EL MUNDO › ECHAN AL LIDER DE LA UNIDAD ANTIDISTURBIOS POR REPRIMIR

Cae un jefe policial paulist

El coronel César Augusto Morelli, jefe de la Tropa de Choque de la Policía Militarizada paulista, fue separado del cargo por decisión del gobernador Geraldo Alckmin, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña.

El jefe de la unidad policial antidisturbios de San Pablo fue destituido ayer por las denuncias de represión de esa fuerza durante las protestas masivas de junio. Por otra parte, en Río de Janeiro un grupo de manifestantes tomó la Cámara Municipal en demanda de la renuncia del gobernador Sergio Cabral, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), aliado del gobernante Partido de los Trabajadores (PT). El coronel César Augusto Morelli, jefe de la Tropa de Choque de la Policía Militarizada paulista, fue separado del cargo por decisión del gobernador Geraldo Alckmin, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Las presiones de los manifestantes en Río y San Pablo han llevado a los gobernadores de ambos estados a realizar cambios en las cúpulas policiales.

Morelli fue apartado de su cargo debido al accionar de la policía en las protestas de junio, cuando la tropa reprimió a los manifestantes de forma violenta, según el diario Folha de Sao Paulo. Luego de dos meses de aquellas manifestaciones que movilizaron a más de un millón de personas, los actos perdieron fuerza en la mayoría de las capitales brasileñas, salvo en San Pablo y Río de Janeiro, donde se registran actos casi a diario en reclamo de la renuncia de Alckmin y su par fluminense, Sergio Cabral.

El secretario de Seguridad de San Pablo, Fernando Grella Vieira, negó que el cambio en la cúpula de la Tropa de Choque esté ligado a las protestas de junio. “La alternancia es republicana, es positiva y tiene una razón de ser. El (Morelli) ya estaba en el puesto cuando nosotros asumimos y, en aquel momento, no había un nombre adecuado para su reemplazo ni motivos para hacerlo. Después de un período de dos años es siempre saludable que en esas áreas haya siempre alternancia”, consideró el funcionario.

Según Folha de Sao Paulo, la decisión de Alckmin fue tomada por la represión durante las protestas de junio, especialmente la que tuvo lugar el día 13 en la Avenida Paulista. Luego, por su demora a la hora de actuar cuando el 18 de junio hubo amenaza de invasión a la sede de prefectura. Otros factores son la proximidad de Morelli con Antonio Ferreira Pinto, antecesor de Grella Vieira en la Secretaría de Seguridad, y la realización de actividades en el interior del estado sin avisar al secretario.

También como consecuencia del desgaste sufrido por la represión a los manifestantes, Cabral había separado de su cargo al jefe de la policía de Río de Janeiro. Erir da Costa Filho fue despedido el lunes después de haber firmado un decreto que declaraba una amnistía para sus agentes, que habían reprimido con gases lacrimógenos y balas de goma a manifestantes pacíficos en las protestas de los últimos meses. La ministra federal de Derechos Humanos, María do Rosario Nunes, había sostenido que el abuso y la violencia policial era algo con lo que no se podía convivir más, tras admitir que esa fuerza de Río es la principal sospechosa de la desaparición del albañil Amarildo Souza, después de haber sido interrogado en una comisaría, lo que según ella ocurre con gran frecuencia.

Ayer, un grupo de manifestantes ocupó la sede de la Cámara Municipal de Río para insistir con la renuncia de Cabral, luego de nuevas protestas anoche que terminaron en choques con la policía. Los disturbios recrudecieron cuando los edificios de la Cámara Municipal y de la Asamblea Legislativa fueron invadidos por decenas de manifestantes. Los activistas ingresaron en los edificios de las casas legislativas en pequeños grupos antes del inicio de la protesta, y al final de la sesión que se estaba desarrollando anunciaron su decisión de permanecer en el lugar.

La policía desalojó con gas pimienta a los manifestantes que ocupaban la Asamblea Legislativa, pero alrededor de 15 personas se mantenían esta mañana en la sede del Poder Legislativo municipal, donde no hay agua ni luz, según denunció la Orden de Abogados de Brasil. El jueves hubo choques entre cerca de mil manifestantes y miembros de la Tropa de Choque de la Policía Militarizada en varios puntos del centro de Río de Janeiro, donde un grupo había intentado sin éxito invadir el palacio de la Legislatura estadual.

Compartir: 

Twitter
 

Manifestaciones en contra del gobernador de San Pablo por la represión policial.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.