EL MUNDO › LA CANCILLER DE ALEMANIA VISITó A LAS TROPAS

Sorpresa de Merkel en Afganistán

La canciller alemana Angela Merkel y su ministro de Defensa Thomas de Maiziere llegaron ayer a Afganistán en una visita sorpresa, indicó en Berlín un portavoz del gobierno. Merkel y Maiziere llegaron al cuartel general de las tropas alemanas desplegadas en el norte de Afganistán, en Mazari Sharif, precisó el vocero, sin dar más detalles acerca del viaje, que ocurre seis días después de la muerte de un soldado alemán de la fuerza internacional de la OTAN (ISAF).

El viaje, el quinto de Merkel a Afganistán desde el 2007, estaba previsto desde antes de la muerte del soldado –aunque mantenido en secreto por razones de seguridad– y guarda relación con la estrategia de repliegue progresivo de las tropas internacionales en el país que concluirá en 2014. La jefa del gobierno alemán aseguró ante las tropas que la comunidad internacional seguirá pendiente de que “el proceso político” en Afganistán “siga adelante” e hizo una especial mención a las elecciones presidenciales previstas en el país en abril del 2014. “Esperamos avances, esperamos elecciones limpias, esperamos un proceso político, porque una victoria sobre los rebeldes no se puede lograr únicamente por la fuerza militar”, afirmó Merkel en el cuartel general de las tropas alemanas en Mazari Sharif, en el norte de Afganistán.

“Todo se lleva a cabo de forma parcialmente incómoda, en parte más despacio de lo que desearíamos”, reconoció la canciller al referirse a los avances en materia de pacificación, democratización y reconstrucción económica de Afganistán. Con respecto al proceso de traspaso de responsabilidades sobre seguridad y defensa al gobierno afgano, Merkel consideró que se han dado “muchos pasos hacia adelante”, pero que aún queda “una buena lista de preguntas” que no se pueden ignorar.

La visita de Merkel comenzó ayer por la mañana en la localidad de Mazari Sharif al norte de Afganistán. A continuación, la canciller y su delegación se desplazaron en helicóptero a la provincia de Kunduz con el objetivo de acercarse al lugar donde se honra a los soldados alemanes muertos en combate y de reunirse con compañeros del fallecido.

“Cada caído es un duro golpe para nosotros”, aseguró la canciller ante los soldados alemanes y les recordó que, aunque la situación “aún es complicada como antes”, durante la década que ha durado ya esta misión “se ha conseguido mucho”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.