que “nos permitan dar digna sepultura a Guillermo León, para lo cual estamos dispuestos a atender los trámites previstos”.

Durante las horas de la mañana del sábado pasado, el concejal aseguró que nadie había reclamado el cuerpo de Guillermo León Sáenz Vargas, alias Alfonso Cano a Popayán, Cauca. El concejal dijo que estaba dispuesto a hacerse todas las pruebas para demostrar que tiene un parentesco con el abatido jefe guerrillero. Ayer se cumplieron ocho días de la muerte del cabecilla de las FARC durante la Operación Odiseo, realizada por más de novecientos miembros de las Fuerzas Armadas en el departamento del Cauca. La muerte del líder de las FARC fue celebrada por el gobierno como un duro revés para la principal guerrilla latinoamericana.

Fuentes allegadas a la familia de Guillermo León Sáenz Vargas manifestaron su deseo de realizar una ceremonia privada y por lo tanto pidieron respeto en este momento difícil. Valdés, director del Instituto de Medicina Legal, manifestó que las únicas condiciones que se les exigen a los familiares del abatido guerrillero es que el cadáver no sea cremado sino enterrado en un camposanto. Igualmente, por motivos de seguridad, el cuerpo no puede ser enterrado por fuera de Bogotá.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.