EL PAíS › EMPIEZA EL DEBATE EN LA LEGISLATURA PORTEñA POR EL SUBTE

Más aumentos y menos derechos

El proyecto PRO para hacerse cargo del subte prevé nuevos impuestos a los combustibles, los peajes y las patentes. Además, quieren revisar la jornada laboral de seis horas de los trabajadores y limitar el derecho de huelga.

 Por Werner Pertot

Hoy comenzará el debate sobre el proyecto de ley en el que Mauricio Macri se hace cargo del subte. La iniciativa viene con un paquete de impuestos a los combustibles, los peajes y las patentes e intenta restringir los derechos sindicales de los trabajadores del subte. Luego de semanas de mutismo forzado, el legislador PRO Martín Ocampo detalló que intentarán restringir al máximo los paros, prohibir que se amplíe la planta y obligar a los trabajadores a que cumplan turnos de más de seis horas, la jornada que consiguieron por trabajo insalubre. Ocampo opinó con desparpajo que no toda labor en el subte es insalubre y que una comisión de “expertos” decidirá cuáles trabajos lo son y cuáles no. Desde la oposición porteña calificaron de “barbaridad” y “cavernícola” al proyecto.

“Estamos declarándolo servicio público esencial”, afirmó Ocampo, quien insistió en que, de haber un paro, tendrían que garantizar “una frecuencia mínima del 90 por ciento en horas pico y 60 por ciento en horario normal”. Según fuentes del sector, esos porcentajes están por encima de lo que se cumple cuando no hay paro. Para lograr el acatamiento, el proyecto que redactó el abogado de confianza de Daniel “El Tano” Angelici prevé multas que –según informó el periódico Perfil– alcanzan los diez mil pesos.

Por otra parte, Ocampo indicó que tienen previsto “congelar la plata de empleados”. “Hemos detectado que en términos de cantidad de personal por kilómetro, nuestro subte es uno de los más altos. Supera en el doble a los que les siguen entre los diez primeros”, afirmó. A pesar de esta argumentación, sostuvo que no habría despidos. Ocampo también puso en duda que se mantenga la jornada de seis horas que consiguieron los trabajadores del subte tras diversos fallos. Propondrá “generar una comisión de expertos que analice cuáles actividades del subte son insalubres y cuáles no. La gente de Metrovías que trabaja en una oficina en el centro de la Ciudad trabaja seis horas. Eso es sumamente injusto”.

El secretario de prensa de los metrodelegados remarcó que esta ley “viola lo dispuesto por la OIT. Ni el subte, el premetro ni ningún otro medio de transporte pueden ser declarados esenciales como los hospitales”. Los metrodelegados imaginan que las declaraciones de Ocampo buscan forzar una medida de fuerza para desgastarlos. Por lo pronto, anunciaron que hoy habrá servicio normal, mientras tienen una nueva reunión a las 10 en la Subsecretaría de Trabajo porteña para ver si se puede cerrar la paritaria de este año. Si la paritaria se cae, evalúan “un paro para esta semana”.

En tanto, la iniciativa siguió recibiendo críticas opositoras. “El proyecto es cavernícola, anacrónico, arbitrario y de una gran provocación”, estimó Fabio Basteiro, de Buenos Aires para Todos. “Es una muestra más del atropello a los trabajadores. Repudiamos enérgicamente las declaraciones de Ocampo y la vicejefa María Eugenia Vidal. El PRO intenta limitar el derecho constitucional de paro”, consideró Basteiro. El jefe del bloque kirchnerista, Juan Cabandié, planteó que las restricciones sindicales son “una barbaridad”. “El PRO apunta a la consolidación de un Estado bobo, que recauda mucho pero no hace ni ejecuta. La actual recaudación para el subte vía ABL, patentes y AUSA no es ejecutada. Por lo tanto, ¿para qué quieren aumentar los impuestos?”

Compartir: 

Twitter
 

“Estamos declarándolo servicio público esencial”, dijo Martín Ocampo (PRO).
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.