EL MUNDO › EE.UU. NO QUIERE AL EVENTUAL EMBAJADOR EN LA ONU

Roce por un nombramiento de Irán

 Por Tim Walker *

La decisión de Irán de nombrar embajador ante la ONU a un miembro involucrado en la toma de la embajada de Estados Unidos en Teherán en 1979 enojó a los legisladores estadounidenses. El senador Ted Cruz propuso una ley que evite que Hamid Abutalebi, ahora un diplomático veterano, entre en los Estados Unidos. La administración del presidente iraní, Hassan Rohani, presentó una solicitud de visa estadounidense para Abutalebi, de quien se cree que es un moderado y un reformista.

Sin embargo, en una época era miembro del grupo Estudiantes que Siguen la Línea del Imán, que estuvo detrás de la ocupación de la embajada de Estados Unidos en noviembre de 1979, y la toma de 52 rehenes estadounidenses durante 444 días. El senador Cruz dijo que la legislación obligaría a Washington a negar visas a candidatos involucrados en actividades terroristas. “Es inadmisible que en nombre del protocolo diplomático internacional, Estados Unidos se vea obligado a albergar a un extranjero que mostró una brutal desconsideración por el status de diplomáticos cuando estaban asignados en su país. Esta persona es un terrorista”.

Los que conocen a Abutalebi dicen que no estaba presente durante la toma inicial de la embajada, ni tampoco en el núcleo del grupo que la ocupaba. El diplomático afirmó que solamente actuaba como traductor y negociador durante la crisis de los rehenes. Ha sido embajador de Irán en Australia, Bélgica, Italia y la Unión Europea. En septiembre pasado fue nombrado vicedirector de la oficina de asuntos políticos del presidente Rohani.

Su posible nombramiento en la ONU complicará aún más las negociaciones entre Teherán y la Casa Blanca, que buscó reabrir los canales diplomáticos desde la elección de 2013 de Rohani con el objetivo de frenar las ambiciones de Irán. Estados Unidos rompió los lazos diplomáticos con Teherán en 1980, y la misión iraní en la ONU se convirtió en un punto crucial de contacto entre ambos países. Barry Rose, el agregado cultural de la Embajada de Teherán en 1979, era uno de los rehenes. Dijo: “Si el presidente y el Congreso no condenan este acto de la república islámica, entonces nuestro cautiverio y el sufrimiento de 444 días fueron inútiles”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared