EL MUNDO › LAS PRIORIDADES DE RENZI PARA LA UE

Asume Italia en Europa

Italia asumió ayer la presidencia de turno de la Unión Europea (UE) durante el segundo semestre de este año, en la que sus prioridades se centrarán en el control de la inmigración ilegal, el fomento del empleo juvenil y el desarrollo de políticas de crecimiento económico. Estas prioridades serán presentadas el próximo miércoles por el primer ministro italiano, Matteo Renzi (foto), quien desarrollará ante el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, las líneas principales de su gestión al frente de la UE.

Lo hará como el presidente de Gobierno más joven del continente y como el artífice de un profundo programa de reformas que, según ha prometido, pretenden nada menos que cambiar Italia en el plazo de mil días. El líder socialdemócrata, de 39 años, quiere que la Unión Europea aúne esfuerzos para fomentar el empleo juvenil, ámbito especialmente relevante en los estados mediterráneos como Italia, donde el 42,7 de los jóvenes no trabaja, o España, con una tasa de desempleo juvenil del 53,91 por ciento. El próximo semestre será también la oportunidad para Italia de trasladar a las instituciones europeas de forma más directa la grave situación que los países mediterráneos padecen con las masivas y trágicas llegadas de personas indocumentadas procedentes de las costas norteafricanas.

Países como Italia, España, Grecia, Chipre o Malta son puertas de entrada hacia Europea para miles de personas que todos los años intentan huir de la miseria o de los conflictos armados en sus naciones de origen.

En la actualidad, Italia financia un protocolo de salvaguardia marítima en sus aguas más meridionales –que son también frontera externa europea– denominado “Mare Nostrum”, que cuesta a las arcas del Estado 4 millones de euros al mes y cuya continuidad se encuentra actualmente en peligro. Además, como consecuencia de este constante goteo de personas, los centros de acogida italianos se encuentran saturados y las autoridades del país reclaman a Bruselas una mayor participación de la Unión Europea en dicha problemática, ya que –argumentan–, si afecta a Italia, también golpea a la UE en su conjunto.

Pero Italia pretende asimismo que para su presidencia sea un pilar importante conseguir que la Unión Europea otorgue una mayor flexibilidad en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento para aquellos países que pretendan contener su gasto público en plazos menos estrictos para facilitar a todos la salida de la crisis.

El primer ministro italiano ya planteó esta idea a la canciller alemana, Angela Merkel, durante un encuentro bilateral mantenido el pasado viernes tras la cumbre semestral de los líderes de los 28 países de la UE.

Renzi, durante el acto inaugural de esa cumbre europea, reclamó a Merkel poder interpretar de manera más laxa el Pacto de Estabilidad para poder llevar a cabo su programa reformista, algo que fue rechazado en un primer momento por la mandataria alemana.

Al día siguiente, Renzi y Merkel mantuvieron un encuentro bilateral calificado por el responsable italiano de políticas europeas, Sandro Gozi, como “muy positivo” porque, según afirmó, el primer ministro finalmente había “obtenido todo lo que quería: amplios espacios de maniobra en relación con la flexibilidad”. A esta reunión Renzi acudió con las fuerzas que le confirieron las urnas tras las elecciones europeas del pasado mes de mayo, en las que su formación, el Partido Demócrata, cosechó el 40,1 por ciento de los votos y se convirtió así en el más apoyado de toda Europa.

Italia actualmente se encuentra sumida en un profundo proceso de cambio, que requiere fondos para poder continuar con los planes reformistas del dirigente socialdemócrata.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.