EL MUNDO › DURO DISCURSO DE NETANYAHU CONTRA IRáN EN LA ONU

“Un lobo con piel de cordero”

El premier dijo que “Israel no tiene más opción que defenderse” y pidió que las sanciones contra Teherán no se suavicen “porque están contra las cuerdas”. La desconfianza hacia Rohani y la dura reacción de los iraníes.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, amenazó ayer a Irán con un ataque militar en caso de que el país fabrique armas nucleares. “Israel no tiene más opción que defenderse”, dijo el premier en la Asamblea General de la ONU. “La comunidad internacional tiene a Irán contra las cuerdas. Si se quiere poner fin de forma pacífica al programa iraní de armas nucleares, el modo no es aflojar la presión sino mantenerla”, continuó Netanyahu. Israel considera al programa nuclear iraní como la mayor amenaza a su existencia. “Ahmadinejad era un lobo con piel de lobo. Rohani es un lobo con piel de cordero”, sostuvo el primer ministro, quien mostró desconfianza ante el discurso conciliador del nuevo presidente iraní. Por su parte, el ministro de Exteriores de Irán, Javad Zarif, pidió a la ONU que ignore el alarmismo del premier israelí. “De Netanyahu no esperamos más que mentiras y alarmismo”, dijo.

“Un Irán con armas nucleares sería aún peor que una Corea del Norte con armas nucleares”, advirtió el premier israelí, último orador de los casi 200 que tomaron la palabra durante la 68 Asamblea General. “¡Sería tan grave como 50 Coreas del Norte!”, indicó. Además, consideró que las sanciones contra Irán no deben ser flexibilizadas. “Para evitar la guerra en el futuro debemos mantenernos duros hoy”, manifestó.

Netanyahu, quien se reunió el lunes con el presidente estadounidense Barack Obama, volvió a advertir ayer del curso adoptado por la nueva cúpula iraní bajo la presidencia de Hassan Rohani, que asumió en agosto. Según Netanyahu, el flamante mandatario iraní quiere sonar más moderado que su predecesor, Mahmud Ahmadinejad, aunque compartirían la visión de atacar eventualmente a Israel. “Me gustaría creerle, pero debemos medir a Irán por sus actos. Y ahí veo una fuerte diferencia”, consideró. “Rohani es un servidor fiel de su régimen. Mientras era asesor de la seguridad nacional, el servicio secreto iraní asesinó a opositores en un restaurante de Berlín y cometió atentados terroristas en todo el mundo”, añadió.

El gobierno israelí, que observa con desconfianza la iniciativa diplomática de acercamiento a Occidente desplegada por Rohani, en las últimas semanas buscó neutralizarla con una batería de argumentos que giraban en torno de la idea de que la República Islámica sigue decidida a destruir a Israel. Ya desde antes de viajar a la ONU, Netanyahu había advertido que en su viaje a Estados Unidos diría la verdad sobre Teherán, tras exigir que los hechos debían de contraponerse a las buenas palabras y el “bombardeo de sonrisas” de Rohani.

Por su parte, Irán hizo un llamamiento a la ONU y a Estados Unidos para que no se dejen influir por lo que llamó “alarmismo” del primer ministro israelí y su hostilidad hacia Teherán. La semana pasada Estados Unidos e Irán tuvieron un acercamiento tras décadas de estancamiento en el plano diplomático. Incluso Obama se comunicó telefónicamente con Rohani, en el primer diálogo entre presidentes de ambos países desde 1979. En otro gesto de histórico acercamiento, el mandatario iraní ordenó que se estudie el establecimiento de vuelos directos entre ambos países.

La vocera de la Cancillería iraní, Marzie Afjam, dijo que Washington enfrenta ahora una gran prueba en su política exterior que es resistir los ánimos belicistas de Israel contra Irán. Para Afjam, Israel quedó aislado en sus acusaciones contra Irán ahora que las políticas implementadas por Rohani reciben buena aceptación en la comunidad internacional. “Cuanto mayor sea esa capacidad de resistencia, más permitirá estudiar la posibilidad de interactuar con Estados Unidos y el movimiento hacia un enfoque constructivo”, señaló.

Netanyahu abordó también el tema del conflicto de Medio Oriente y aseguró que está dispuesto a lograr un compromiso histórico con los palestinos durante las negociaciones en curso y hacer concesiones dolorosas para ello, pero se quejó de que no ve esa disposición en sus interlocutores. “Sigo comprometido con la paz”, había dicho el lunes Netanyahu a Obama.

Compartir: 

Twitter
 

Benjamin Netanyahu habló ayer ante la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre paz y guerra.
Imagen: EFE
SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.