EL MUNDO › OBAMA NOMINARíA A CHUCK HAGEL PARA DEFENSA

Pentágono republicano

El probable nombramiento no cayó bien en el gobierno israelí, donde recuerdan expresiones del senador acerca de la supuesta capacidad de intimidación del lobby judío.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, planea nominar al ex senador republicano Chuck Hagel como secretario de Defensa y podría anunciarlo la semana que viene, confirmaron ayer fuentes demócratas y del Congreso a varios medios estadounidenses. Varios líderes del Senado y la Cámara de Representantes han recibido instrucciones de la Casa Blanca para prepararse para una nominación de Hagel que podría llegar el próximo lunes o martes.

“Va a ser Hagel”, dijo una fuente del partido demócrata a Fox News.

El ex senador republicano de Nebraska, de 66 años y veterano de la guerra de Vietnam, ha encabezado durante semanas la lista de candidatos para reemplazar al secretario de Defensa saliente, Leon Panetta, que desea retirarse en los próximos meses.

La Casa Blanca insiste en que Obama no ha tomado una decisión final sobre esta nominación y no lo hará hasta que regrese de sus vacaciones en Hawaii, este sábado, pero una fuente de la residencia presidencial admitió a la cadena NBC que Hagel es un “candidato destacado” para el puesto.

La elección de un republicano al frente del Pentágono puede ayudar a Obama, quien iniciará un nuevo mandato a mediados de este mes, a respaldar la imagen de conciliador que quiso dar en su discurso de victoria tras las elecciones de noviembre, especialmente ante la división política que vive el Congreso.

Sin embargo, Hagel ha sido criticado en el último mes por varios congresistas y senadores y algunos medios estiman que una decena de legisladores votaría en su contra en una audiencia de confirmación.

Entre los motivos se encuentran su oposición a la guerra en Irak la pasada década y su decisión de votar en dos ocasiones en contra de sanciones contra Irán, una de ellas en 2007, cuando se opuso a designar como organización terrorista a la Guardia Revolucionaria iraní.

También ha encontrado oponentes entre los grupos que defienden los derechos de los homosexuales, por unas declaraciones que hizo en 1998, cuando estimó que un diplomático abiertamente homosexual no podría representar con eficacia al país, algo de lo que más tarde se retractó.

Por último, se ganó enemigos entre el sector proisraelí al afirmar, en 2008, que al contrario que otros miembros del Senado, él no se sentía intimidado por el “lobby judío”, en referencia al grupo de presión Comité Estadounidense de Asuntos Públicos de Israel (Aipac).

Aun así, Obama considera que no hay razones para descalificar a Hagel como candidato a dirigir el Pentágono, según afirmó este domingo en una entrevista de NBC News. “He servido (en el Senado) junto a Chuck Hagel y lo conozco. Es un patriota, es alguien que ha hecho un trabajo extraordinario en el Senado de EE.UU.”, aseguró Obama.

Actualmente, Hagel trabaja en la junta de asesores de Inteligencia de Obama, donde según el mandatario hace un “trabajo sobresaliente”, y es profesor en la Universidad de Georgetown. Además de Hagel, el mandatario ha considerado a la que fue alta funcionaria del Pentágono Michele Flournoy y al actual “número dos” de Panetta, Ashton Carter, como posibles nuevos titulares de una cartera que tendrá, entre otras prioridades, que culminar con éxito la retirada de Afganistán en 2014.

Por otra parte, Obama aprobó la ley sobre el presupuesto para el Departamento de Defensa de 2013, que será de 633.000 millones de dólares, informó ayer la oficina de prensa de la Casa Blanca. El Congreso estadounidense aprobó esa cifra a comienzos de diciembre pasado.

Al presentar el proyecto de presupuesto, en febrero de 2012, el presidente pidió al Congreso asignar 614.000 millones de dólares al Pentágono.

Sin embargo, ese monto fue aumentado, para poder subir los sueldos de los militares un 1,7 por ciento.

En el presupuesto de Defensa fueron consideradas la financiación del retiro del contingente estadounidense de Afganistán y las nuevas sanciones impuestas a Irán la semana pasada por el Senado, informó la cadena de noticias CNN.

La ley del presupuesto prohíbe al Pentágono realizar transacciones con la compañía rusa Rosoboronexport, principal agencia estatal intermediaria para la exportación o importación de productos relacionados con la Defensa.

Los senadores estadounidenses aprobaron esa sanción con el argumento de que Moscú apoya al gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, en el seno del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Compartir: 

Twitter
 

Chuck Hagel con Obama en Aman, Jordania, durante un viaje en el 2008.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.