EL MUNDO › TRAS UN FALLO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA QUE HABILITO SU CANDIDATURA PARA LAS PROXIMAS ELECCIONES

Maduro asumió como presidente encargado

Maduro designó vicepresidente al yerno de Chávez, Jorge Arreaza, y recibió la banda de Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional. La oposición encabezada por Capriles impugnó el acto y faltó a la ceremonia.

 Por Mercedes López San Miguel

Desde Caracas

La Asamblea Nacional tomó juramento anoche a Nicolás Maduro como presidente encargado de la República de Venezuela ante la mirada atenta del presidente ecuatoriano, Rafael Correa; el mandatario derrocado de Honduras, Manuel Zelaya; el también destituido Fernando Lugo en Paraguay y la ex senadora colombiana Piedad Córdoba. Durante todo el día, la oposición llamó a boicotear la toma de posesión, discrepando con que Maduro sea a la vez presidente encargado y candidato. Tanto oficialismo cuanto oposición hicieron su interpretación del artículo 233 de la Constitución bolivariana, ante la falta absoluta del presidente.

“Juro a nombre de la lealtad más absoluta al comandante Hugo Chávez que cumpliremos y haremos cumplir esta Constitución bolivariana con la mano dura de un pueblo dispuesto a ser libre, lo juro”, dijo un visiblemente emocionado Maduro con la Carta Magna en la mano ante el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, quien le había entregado la banda. Maduro anunció que designaban vicepresidente a Jorge Arreaza, hasta ahora ministro de Ciencia y Tecnología y yerno del fallecido presidente, alguien que estuvo muy cerca del mandatario durante su batalla contra el cáncer. También anunció que ya se había comunicado con el Consejo Nacional Electoral, para hablar de las elecciones, que aún no tienen fecha. Ayer diversos medios daban como probable el 14 de abril. “En la fecha que pida el CNE las elecciones, nosotros vamos a la calle.” Maduro le pidió a la oposición que presente sus candidaturas, dejando entrever que no estaban del todo firmes y que podría haber internas en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Según algunos trascendidos, la elección coincidiría con el llamado a un referéndum para que los venezolanos determinen si debiera hacerse una enmienda a una ley para que el cuerpo embalsamado de Chávez pueda descansar en el Panteón, junto a los restos de Bolívar. Y se escogería el 14 porque fue el día en que Chávez retornó al poder después del efímero golpe de abril de 2002.

Con la jura de Maduro y la aparición de Capriles en rueda de prensa con cara de pocos amigos, faltaba que alguien marcara la señal de largada para comenzar la campaña de las próximas elecciones. Ambos se mostraron los dientes. Maduro alzó la Constitución durante el funeral de Estado y dijo que era el testamento de Chávez, un claro mensaje para su contendiente. En tanto Capriles tildó de “espuria” la jura de Maduro. “A Nicolás nadie lo eligió presidente, el pueblo no votó por él”, le enrostró.

Los 68 diputados de la opositora MUD decidieron ausentarse en bloque de la sesión especial que convocó la directiva del Legislativo para la aprobación del nuevo cargo de Maduro, alegando que ese hecho representa una “violación al orden constitucional”. El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, leyó el artículo de la Carta Magna que cuestionaban desde las filas opositoras. Dice así: “Si la falta absoluta del presidente se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección dentro de los 30 días consecutivos siguientes”. Y agrega el artículo: “Mientras se elige y toma posesión el nuevo presidente, se encargará de la presidencia el vicepresidente”. Cabello explicó que quedaba claro que Chávez nunca dejó de ser presidente, porque “llevaba 14 años en posesión del cargo”.

Para Henrique Capriles Radonski, líder de la Mesa de la Unidad Democrática, existe un abuso de poder y dijo que la alianza opositora iba a evaluar qué medidas tomará. Ayer apareció ante la prensa para rechazar la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que determinó que ante la falta absoluta del presidente, Maduro debía jurar como presidente encargado y podía ser candidato sin renunciar al cargo. La Sala Constitucional del TSJ, en ponencia conjunta de sus siete magistrados, indicó, según un comunicado del propio tribunal, que, con la muerte de Chávez, Maduro “cesa en el ejercicio de su cargo anterior” de vicepresidente y pasa a ser el presidente encargado de la República.

“Nicolás, a ti nadie te eligió presidente, chico –dijo Capriles–. ¿Cuál es el miedo, Nicolás?”, preguntó de forma provocadora el presidenciable de la derecha y gobernador de Miranda. Y dijo que la decisión del TSJ se hizo de modo sorpresivo en un día de funerales. “El día de hoy (por ayer), mientras el país está de luto, mientras en el país hoy era día no laborable, un día de duelo, mientras eso pasaba, el TSJ dicta una sentencia y creo que es importante que el mundo conozca estos abusos, porque estos abusos están empujando a una línea muy delgada que nadie quiere que se rompa.”

Mostrando la pequeña Constitución, Capriles subrayó que el texto constitucional niega que el vicepresidente, los ministros o gobernadores puedan postularse a cargos de elección popular en el ejercicio de sus funciones. “Es una juramentación fraudulenta, no hay en Venezuela ninguna forma de alcanzar la presidencia por una sentencia o por decreto, a la presidencia se llega por vía popular”, insistió.

Sin embargo, para diversos juristas chavistas como la ex magistrada Blanca Rosa Mármol la jura era necesaria porque, de acuerdo con las leyes venezolanas, un vicepresidente en ejercicio no puede ser candidato a la presidencia. De ahora en más hay un presidente encargado candidato y un rival también candidato que ya se hace notar.

Compartir: 

Twitter
 

Maduro asumió como presidente encargado y lanzó su candidatura para la elección.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.