EL MUNDO › CON EL APOYO DE BILL, HILLARY SE LANZA PARA LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DEL 2016

EE.UU. siente nostalgia por los Clinton

Critican a los republicanos, pero sus comentarios también parecían contener una implícita reprimenda al fracaso de Obama para cambiar a Washington, como prometió hacerlo en 2008.

 Por Philip Rucker *

En recientes comentarios políticos y discursos, Bill y Hillary Clinton hicieron críticas al parate partidario que paralizó a Washington, señalando un potencial tema de campaña para 2016 si Hillary decide postularse como presidenta. Las críticas de los Clinton apuntaron explícitamente en los días recientes a los congresistas republicanos, quienes estimularon el cierre del gobierno de 16 días y un potencial default de la deuda en octubre. Pero sus comentarios también parecían contener una implícita reprimenda al fracaso de Barack Obama para cambiar a Washington, como prometió hacerlo cuando se postuló por primera vez para la Casa Blanca.

Los argumentos sugieren que Clinton podría intentar postularse en 2016 como un agente de cambio o enfrentándola potencialmente con el demócrata de dos períodos, a quien ella buscaría reemplazar. En las manifestaciones de campaña y otras apariciones recientes, ambos Clinton han pedido que se suavicen los tensiones partidarias y han apoyado una visión de gobernar para todos. Recorriendo las áreas rurales en Virginia con el candidato demócrata para gobernador, Terry McAuliffe, Bill Clinton repetidamente atacó las políticas ideológicas en ambos lados. “Cuando la gente burlonamente dijo: ‘McAuliffe es un hacedor de acuerdos’, yo dije, ‘si sólo hubiéramos tenido uno en Washington durante el cierre del gobierno’”, dijo el ex presidente en una manifestación en Norfolk. “Es cansador ver a los políticos gastar el tiempo con esas discusiones. La gente merece alguien que ponga esto en marcha.”

Tales temas de cambio son irónicos para los Clinton, considerando que uno u otro han tenido cargos públicos en Washington durante las últimas dos décadas. El ejercicio de Bill Clinton en su cargo también estuvo marcado por batallas partidarias que inquietaron al país, incluyendo procedimientos de impeachment (juicio político) y dos cierres de gobierno. En las primarias demócratas de 2008, Hillary desestimó el mensaje de Obama de pospartidarismo como ingenuo. Pero desde que dejó de ser secretaria de Estado este año, adoptó un tema similar, reprochándoles a los legisladores por elegir entre la confrontación y el diálogo. “Estamos yendo de crisis en crisis en lugar de tener un plan, de traer gente hacia ese plan, enfocando en soluciones de sentido común y siendo implacable en ir hacia ellas”, dijo Hillary Clinton la semana pasada.

Ninguno de los Clinton lo nombró directamente a Obama en sus comentarios ni criticaron explícitamente su liderazgo. Sin embargo, las críticas generales de los Clinton llevan ecos de los cargos que los republicanos le han hecho frecuentemente: que no respeta sus ideas y que se resiste a cualquier arreglo con ellos. Obama ha hecho sus propios pedidos de bipartidismo, aun si en el Capitolio le hacen oídos sordos. “Ahora más que nunca, Estados Unidos necesita de funcionarios que estén dispuestos a poner la solución de los problemas por encima de la política”, dijo Obama hace unos días.

Los Clinton han tenido cuidado de distinguir entre promocionar el bipartidismo y ceder terreno en los valores centrales. Hillary, por ejemplo, ha estado abogando por temas liberales tradicionales tales como los derechos de voto de las minorías, el matrimonio igualitario y los derechos de la mujer. Esto parece ser un esfuerzo para Hillary, después de cuatro años de paréntesis en política interna, el cimentar lazos con el ala progresista del partido demócrata.

Si se postula, Hillary querrá evitar una repetición de la campaña de 2008, cuando Obama construyó el apoyo entre los activistas liberales poniéndose a su izquierda en la guerra con Irak. El mensaje de Clinton es uno que los demócratas en el país deben llevar a las elecciones de medio término de 2014, donde la batalla por el control del Senado puede quedar reducida a un puñado de carreras altamente competitivas en los estados inclinados hacia los republicanos. El congresista demócrata Gerald Connolly, quien representa a un distrito cambiante de Virginia, dijo después de una manifestación de McAuliffe que el mensaje de Clinton podría “ser un tema realmente poderoso en el próximo ciclo”.

En Kentucky, donde la demócrata Alison Lundergan Grimes está desafiando al senador republicano líder de la minoría, Bill Clinton grabó un video apoyando a Grimes en el que dice que la nación necesita más líderes políticos “deseosos de trabajar juntos a través de las líneas del partido, la geografía y la filosofía”. Dijo: “Simplemente tenemos que tener más gente deseosa de cruzar la brecha y decir: ‘Estoy dispuesto a trabajar contigo para construir un futuro mejor’”. En sus discursos en Virginia, Clinton dijo que había aprendido en sus ocho años como presidente y doce años como gobernador de Arkansas que era importante defender la propia filosofía, pero es un error no considerar la de sus opositores.

La presidencia de Clinton, sin embargo, estuvo teñida de batallas partidarias. Los republicanos torpedearon su propuesta de reforma de salud y ganaron el control de la Cámara de Diputados a medio camino de su primer período. En 1995, una impasse con la cámara controlada por los republicanos llevó a dos cierres de gobierno. Tres años más tarde, la Cámara de Diputados votó para hacerle un juicio político a Clinton durante el escándalo de Monica Lewinsky. Sin embargo, Clinton le dio el crédito a su trabajo a lo largo de la brecha equilibrando presupuestos y creando un millón de puestos de trabajo y lamentó el estado del país hoy.

Muchos votantes que asistían a las manifestaciones decían que querían un regreso a la era Clinton. “Es la voz de la razón”, dijo Sally Mullikin, de 52 años, que se define a sí misma como una defensora de los derechos de las mujeres.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Los Clinton piden suavizar las peleas interpartidarias.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.