ECONOMíA › EXTIENDEN HASTA FIN DE AñO EL PLAZO PARA INGRESAR EN EL BLANQUEO DE ACTIVOS LíQUIDOS EN DIVISAS

Dólares en negro, tres meses más para pensarlo

Pese a la muy escasa aceptación en el primer trimestre, el Gobierno resolvió ampliar el plazo de presentación para la regularización de capitales en divisas, a cambio de los cuales se ofrecen los Cedin y Baade.

 Por Javier Lewkowicz

El Gobierno extendió tres meses el plazo para ingresar al blanqueo de capitales en dólares, que permite acceder a la compra del Cedin y el Baade. La decisión de la presidenta, Cristina Fernández, terminó siendo sorpresiva luego de que el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, manifestara públicamente que había recomendado no extender el plazo. El funcionario, con motivo de la presentación de la recaudación impositiva de septiembre (ver aparte), ofreció ayer una conferencia de prensa, donde confirmó haber dado esa sugerencia “desde el punto de vista fiscal”, pero analizó que “hay otros economistas del Gobierno que también dan sus apreciaciones”. Entre ellos, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, impulsor del Cedin. Hasta ahora se exteriorizaron 379 millones de dólares, menos de un 10 por ciento del monto que el Gobierno calculaba de antemano. Echegaray criticó a los bancos por su falta de colaboración en el blanqueo.

El régimen de exteriorización de activos en dólares fue lanzado el 1º de julio con la intención de aplacar la presión especulativa que se cernía sobre el dólar ilegal, que antes del anuncio de la medida había llegado a 10,45 pesos, para reactivar el mercado inmobiliario y la construcción e incorporar reservas en el Banco Central, aunque sea de manera transitoria. En total ingresaron hasta ayer 379 millones de dólares por parte de 1930 contribuyentes. El 90 por ciento, cerca de 341 millones, se destinaron a la compra del Cedin, mientras que el 10 por ciento restante, al Baade.

Es un monto mucho menor del esperado, por eso en las últimas semanas analistas planteaban que el blanqueo había fracasado. Abonó esa idea Echegaray cuando le comentó a un periodista con quien se encontró de casualidad en el Aeroparque que “fue una medida que no dio el resultado que esperábamos”. Por eso adelantó en ese momento que “es muy probable que el lunes (por anteayer) la Presidenta anuncie que no se prorrogará el blanqueo”. “Le recomendé que no extienda el plazo”, contó.

Sin embargo, ayer salió publicado en el Boletín Oficial el decreto 1503, que extendió la Ley 26.860, sancionada en mayo por el Congreso. Esa medida, explica el decreto, fue adoptada por “razones operativas y con la finalidad de permitir que una mayor cantidad de sujetos interesados puedan exteriorizar sus tenencias y acogerse a los beneficios de la norma”.

“Di mi opinión, mi sugerencia, desde una óptica estrictamente fiscal. En política monetaria, balanza comercial o desarrollo del sector inmobiliario, otros economistas del Gobierno también dan su opinión. La decisión final no la toma la AFIP, sino la Presidenta. Cada uno del Gobierno da su punto de vista y eso es lo que hice según el criterio fiscal, pero las decisiones se toman en función de un conjunto más amplio de aristas. He dado opiniones en distintos temas, inclusive en recientes, como el aumento del mínimo no imponible o el monotributo. Todas las cosas que pienso las expongo, no he tenido nunca en este gobierno obstáculo para dar mi opinión”, manifestó ayer Echegaray.

Pero esta vez el funcionario realizó su sugerencia de manera pública, por lo que la prórroga no lo dejó bien parado. La contracara era la oficina de Moreno en la avenida Julio Roca 651, quien antes de que arranque el blanqueo había pronosticado que “en sesenta días el mercado inmobiliario vuela” por el Cedin. Ese título en los primeros tres meses fue adquirido por 8046 contribuyentes. En el Gobierno la expectativa es que después de las elecciones el ingreso al blanqueo se agilice.

Los instrumentos del régimen son el Cedin y el Baade. Esos títulos se adquieren con dólares cuyo origen el Banco Central no cuestiona. “Aquellos que han evadido impuestos pueden colocar ese dinero dentro del circuito formal a través de estos instrumentos. No hay antecedentes de un blanqueo de estas características”, recordó Echegaray.

La mayoría de los que ingresaron al régimen optó por adquirir el Cedin, que sólo puede cobrarse en dólares si se utiliza para adquirir terrenos, inmuebles o materiales de la construcción. Otra opción para el tenedor es vender el título en el mercado secundario. Hasta ahora se informó sólo una operación de esas características, con una cotización de 7,37 pesos por cada dólar-Cedin. El Baade es un bono que ofrece un interés anual del 4 por ciento con pagos semestrales y vencimiento en 2016.

Echegaray responsabilizó en parte a los bancos por el desempeño que hasta ahora muestra el régimen de exteriorización. “Advertimos de parte de los banqueros alguna posición de excesivo resguardo cada vez que un contribuyente se presentó para exteriorizar. No alentaron el programa y generaron preocupaciones por el tema del lavado del dinero y el reporte de operaciones sospechosas”, criticó el funcionario.

“Desde la AFIP hemos tenido varias reuniones con los banqueros, donde les explicamos cuáles eran las reglas. Quedaron claras, pero cuando recibimos información de contribuyentes que dicen que cuando van al banco tienen una situación compleja, se nota una conducta sistemática en el sentido de no alentar el blanqueo. En ninguno de los dos blanqueos –el anterior fue en 2009– hemos tenido el acompañamiento de los bancos”, apuntó Echegaray.

Compartir: 

Twitter
 

Ricardo Echegaray, titular de la AFIP. “Di mi opinión desde la óptica fiscal, pero otros economistas en el Gobierno también opinan.”
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.