EL MUNDO › INFORME DE LA COMISIóN DE LA VERDAD EN BRASIL

Dictadura con napalm

La dictadura brasileña usó bombas de napalm para atacar bases guerrilleras en al menos tres ocasiones, reveló ayer la Comisión de la Verdad, que investiga los crímenes cometidos por la dictadura militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985, organismo ante el que también hoy un ex jefe de la represión acusó a la presidenta Dilma Rousseff de terrorista. “Hay pruebas del uso de napalm en tres operativos. Es algo terrible”, afirmó el consejero de la Comisión de la Verdad Claudio Fontelles, en declaraciones publicadas ayer por el diario brasileño O Globo.

Según Fontelles, el uso de bombas de napalm fue relatado en un informe elaborado en noviembre de 1972 por el teniente coronel Flarys Guedes Henriques de Araújo, al comentar acciones del ejército para combatir el movimiento de guerrilla. Además, los documentos encontrados revelan que el régimen militar movilizó a 2453 soldados para combatir a 57 guerrilleros en 1972. Según el consejero, el general Antonio Bandeira, quien comandó la represión del ejército en Araguaia, escribió en un informe que los guerrilleros “utilizaban armas obsoletas y se enfrentaban a una gran escasez de munición”. El comandante de uno de los organismos de represión durante el régimen militar que gobernó Brasil entre 1964 y 1985 afirmó ayer, en un interrogatorio ante la Comisión Nacional de la Verdad, que la presidenta Dilma Rousseff integró una organización terrorista. La acusación la hizo en una sesión de la comisión que Rousseff creó el año pasado para investigar las violaciones de los derechos humanos durante la última dictadura .

Ustra, acusado de haber torturado, matado y ocultado cadáveres de activistas políticos perseguidos por el régimen, negó las acusaciones y alegó que cumplía órdenes para luchar contra grupos terroristas, entre los que citó aquellos con los que Rousseff estaba vinculada. “Todas las organizaciones que el ejército combatía tenían como objetivo implantar la dictadura del proletariado, el comunismo. Hasta la presidenta Dilma Rousseff integró organizaciones terroristas –agregó–. Luchamos contra el terrorismo. Ellos atacaban cuarteles, robaban armas, incendiaban patrullas y explosionaban decenas de bombas. Enfrentamos cerca de 40 organizaciones de izquierda, incluyendo cuatro en las que actuó la actual presidenta de la República”, aseguró. Rousseff militó en su juventud en organizaciones que combatieron la dictadura. Por esa militancia fue torturada y encarcelada entre 1970 y 1972 bajo la acusación de subversión, aunque nunca se demostró su implicación en atracos, secuestros o delitos de sangre, como han dicho algunos ex militares. Tras realizar sus acusaciones, el coronel retirado se negó a responder a las preguntas hechas por los miembros de la Comisión y justificó su silencio en un recurso de hábeas corpus que le concedió un tribunal y que le daba ese derecho.

El ex militar, sin embargo, respondió algunas veces con provocaciones. Cuando el presidente de la Comisión de la Verdad, Claudio Fontelles, lo interrogó sobre un documento encontrado en archivos militares y que cita la muerte de 50 personas en las celdas del DOI-CODI en la época en que fue comandada por Ustra, el coronel retirado mostró su irritación y negó todas las acusaciones a los gritos. “¿Usted cree que eran angelitos que fueron muertos en la prisión? Ellos eran terroristas armados”, afirmó.

El represor también manifestó su irritación cuando el concejal de la ciudad de San Pablo Gilberto Natalini, al ser interrogado en la misma sesión, aseguró haber sido torturado violentamente por el entonces comandante del DOI-CODI.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.