EL MUNDO › EL POLITOLOGO ARIEL AVILA ANALIZA EL ENFRENTAMIENTO DE ZULUAGA Y SANTOS DE CARA AL BALLOTTAGE

“Guerra a muerte entre los candidatos”

Avila explicó a Página/12 que el uribismo tiene mucho poder, que el electorado no analizó a la hora de votar que es un delito espiar información del Estado y que Santos no logró explicar la importancia del diálogo de paz.

 Por Katalina Vásquez Guzmán

Desde Bogotá

Faltan veinte días para la segunda vuelta de las presidenciales en Colombia y cada minuto es oro. Después de conocerse que Oscar Iván Zuluaga resultó ganador en las votaciones de este domingo, con el 29 por ciento de los votos frente al 25 por ciento que consiguió el actual presidente Juan Manuel Santos, se encendieron los motores para armar las alianzas de partidos, conquistar el electorado nacional, y por fin, dar a conocer las propuestas programáticas que quedaron en la sombra en medio de las denuncias por supuestos nexos con criminales en ambas campañas.

Ayer la Fiscalía insistió a la Procuraduría que entregue las pruebas que, se supone, Alvaro Uribe dio en días recientes tras denunciar que la campaña de Santos recibió dinero del narcotráfico. Del hacker contratado por el equipo de Zuluaga se sabe que sigue en manos de la Justicia, pero aún no se actúa judicialmente contra el candidato mismo. “Eso sería escandaloso, un desastre para esta época electoral y la democracia colombiana”, opina el politólogo Ariel Avila quien, en entrevista con Página/12, ofreció un análisis sobre lo que viene ad portas del ballottage.

Hasta ayer, ni la izquierda, ni los conservadores, ni la alternativa Alianza Verde, que sumaron más de cinco millones de votos en las urnas este fin de semana, anunciaron a cuál de las dos opciones se sumarán. El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, que ya había oficializado su apoyo a Santos, entregó ayer a sus hombres de confianza a la campaña del actual jefe de Estado. Jorge Enrique Rojas, Aldo Cadena y José Miguel Sánchez se retiraron del gabinete de Petro para “reforzar la Unidad Nacional de Juan Manuel Santos en el Frente Amplio por la paz. La alianza se creó con la esperanza de influir sobre el electorado de Bogotá y la Costa Atlántica, que busca que la presidencia de la República quede en manos del santismo”. Para Avila, investigador de la Fundación Paz y Reconciliación, la alianza Petro-Santos “salió muy mal, porque eso se hizo por debajo de la mesa. Recordemos que Santos venía de una guerra muy grande contra Petro (lo expulsó temporalmente de su cargo, recientemente), y no todo vale; entonces esto nos habla de cómo será la crisis”.

Avila explicó a este diario que, aunque los resultados eran predecibles a nivel general, en lo específico fueron extraños. Asegura que “es raro que un presidente en ejercicio pierda y que haya quedado tercero en Bogotá; también que Oscar Iván Zuluaga logre una votación tan impresionante. Lo interesante es que Zuluaga es un don nadie. Esto muestra que el uribismo tiene mucho poder, cala en los más pobres y los más ricos, como buen populismo, y Uribe sigue teniendo una fuerza y un poder impresionantes”.

En cuanto a los señalamientos delictivos en que están envueltos los candidatos, en especial con el video revelado por la Revista Semana sobre Zuluaga pidiendo información de cómo se están interceptando ilegalmente comunicaciones sobre las negociaciones de paz en La Habana, el investigador social opina que “la sociedad colombiana no castigó los escándalos. La campaña de Oscar Iván tuvo acceso a información del Estado, la difundió y la usó a su favor. Es un delito y a la sociedad no le importó. Esto significa que la sociedad no analizó a la hora de votar, y además que hay militares que le pasan información al uribismo, cuatro años después de que Uribe no esté más en el poder. O sea que el propio presidente (Santos) ha tenido instituciones que no logra controlar del todo”.

Para algunos, como la columnista Claudia Julieta Duque, “el 15 de junio Colombia elegirá presidente entre la cuarta y la quinta generación del crimen organizado”. Pasando por Uribe, Zuluaga y el mismo Santos, se aúnan acusaciones por delitos que van desde conformación de grupos paramilitares hasta ejecuciones extrajudiciales, escuchas ilegales, entrega indebida de subsidios agrícolas para campesinos a grandes hacendados, y relaciones con el narcotráfico. El debate, sin embargo, está puesto sobre el proceso de paz entre la comandancia de las FARC y una delegación del gobierno colombiano en Cuba.

“Suspender las conversaciones en La Habana significa que va a acabar el proceso de paz. Eso tiene que quedar claro ante los colombianos”, señaló ayer el presidente del Congreso, Juan Fernando Cristo, tras conocerse el anuncio del candidato Zuluaga de que, de llegar a ser mandatario, el 7 de agosto próximo suspendería los diálogos para condicionar a la guerrilla a un cese definitivo del fuego y ofreciéndoles seis años de cárcel. Para Avila, “nunca ha habido un proceso de paz tan avanzado ni unas FARC tan comprometidas. En la segunda vuelta se va a escoger entre la paz y la guerra. Los diálogos se chuparon todo el debate electoral. Este proceso de paz, si gana Oscar Iván, se acaba; las condiciones que pone son inviables. Si gana Santos, muy seguramente vamos a firmar la paz próximamente”.

Según el investigador, Santos no ha logrado explicarle al país la importancia de los diálogos. “Esta es una sociedad llena de prejuicios; y en las sociedades urbanas, que no son las que han padecido el conflicto, pero sí donde más se vota, no ganó el presidente. Si se firma la paz o no, a los urbanos no les cambia la vida a corto plazo.” Lo que sigue, según el analista, es que Santos recupere votos en Bogotá pues, según él, “el presidente en Colombia lo definen Antioquia, Bogotá y la Costa Atlántica, entonces a ambos candidatos les toca hacer un esfuerzo regional y a nivel político un cambio en sus campañas, porque el país necesita conocer sus programas, los logros de Santos en la presidencia, y ver más allá de la continuidad del proceso de paz. Sigue una guerra a muerte entre los dos candidatos”.

Compartir: 

Twitter
 

“Si gana Santos, muy seguramente vamos a firmar la paz próximamente”, afirma Avila.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.