EL MUNDO › EL CIERRE DEL GOBIERNO EN ESTADOS UNIDOS

Propuestas que no prosperaron

La oposición frenó un plan demócrata para subir el techo de la deuda y así evitar caer en el cese de pagos.

Los senadores republicanos bloquearon ayer una propuesta demócrata para extender el límite de la deuda del país hasta después de las elecciones legislativas de noviembre de 2014. En una votación 53-45, el Senado no logró obtener los 60 votos necesarios para avanzar hacia el debate del texto, que estipulaba un aumento del techo de la deuda de 1,1 billón de dólares. “Los legisladores deben aceptar que no hay razón para que alguien deba seguir sufriendo. El cierre parcial afecta a quellos que el gobierno busca servir”, expresó el presidente Barack Obama. El secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, reconoció ante el FMI que su país tiene la responsabilidad internacional de superar la crisis interna que amenaza con dejarlo en default. “Antes del cierre del gobierno, todas las señales apuntaban al fortalecimiento de la recuperación de la economía estadounidense. Si el Congreso actúa rápidamente, esto seguirá siendo así”, aseguró. Si el próximo jueves no se eleva el techo de endeudamiento, el país podría declarase en cese de pagos, siendo incapaz de cumplir con sus obligaciones en áreas como las prestaciones sociales, la defensa o el pago de intereses de la deuda federal, que asciende a 16,7 billones de dólares.

Todos los demócratas votaron a favor de la medida, excepto el líder de la mayoría, Harry Reid, para reservarse el derecho de volver a someter la propuesta a consideración. Los republicanos más moderados del Senado hicieron circular una propuesta bipartidista de la senadora republicana Susan Collins y del demócrata Joe Manchin, que aumentaría el techo de la deuda hasta enero y pondría fin al cierre parcial de la administración, financiando el gobierno hasta marzo.

Antes de la votación, Reid había advertido que la suspensión de pagos enviaría a la economía estadounidense a una caída libre. “Cada hora que pasa estamos más cerca de una catástrofe para nuestro país”, agregó. Un grupo de senadores republicanos sostuvo que el límite de la deuda no debe ser elevado a menos que Obama acepte modificar por adelantado las partidas presupuestarias para los programas de ayuda social.

El senador demócrata Dick Durbin advirtió que el mercado de valores comenzará a hundirse si el Congreso no actúa de inmediato. “Esta acción irresponsable, por desgracia, es probable que provoque una disminución en el valor de los ahorros de los estadounidenses ganados con mucho esfuerzo. Esto puede ser evitado. ¿Qué se necesita? Seis republicanos. Los demócratas están listos para seguir adelante”, insistió.

El desacuerdo entre republicanos y demócratas implica volver a un punto muerto justo antes de que comience el principal período de compras en el país por Navidad. “No sería inteligente coquetear con el primer default justo en medio de la temporada de compras”, advirtió Obama. Según el presidente, el daño que podría sufrir la calificación de la deuda estadounidense provocaría el caos en los mercados globales y encarecería los préstamos para todo el mundo. “Equivaldría a un nuevo impuesto –un impuesto republicano de default– para cada familia y comercio en Estados Unidos”, alertó Obama. “Así que aprueben un presupuesto, devuelvan a la gente al trabajo y finalicen este cierre republicano. Paguemos nuestras facturas y evitemos un bloqueo económico”, agregó.

Por su parte, el presidente de la Cámara baja, John Boehner, advirtió a sus colegas republicanos que las negociaciones con Obama sobre cómo poner fin al cierre parcial del gobierno y evitar un default federal se estancaron. Boehner les dijo a sus pares partidarios, que se reunieron en el Capitolio para una actualización sobre las negociaciones, que Obama ya no estaba negociando con el Partido Republicano. De hecho, les ordenó a los representantes republicanos que regresen a sus respectivos Estados, a la espera de la reacción de la Casa Blanca.

“Nuestro trabajo empieza en casa”, dijo Lew, ante la reunión del Comité Monetario y Financiero Internacional (CMFI) que cerró ayer en Washington la reunión anual del FMI y del Banco Mundial (BM). “Estados Unidos es el ancla del sistema financiero internacional, pero no puede dar por sentada esta reputación tan duramente ganada”, continuó. Además, Lew reiteró que el presidente Obama realizó constantes esfuerzos para lograr destrabar la impasse política y acusó de nuevo a la Cámara de Representantes, dominada por la oposición republicana, de ser la responsable de la crisis.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, calificó de lamentable que el Senado no llegara a un acuerdo para pasar el proyecto de ley en un comunicado en el que insistió en que el Congreso debe hacer su trabajo y elevar el límite de la deuda. “Este proyecto de ley hubiera sacado de la mesa la amenaza de la suspensión de pagos, y dado a los negocios y a la economía de nuestra nación la certeza que necesitamos”, dijo Carney. “Con cinco días hasta que el gobierno se quede sin autorización para contraer préstamos, el Congreso debe avanzar con una solución que vuelva a abrir el gobierno y nos permita pagar nuestras facturas para que podamos seguir adelante con las negociaciones y así lograr un acuerdo más amplio sobre el presupuesto”, añadió.

El presidente del BM, Jim Yongkim, criticó las continuas disputas presupuestarias de Estados Unidos y recordó que la discusión sobre la elevación del techo de deuda de Estados Unidos de 2011 tuvo inmensas consecuencias para los países en de- sarrollo. “Nos preocupa la situación de los países emergentes, que ya es ahora suficientemente complicada”, advirtió el presidente del BM. “Intento dejar claro a los políticos de Washington que lo que hacen tiene enormes consecuencias para el resto del mundo”, agregó Jim, que fue nominado en su puesto al frente del Banco Mundial por el propio Obama.

Compartir: 

Twitter
 

Antes de la votación en contra, Harry Reid presenta su plan.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.