EL PAíS › DEFINICIONES DE BINNER EN EL LANZAMIENTO DE ROY CORTINA PARA LA JEFATURA DE GOBIERNO

El macrismo queda para el ballottage

Según explicó Binner, la gente quiere un acuerdo entre FA-Unen y el PRO, pero en la segunda vuelta. El tema dominó el acto de presentación de Cortina.

 Por Miguel Jorquera

Que sí pero no. Hermes Binner se mostró predispuesto a un acuerdo entre el FA-Unen y el PRO, aunque para “el ballottage”. “Hay una vuelta que se vota con el corazón y una vuelta que se vota con la cabeza”, se justificó el precandidato presidencial del FA-Unen para no tirar más de la cuerda y poner su propio límite en la interna –que introdujo Elisa Carrió al proponer la ampliación del frente electoral con una alianza con el macrismo– y que cruza a la coalición electoral. Binner soltó esas definiciones en el lanzamiento del diputado socialista Roy Cortina como precandidato a jefe de Gobierno porteño, quien fustigó a la gestión macrista, criticó la frustrada “experiencia progresista” en la Ciudad y envió mensajes al interior de Unen cuestionando “la construcción mediática de candidatos”. La chaqueña también echó leña a la polémica en el acto socialista, al que envió una adhesión con la que saludó la candidatura de Cortina como parte de “una construcción colectiva y mucho más amplia”.

Binner llegó al porteño Café de los Angelitos para apoyar la candidatura de Cortina en la Ciudad. Pero las definiciones del santafesino en una improvisada rueda de prensa en el subsuelo del bar eclipsaron el lanzamiento. “Y es lo que quiere la gente”, respondió Binner cuando lo consultaron por un posible acuerdo con el PRO, aunque enseguida aclaró: “Es que (la gente) no quiere un acuerdo ahora sino en el ballottage”.

“Hay una vuelta que se vota con el corazón y una vuelta que se vota con la cabeza”, continuó el precandidato presidencial del socialismo para explicar su postura. “Esta primera elección –agregó Binner– tiene que ver con una propuesta política que hace el FA-Unen. Y consultar con la población en una segunda vuelta.” “Está dentro de las posibilidades, siempre una segunda instancia genera otro tipo de acuerdo. Nosotros estamos convencidos de que en la primera instancia se define la tendencia”, insistió Binner confiado en las posibilidades del FA-Unen de llegar al ballottage. Pero Binner también mostró cierto malhumor ante la persistencia sobre el tema. “Siempre escucho por qué el PRO sí y por qué otro no. Estamos entrando en una situación en la que todo el día estamos explicando por qué el PRO, no”, se quejó para volver a tomar distancia y plantear suspicacias sobre quién alimenta la polémica: “Como estrategia de campaña del PRO es fantástica”, sentenció.

Antes, Cortina había presentado su candidatura como “un aporte a la construcción colectiva de Unen”, que a su juicio “cambió el eje político y la polarización en la Ciudad”, “desplazando al kirchnerismo de la minoría en el Senado” y ubicándose como “alternativa al macrismo” en 2015. Una propuesta que llamó a construir en espejo con la experiencia santafesina del Frente Progresista. Luego esbozó su programa de campaña. Elabora “un borrador de un plan estratégico para la Ciudad” que contemplará la relación con los municipios del área metropolitana y que comenzará a debatir con 1500 instituciones, para generar “el protagonismo de los porteños” y su propuesta electoral.

Cortina repasó la frustrada “experiencia progresista” en la Ciudad que “le sirvió en bandeja” el triunfo al macrismo y cuestionó la “construcción de candidaturas mediáticas” en el interior de la alianza porteña. Además de Binner, desde las mesas también acompañaban a Cortina la líder del GEN, Margarita Stolbizer; los legisladores porteños Javier Gentilini (Proyecto Sur) y Maximiliano Ferraro (CCARI), representantes de los socialistas españoles, italianos y uruguayos. Carrió envió su misiva en la que destacó la “oportunidad histórica” para Unen de gobernar la Ciudad en 2015 e instó a construir una coalición “mucho más amplia”, como planteó a sus socios del FA-Unen.

Dedicado a dar respuestas por la polémica que desata en el FA-Unen un posible acuerdo con el PRO, Binner dejó pasar la oportunidad de brindar un respaldo más explícito al candidato socialista: “Hay que ver qué dicen las PASO”, respondió el santafesino a la pregunta si Cortina era el mejor precandidato de Unen en la Ciudad.

Cortina se defendió solo: “Yo conozco muy bien esta ciudad”, dijo el porteño y desempolvó su currículum como constituyente, legislador y ministro del Gobierno de la Ciudad, autor del proyecto de comunas y diputado nacional para contraponerlo con los laureles de sus adversarios en la interna de Unen. Tampoco dudó en ponerles nombre y apellido a los “candidatos mediáticos”: Alfonso Prat Gay y Martín Lousteau. “Construyó su candidatura polemizando en una tribuna cuando era parte del gabinete kirchnerista”, señaló sobre el ex ministro de Economía y uno de los mejores ubicados en los sondeos de la interna de la alianza porteña.

Compartir: 

Twitter
 

Hermes Binner acompañó al diputado Roy Cortina en el lanzamiento en el Café de los Angelitos.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.