EL MUNDO › DURO GOLPE A LOS ESFUERZOS DIPLOMáTICOS POR ALCANZAR UN CESE DE HOSTILIDADES DEFINITIVO

Se rompe la tregua entre Israel y Hamas

El gobierno israelí retiró a su delegación de El Cairo y bombardeó Gaza tras denunciar el disparo de cohetes contra su territorio. La facción palestina negó haber lanzado los cohetes. Fueron nueve días de relativa calma.

Las conversaciones moderadas por Egipto para lograr una tregua duradera entre Israel y Hamas colapsaron ayer luego de que el gobierno israelí retirara a su delegación de El Cairo y bombardeara la Franja de Gaza tras denunciar el disparo de cohetes contra su territorio. Tres personas, entre ellas una niña, murieron y cuarenta resultaron heridas en un ataque aéreo israelí sobre una casa de familia en el enclave palestino, informó Ashraf al Qedra, portavoz del Ministerio de Salud de Gaza.

La retirada de los negociadores israelíes ocurrió horas antes de vencer una tregua de 24 horas que debía durar hasta la medianoche y luego de que el ejército israelí denunciara que tres cohetes disparados desde la Franja de Gaza habían caído en su territorio, lo que puso fin a nueve días de relativa calma.

Hamas negó haber disparado cohetes y acusó a Israel de haber violado la tregua y de querer frustrar el proceso de diálogo. La decisión de Israel deja las negociaciones en El Cairo en el limbo y genera temores de una reanudación de la violencia a gran escala. “Las conversaciones en El Cairo se basaban sobre la consensuada premisa de un cese total de hostilidades”, dijo el vocero del gobierno israelí, Mark Regev. “Cuando Hamas rompe el cese del fuego, también rompe la premisa de las conversaciones en El Cairo. En consecuencia, el equipo israelí ha sido llamado de regreso como resultado del fuego de cohetes de hoy (por ayer)”, agregó el portavoz del primer ministro Benjamin Netanyahu, citado por la CNN.

Regev no quiso decir si el equipo volverá a El Cairo ni si Israel continuará con las conversaciones sobre un alto el fuego. Egipto no hizo comentarios, mientras que Hamas acusó a Israel de haber sido responsable del punto muerto en el diálogo. Los acontecimientos de ayer asestan un duro golpe a casi una semana de esfuerzos diplomáticos liderados por Egipto para poner fin definitivo a más de un mes de un desigual enfrentamiento entre Hamas y las fuerzas armadas de Israel.

El 8 de julio, el ejército israelí lanzó una ofensiva contra Gaza que incluyó una invasión terrestre y que mató a más de 2000 palestinos, en su mayoría civiles, e hirió a más de 10 mil, según autoridades palestinas y la ONU. Un total de 67 israelíes, todos soldados menos tres de ellos, murieron durante el pico de las hostilidades, que fueron las más letales y prolongadas entre Hamas e Israel y que disminuyeron la semana pasada, cuando Netanyahu retiró a sus tropas terrestres de Gaza e inició el proceso negociador en Egipto.

Hamas exige el fin del asfixiante bloqueo que Israel impuso a Gaza en 2007, mientras que Tel Aviv quiere garantías de que Hamas se desarmará y la Franja de desmilitarizará. Luego de acordar y extender varias treguas temporales desde la semana pasada palestinos e israelíes acordaron a último momento del martes prorrogar un alto el fuego un día más, en un intento por ganar tiempo y tratar de completar las negociaciones de El Cairo, plazo que expiraría en la medianoche de ayer.

Pero horas antes de vencer el alto el fuego, el ejército israelí dijo que tres cohetes disparados desde Gaza cayeron en descampados cercanos a la ciudad de Beersheva, la más grande del sur de Israel, sin causar daños ni víctimas. Más tarde, Israel denunció que interceptó otros dos proyectiles antes de que impactaran en su territorio. Casi inmediatamente, Netanyahu y su ministro de Defensa, Moshe Yaalon, dieron órdenes al ejército para que reanudara los bombardeos sobre la Franja.

“Los terroristas han violado el alto el fuego”, escribió el ejército en su cuenta de Twitter. Minutos después, el ejército israelí atacó varios puntos de Gaza. Según informó en un comunicado, en el que no reveló los lugares atacados, el portavoz militar israelí Peter Lerner indicó que “el ejército continuará atacando infraestructuras terroristas y eliminando su capacidad en Gaza para restablecer la seguridad en el Estado de Israel” en respuesta a cualquier agresión.

En tanto, el vocero de Hamas, Sami Abu Zuhri, negó que el movimiento islamista hubiese disparado cohetes y acusó a Israel de querer sabotear las conversaciones en Egipto. “No tenemos ninguna información sobre disparos de cohetes desde Gaza. Los raids israelíes buscan sabotear las negociaciones en El Cairo”, dijo Zuhri, citado por la agencia de noticias palestina Maan.

Más temprano, en un e-mail enviado a medios, Zuhri ya había acusado a Israel de llevar las conversaciones hacia un callejón sin salida. En el correo electrónico, el vocero reiteró la disposición de Hamas a seguir adelante con el proceso en la capital egipcia y advirtió al gobierno de Netanyahu de estar “jugando con fuego”. Desde El Cairo, Jaled al Batsh, dirigente del grupo islamista Jihad Islámica, justificó el revés en el hecho de que “Israel procura hacer fracasar las conversaciones y agitar la confianza entre la parte palestina y egipcia, debido a su intransigencia, el rechazo a las concesiones y a las demandas palestinas”.

El jefe de la delegación palestina en El Cairo, Azam al Ahmed, advirtió también que la violencia podría continuar y negó que haya habido avances en las negociaciones entre ambas partes.

Compartir: 

Twitter
 

Al menos tres personas murieron y cuarenta resultaron heridas en un ataque aéreo israelí en Gaza.
Imagen: afp
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.