EL MUNDO › LA OLA DE VIOLENCIA EN SAN PABLO CAUSó LA SALIDA DE LOS COMANDANTES DE LA POLICíA MILITAR Y CIVIL

Remueven a los jefes policiales

El último fin de semana hubo 22 muertos, en una sucesión de matanzas en el estado más rico de Brasil. La escalada de asesinatos viene generando cambios en las fuerzas de seguridad, sospechadas de estar involucradas en grupos de exterminio.

La Secretaría de Seguridad de San Pablo anunció ayer la sustitución de los comandantes de la Policía Civil y la Militar, como consecuencia de la ola de violencia que padece el estado más rico de Brasil. En octubre, el número de asesinatos llegó a 329, un 80 por ciento mayor al registrado en el mismo mes de 2011. El fin de semana sumó, al menos, 22 muertos.

Los relevos ocurren en el marco de una escalada de violencia que mantiene a la mayor metrópolis de Sudamérica y su región metropolitana en vilo, con una sucesión de ejecuciones y matanzas colectivas nocturnas, en las cuales no sólo están implicados grupos del crimen organizado sino que también se sospecha de grupos de “exterminio” formados por policías. La decisión fue tomada por el nuevo secretario de Seguridad paulista, Fernando Grella, quien asumió el cargo el jueves en lugar de Antonio Ferreira Pinto, exonerado por el gobernador paulista Geraldo Alckmin, también en el marco de la escalada.

El nuevo secretario general de la Policía Civil será Luiz Mauricio Blazeck, que sustituirá a Marcos Carneiro Lima. Blazeck, de 49 años, tiene una trayectoria de 26 años en la Policía Civil, con formación en Derecho y un posgrado en Gestión de Seguridad Pública. En tanto, el nuevo comandante general de la Policía Militar será el coronel Benedito Roberto Meira, en sustitución de Roberval França, que tiene 50 años y lleva 31 vinculado con la entidad. Meira fue ascendido a coronel en 2010, posee estudios en Ciencias Jurídicas y en Formación de Oficiales, además de diversos cargos de relevancia en la corporación policial.

Según informó el portal de noticias G1, de la Red O Globo, Grella aseguró que apuesta por la integración entre la Policía Civil, la Militar y la Técnico-Científica para combatir la ola de violencia. También adelantó que tendrá reuniones diarias con los jefes de las tres fuerzas policiales. “La sociedad espera una policía que trabaje conjuntamente, una unión de esfuerzos para que la información no se pierda y para que tengamos buenos resultados”, dijo. Además, consignó la agencia, adelantó que el Servicio de Inteligencia será reformulado y que el Departamento de Homicidios y Protección de Personas (DHPP), que investiga todos los casos de muertes ocurridos, será reforzado. “Le pedimos al nuevo delegado general que haga posible la fuerza necesaria para ese departamento”, afirmó. El secretario de seguridad paulista detalló, también, que se solicitó que las investigaciones de las muertes sean agilizadas, incluyendo aquellas en las que los policías militares son sospechosos de asesinato. “Ninguna muerte quedará sin esclarecimiento”, garantizó. En relación con la Policía Militar, Grella informó que el nuevo comandante de la fuerza deberá colocar más policías en las calles.

El último fin de semana, al menos 22 personas murieron y otras tantas resultaron heridas de bala. Según la Policía Civil, la mayoría de estas muertes tuvo características de ejecución, ya que se trató de matanzas protagonizadas por individuos conduciendo motocicletas, que dispararon a mansalva contra personas que se encontraban en la calle o en los alrededores de locales nocturnos. Según informó el diario Extra, vinculado con Folha de Sao Paulo, datos del Departamento de Homicidios y Protección a las Personas indican que el número de “sospechosos” muertos a manos de la Policía Militar, en presuntos enfrentamientos en la región metropolitana de San Pablo, se duplicó entre el 24 de octubre y el 19 de noviembre pasados, llegando a 62 muertos en ese período, lo que supone un promedio de dos muertos por día. Entre las filas policiales murieron en lo que va del año 96 agentes de la Policía Militar. En total, las muertes violentas en San Pablo y la región metropolitana se duplicaron desde octubre pasado y registraron un promedio de seis asesinatos por día.

Compartir: 

Twitter
 

Los relevos de los jefes de la policía civil y militar ocurren en medio del aumento de la violencia.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.