ECONOMíA › OPINIóN

Resistir el neoliberalismo, otra vez un desafío

 Por Francisco Dos Reis *

Hoy está naciendo un espacio de encuentro entre trabajadores, cooperativas y pymes. Dirigentes de estos sectores vienen impulsando un debate profundo sobre la forma de sostener la resistencia al neoliberalismo, más allá de las coyunturas electorales. Un espacio imprescindible con una larga historia de éxitos y fracasos, difícil siempre de consolidar, pero con antecedentes. Un espacio que se propone hacer su lanzamiento el próximo 22 de octubre.

A mediados de la década del ’90 logramos unificar fuerzas que dieron como resultado la marcha federal, la marcha grande, el Frenapo. De ahí en más hubo muchos diálogos, pero no logramos establecer un espacio tan necesario, podría decirse imprescindible.

Quienes compartimos la lucha contra las políticas neoliberales de los años 90 valoramos lo logrado en esta última década, con sus pros y sus contras, los diferentes matices y contradicciones. Pero hoy, viendo a la Argentina acosada por la crisis internacional, por la capacidad de lobby que tienen los grupos de poder, el capital financiero, los medios de comunicación concentrados y los formadores de precios, sentimos que otra vez esos logros están en peligro.

Si nos remitimos al sistema financiero, vemos que los bancos ganaron el equivalente a un tercio de su patrimonio en el balance de un año. Si miramos los balances de los grandes grupos económicos, observamos con preocupación que 50 empresas producen el 45 por ciento del PBI. El 20 por ciento de los sectores más acomodados concentran aún el 47 por ciento de la renta y el 20 más bajo, sólo el 5 por ciento.

Leyendo a algunos candidatos reunidos con empresarios vemos plantear que la Argentina vuelva a endeudarse, que la Argentina se está quedando fuera del mundo. La pregunta es: ¿qué sería para ellos estar adentro? ¿Volver a las relaciones carnales, maquillando el nombre? Reclaman garantías jurídicas. ¿Qué serán garantías jurídicas para las empresas que vengan a invertir? ¿Las mismas que tuvimos en la década del 90? ¿Flexibilidad laboral, apertura de la economía, privilegios para los grupos económicos, asegurarles la renta sin ningún tipo de riesgo? Simplemente hay que apelar a la memoria.

Si eso es entrar al mundo, preferimos el mundo al que estamos entrando hoy (Mercosur, Unasur, Celac). La unidad de América latina, la integración entre los pueblos de la patria grande, la lucha por una mejor distribución del ingreso y una Argentina para todos forma parte de la propuesta de este nuevo encuentro de unidad entre trabajadores, cooperativistas y empresarios. La línea directriz es un modelo productivo de desarrollo independiente de los poderes concentrados, nacionales o extranjeros.

Falta mucho por hacer, pero vamos a defender lo ya conseguido. Como empresarios pyme sabemos que nuestro destino está atado a la dignidad del salario. No tenemos futuro ni habrá desarrollo sin justicia social, sin educación, sin salud, sin vivienda, sin darles una oportunidad a todos los que están todavía fuera del sistema.

La idea propuesta del sector PYME en unidad con los trabajadores es descartar la postura de salvarse solos, no dejar a nadie afuera, para construir un país desarrollado, competitivo y con justicia social. Mientras haya bolsones de pobreza, mientras haya gente que no pueda subirse a la balsa para salvarnos todos juntos, no conseguiremos la Argentina soñada. Por eso este espacio debe crecer, ser amplio, participativo, democrático y respetuoso de las diferencias.

* Presidente de la CEEN. Presidente honorario de la Asociación PYME.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.