EL MUNDO › EN GRECIA DENUNCIAN TORTURAS A CUATRO DETENIDOS SOSPECHADOS DE TERRORISMO

La policía maquilló los golpes

El gobierno griego prometió investigar las denuncias contra la policía, que publicó fotos retocadas de los presos.

El gobierno griego prometió investigar denuncias por torturas policiales a cuatro jóvenes sospechosos de terrorismo y del robo a dos oficinas bancarias. Las autoridades señalaron que si se prueban los abusos no les temblará el pulso con los autores. “Llevaremos a cabo una investigación completa para dilucidar cualquier queja”, explicó el vocero gubernamental, Simos Kedikoglu, en declaraciones a la cadena Skay, y aseguró que en Grecia no se puede torturar a nadie, ya que es un Estado de Derecho. Por su parte, el ministro de Orden Público (Interior), Nikos Dendias, dijo al canal Mega que si se prueban las torturas, su ministerio será implacable en el castigo a los policías implicados en las torturas.

“Queda fuera de duda que no existe tolerancia hacia los posibles abusos de los derechos humanos de los acusados”, afirmó. Con todo, Dendias también criticó a la oposición de Syriza, que ayer pidió al gobierno una investigación sobre el asunto y exigió cierta perspectiva en este caso, ya que la policía tuvo que lidiar “con terroristas fuertemente armados”. El pasado viernes se produjo un robo en dos oficinas bancarias de Velvento (provincia de Kozani), en el que se cree que participaron entre 8 y 10 personas. Cuatro de ellos –jóvenes de entre 20 y 25 años– fueron detenidos ese mismo día cuando supuestamente trataban de escapar en un vehículo robado.

El sábado fueron trasladados a las dependencias de la unidad de antiterrorismo de la policía en Atenas: sobre dos de los arrestados pesaba una orden de detención por su posible vinculación con el grupo armado anarquista Conspiración de los Núcleos de Fuego. Los detenidos se enfrentan ahora a cargos de asociación criminal, robos en serie –ya que se sospecha que son los autores de atracos bancarios en otras partes del país–, secuestro, posesión ilegal de armas, uso de identidades falsas y provocación de daños físicos.

Durante el fin de semana, la policía hizo público en su página web un comunicado en el que muestra la identidad de los detenidos y sus fotos, visiblemente retocadas –presumiblemente con photoshop– en torno de los ojos de tres de ellos y el cuello de otro. Este hecho despertó una gran indignación y revuelo en las redes sociales, primero, y luego en los medios de comunicación debido a la existencia de otras fotos –en las que los sospechosos eran trasladados por las brigadas de antiterrorismo– en las que se apreciaban moretones en la cara de los jóvenes mucho más pronunciados que en las fotos posteriores.

Según denunció el padre de uno de los detenidos en declaraciones a la web Zougla, su hijo fue encerrado en una habitación con las manos esposadas, se lo puso de rodillas, se le cubrió la cabeza con una capucha y se lo golpeó durante horas, no para interrogarlo, sino para torturarlo. La dirección de la policía asegura que los golpes en la cara de los detenidos se produjeron durante la detención, ya que fue necesario reducirlos porque presentaron resistencia.

El partido de centroizquierda Dimar, uno de los partidos de la coalición que sostiene al Ejecutivo de Antonis Samaras, exigió un estudio completo del caso. “El terrorismo es enemigo de la sociedad y la democracia, por lo que tiene que ser condenado con decisión. Pero la democracia no significa venganza. Es necesaria una investigación y una explicación sobre las personas detenidas en Kozani y que aparecen deformadas por palizas”, reclamó Spyros Lykudis, del comité central de Dimar.

Compartir: 

Twitter
 

Los medios publicaron fotos distintas de las que publicó la policía.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.