ECONOMíA › APELACIóN ARGENTINA EN ESTADOS UNIDOS POR LA PELEA CON LOS FONDOS BUITRE

La Corte mantiene el suspenso

El máximo tribunal estadounidense no incluyó la apelación argentina contra el fallo que favoreció a los buitres en un listado preliminar de causas que tratará en el próximo período. Pero tampoco denegó el pedido y dará más información la próxima semana.

La definición de la Corte Suprema de Estados Unidos respecto de si aceptará la apelación argentina en el litigio contra los fondos buitre podría conocerse recién el lunes próximo, cuando el máximo tribunal reanude sus actividades tras el receso de verano (boreal). La Corte difundió ayer el mediodía una lista con ocho casos que tratará en su próxima temporada de trabajo que comienza el lunes próximo, en la cual no se encuentra el pedido argentino respecto del fallo que valida el reclamo de un tratamiento no igualitario entre bonistas que ingresaron al canje y los fondos buitre. Esto no implica un rechazo de la Corte a esta apelación –informaron formalmente la denegación de un solo proceso–, ya que podrían solicitar la opinión del gobierno estadounidense o aguardar hasta que finalice el período de presentaciones de segunda instancia en la Cámara de Apelaciones de Nueva York.

“Hay que quitar dramatismo a la definición de la Corte. Lo que diga no es definitivo ni definitorio porque quedan otras instancias de apelación y porque la Argentina va a seguir pagando la deuda como corresponde”, indicó el vicepresidente Amado Boudou a este diario.

La Corte estadounidense inició anteayer sus actividades con una reunión a puertas cerradas para analizar los casos que tomará en el próximo período judicial luego del receso. El tribunal recibe por mes cerca de mil solicitudes. Ese total se tamiza a cien casos aproximadamente entre los que definen, en esos encuentros con sus asesores, los que realmente tomarán. En la lista de discusión se encuentra el pedido argentino. El certiorari presentado por la Argentina hace referencia a la sentencia del 26 de octubre del año pasado, por la cual la Cámara de Apelaciones de Nueva York resolvió que el país viola la cláusula de pari passu –tratamiento igualitario– al pagar los bonos emitidos en los canjes y no a los fondos buitre, que se mantuvieron al margen y que ahora reclaman 1330 millones de dólares en efectivo.

La apelación de la Argentina no fue mencionada en la lista de los nuevos casos que la Corte decidió “escuchar antes de que comience un nuevo período judicial el lunes 7 de octubre”. Suele tomar en todo el año hasta 80 casos sobre casi diez mil que recibe. Sobre la base de la práctica habitual en el máximo tribunal estadounidense, la falta de definición durante la jornada de ayer puede derivar en una decisión de no escuchar el caso, en darlo a conocer como incluido al emitir una nueva lista el próximo lunes o en una consulta al Poder Ejecutivo norteamericano. Si ocurriera esto último, la administración Obama debería determinar si el caso merece la atención del tribunal. También existe la posibilidad de que la Corte emita un memo o declaración en la que defina esperar a que la Cámara de Apelaciones decida sobre el pedido del país.

El 23 de agosto pasado, la Cámara de Apelaciones confirmó el modo de pago –en efectivo– propuesto por los bonistas que no entraron en la reestructuración de deuda, tanto en 2005 como en 2010, por el total de sus tenencias, suma que asciende a 1330 millones de dólares. No obstante, la Cámara dejó en suspenso la ejecución de esa medida hasta que la Corte Suprema se expida sobre el tema. Por su parte, el bufete de abogados que representa al país solicitó una revisión del fallo por parte del pleno (“en banc”) de jueces de la Cámara. Existen pocas chances de que se conceda una revisión en banc por parte de la Cámara, con lo cual el Gobierno tendrá noventa días para apelar ante la Corte Suprema de Estados Unidos sobre esa parte del caso: la forma de pago y el riesgo de embargo sobre el Bank of New York como agente de pago de la Argentina a los bonistas que ingresaron al canje de deuda.

Si la Corte espera este pronunciamiento de la Cámara, podría tratar ambos temas de manera conjunta: la legitimidad del pari passu y la inmunidad de las cuentas del BoNY. Frente a esa alternativa, la resolución podría estirarse hasta finales de 2014. De allí que el Gobierno enfatiza que hay que sacarle dramatismo a esta decisión y esperar el final del proceso.

Compartir: 

Twitter
 

Boudou y Lorenzino, cuando intentaron en febrero torcer la decisión de la Cámara de Nueva York.
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.