EL MUNDO › EL PARTIDO DE CENTRODERECHA CIU GANó LAS ELECCIONES CATALANAS, PERO SIN MAYORíA ABSOLUTA

Revés para el plan independentista de Mas

El presidente regional Artur Mas no obtuvo el apoyo que esperaba cuando decidió adelantar los comicios, y esto lo aleja de su proyecto de convocar a una consulta soberanista antes de 2016. Notable crecimiento del partido Esquerra Republicana.

 Por Flor Ragucci

Desde Barcelona

Artur Mas no consiguió la mayoría absoluta que buscaba cuando decidió adelantar dos años las elecciones. La fuerza excepcional que reclamaba a los ciudadanos se convirtió en un marcado debilitamiento de su partido Convergencia i Unió en el Parlamento (CIU). Pese a que resultó vencedor en las urnas con la obtención de 50 diputados, son 12 menos de los que tiene actualmente y esto lo aleja de su proyecto de convocar una consulta soberanista antes de 2016.

La agrupación que, en cambio, creció notablemente fue el partido independentista de izquierda Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), al pasar de 10 a 21 escaños y convertirse en la segunda fuerza política de Cataluña, por delante del PSC, quien en los últimos 30 años había sido el principal referente de la izquierda. En efecto, con respecto a los socialistas no hubo sorpresas: tal como lo anunciaban todas las encuestas, perdió 8 diputados, pasando a ocupar la tercera posición con 20 escaños en el Parlamento, uno más que el Partido Popular.

El mapa político de Cataluña, lejos de quedar pintado de un solo color como pretendía Artur Mas, adquirió con estas elecciones una gama mucho más variada de tonalidades. Sin embargo, cabe destacar que la mayoría del Parlamento sigue siendo de carácter soberanista. “El proceso de independencia ha salido claramente reforzado en estas elecciones”, declaró Oriol Junqueras, líder de ERC, ante la euforia de cientos de sus militantes. Pese a todos sus esfuerzos, el partido de Mas, CiU, no pudo capitalizar el clamor independentista. Fue Esquerra Republicana el que lo hizo.

Desde el balcón del lujoso hotel Majestic, que tradicionalmente sirve de sede a Convergencia i Unió, Artur Mas aseguró que si bien no obtuvo el apoyo total que pedían, seguirán adelante con el objetivo de una consulta popular, “buscando ahora la mayoría dentro del Parlamento”. Consciente de que el proceso para la conformación de un Estado propio deberá trabajarse en equipo, el presidente reclamó a los demás partidos “corresponsabilidad para gobernar” y prometió disposición hacia una reflexión conjunta.

Dentro del bloque soberanista, nuevas voces ganaron espacio. La gran novedad de la jornada vino de la mano de Candidatura d’Unitat Popular (CUP), partido que aglutina muchos de los movimientos sociales que, en el último tiempo, han copado las calles en contra de los recortes. Esta agrupación independentista, socialista y ecologista logró entrar en el Parlamento con tres diputados, siendo la primera vez que se presentaba a unas elecciones. David Fernández, cabeza de lista de la CUP por Barcelona, afirmó que este éxito significa la “entrada del ‘caballo de Troya’ de las clases populares” en la Cámara catalana.

También en representación del descontento por las medidas de austeridad llevadas a cabo por CiU y el gobierno español, el partido de los ecosocialistas, ICV, se vio fortalecido. Gracias a la obtención de tres diputados más, el candidato Joan Herrera aboga por construir una alternativa de izquierda y proclamó en la rueda de prensa que “hoy más que nunca Cataluña, ni de lejos, es CiU”.

En el lado opuesto de quienes apoyan el proceso independentista, quedaron el Partido Popular (PP), el Partido Socialista (PSC) y una agrupación que, contra todos los pronósticos, consiguió los mejores resultados de su historia: Ciutadans triplicó en estos comicios su número de escaños en nombre de “una Cataluña silenciada, que tenía miedo de ser señalada por sentirse catalana y española”, según expresó eufórico su dirigente, Albert Rivera. El voto a esta formación joven de intelectuales que se oponen a lo que ellos consideran como “una imposición del nacionalismo en la vida cotidiana” logró captar a muchas personas que no quieren la independencia, pero que tampoco confían en los dos partidos que defienden la unidad de España, el PSC y el PP.

Alicia Sánchez-Camacho, líder del PP, se mostró muy satisfecha con la obtención de 19 diputados (uno más que en la anterior legislatura) y valoró que “es un resultado que nos da la razón en que la prioridad de los catalanes es la salida de la crisis”. Al mismo tiempo, aprovechó para resaltar que el descenso de CiU “demuestra el fracaso de los que querían un planteamiento rupturista”.

Desde el Partido Socialista poco les quedó por decir. Su candidato, Pere Navarro, admitió que su mensaje moderado que postulaba una opción federalista “no ha llegado entre tanta polaridad” y, en ese sentido, transmitió su preocupación porque “las fuerzas más radicales sean las que hayan salido beneficiadas” (ver recuadro).

No cabe duda de que la de ayer fue una jornada histórica tanto para Cataluña como para España. Lo demuestra la masiva afluencia de ciudadanos a las urnas, en un país donde el voto no es obligatorio y el porcentaje de abstención, en general, muy elevado. A las 18 (hora peninsular), la participación ya había superado la de las ocho últimas convocatorias electorales en Cataluña. Al ser consultados, los votantes admitían el valor de estas elecciones “decisivas para el futuro de la región”, e incluso muchos de los que nunca suelen ir a votar, reconocían haber hecho una excepción “para tener la posibilidad de decidir sobre la propia independencia”.

La trascendencia de estos comicios también fue confirmada por el inédito número de medios internacionales que se desplazó hasta Barcelona para su seguimiento. Más de cien corresponsales acreditados recorrían, avanzada la noche, las sedes de los principales partidos para cubrir de cerca unas elecciones que cadenas como la británica BBC, la CNN o la árabe Al Jazeera coincidieron en calificar como “una prueba para la unidad de España”.

Compartir: 

Twitter
 

Desde el balcón del hotel Majestic, Artur Mas aseguró que ahora buscará la mayoría dentro del Parlamento para seguir con su plan.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.