EL MUNDO › EL MANDATARIO VENEZOLANO RATIFICO SU VOLUNTAD DE CREAR UNA COMISION DE LA VERDAD

Maduro llama al diálogo con la oposición

Ante el boicot de los principales partidos antichavistas, Un Nuevo Tiempo –fuerza que integra la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD)– aseguró ayer que está dispuesto al diálogo, si se detiene la represión.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, recibirá hoy a referentes oficialistas y de la oposición para alcanzar un diálogo nacional y terminar con la violencia en el país. El líder opositor y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, afirmó que no asistirá al encuentro convocado por el mandatario y pidió la intervención de la Iglesia Católica y del papa Francisco para resolver el conflicto. Ante el boicot de los principales partidos antichavistas, Un Nuevo Tiempo –fuerza que integra la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD)– aseguró ayer que está dispuesto a un diálogo con Maduro, si se detiene la represión y se nombra una comisión paritaria, donde la agenda a discutir sea acordada por las partes y no impuesta por el gobierno. “El gobierno, para lograr solventar esta crisis en paz, debe aceptar el llamado de la Iglesia como interlocutor, llamar a los estudiantes y sentarse en una mesa a dialogar. El gobierno tendrá que ceder. No hay forma de que el diálogo sea productivo si las posiciones no ceden”, dijo el diputado y secretario de UNT, Enrique Márquez.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, acusó a la oposición por las muertes de las últimas semanas. “Es cinismo combinado con el fascismo; el fascismo anda en la calle y el pueblo de Venezuela tiene que estar unido para luchar contra el fascismo”, expresó. Maduro, en tanto, ratificó su propuesta de conformar una Comisión por la Verdad para que se encargue de investigar los hechos violentos promovidos en el país en los últimos días. “Le he pedido a la Asamblea Nacional que articule y que instale una Comisión por la Verdad, para que se dejen las manipulaciones. Todos los días hay gente que le gusta jugar con la sangre y la muerte, han tratado de utilizar la violencia en un macabro ejercicio”, expresó. El presidente aseguró que pedirá que se convoque a un conjunto de venezolanos, representantes de la Iglesia Católica, periodistas y de otros sectores de la vida nacional, como el periodista Eleazar Díaz Rangel y el abogado y escritor Luis Bri-tto García, para que participen en estas investigaciones.

Mientras, Capriles reclamó a la Iglesia y al papa Francisco que intervengan en la crisis política y social que vive Venezuela, al sostener que es una institución imparcial que puede convocar al diálogo. El ex candidato presidencial describió que su país vive una situación que está fuera de control y subrayó que hay descontento en todos los sectores del país con el gobierno de Maduro, que lleva diez meses al frente de la presidencia. “Más allá de lo que ha querido mostrar el gobierno, de que se está pidiendo que se vaya Maduro, hay una razón de fondo para las protestas, que es lo que está viviendo Venezuela, que va hacia la debacle económica y tiene un grave problema de violencia e inseguridad”, dijo Capriles a Radio Mitre.

En tanto, el presidente del opositor Copei, Roberto Enríquez, consideró que el diálogo propuesto por Maduro a la oposición no rendirá frutos si no hay mediación de organismos internacionales aceptada por ambos bandos. Aseguró que el tejido institucional del país está resquebrajado e impedirá que el proceso de acercamiento político sea exitoso. “Vamos a caer en una nueva frustración”, remarcó. Enríquez solicitó al gobierno nacional aceptar la mediación internacional, específicamente de la ONU y de la Santa Sede, para instaurar un diálogo de paz en el país. Asimismo pidió que Maduro actuara como jefe de Estado y no como líder de una facción política. “Nadie puede caer en la trampa de un diálogo hipócrita y de sordas, tiene que tener una agenda y debe ser la Constitución y los derechos del pueblo venezolano y que se ocupe de verificar los niveles de déficit en los derechos constitucionales”, sostuvo.

Mientras, Maduro anunció que mañana y el viernes serán días no laborables en recuerdo del Caracazo, el estallido social del que se cumplirán 25 años. “A 25 años de la masacre, van a ser días de conmemoración y no van a ser laborables para que nuestro pueblo se incorpore masivamente a estos actos históricos de ese evento que marcó la vida de todos”, expresó. El 27 de febrero de 1989, miles de personas habían salido a las calles a protestar contra un plan de ajuste anunciado por el entonces presidente Carlos Andrés Pérez.

Compartir: 

Twitter
 

Maduro llama al diálogo en una reunión del Consejo Federal con gobernadores del país.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.