EL MUNDO › MAXIME HAUCHARD FUE IDENTIFICADO COMO JIHADISTA

El verdugo francés

Hauchard aparece en el video de la decapitación del rehén norteamericano y varios soldados sirios. Según el fiscal de París, 376 franceses vinculados con la Jihad están en Siria e Irak.

 Por Eduardo Febbro

Desde París

Un jihadista francés de 22 años fue identificado por las autoridades en un video de 16 minutos difundido por el Estado Islámico (EI) y en el cual el grupo integrista sunnita muestra la ejecución de 18 pilotos de la fuerza aérea leal al presidente sirio Bashar Al Assad. En la parte final de ese video es donde se muestra el fin de la decapitación del norteamericano Peter Kassig, el quinto rehén asesinado por el EI luego de la primera decapitación del periodista estadounidense James Foley, el pasado 19 de agosto. Según las autoridades, dos ciudadanos franceses estarían entre los verdugos. Uno de ellos, Maxime Hauchard, alias Abu Abdallah Al-Farans, fue identificado por el Ministerio de Interior francés.

El titular de esta cartera, Bernard Cazeneuve, indicó que Hauchard era oriundo de una familia católica, que viajó a Siria en 2013 y que se convirtió al Islam cuando tenía 17 años. El segundo francés que estaría implicado en las ejecuciones aún no fue identificado. Maxime Hauchard no es un desconocido. En julio pasado, el canal BFM TV lo entrevistó. En ese reportaje, el jihadista francés contó que se unió al Estado Islámico en la ciudad siria de Raqa, que antes pasó por Mauritania, luego por un campo de entrenamiento para pasar después a Siria a través de Turquía como miembro de un grupo de acción humanitaria. El combatiente islámico también reveló que ya había participado en operativos de envergadura y que su principal objetivo era “ser un mártir”.

Los servicios de seguridad no tienen dudas de que, entre los mil franceses implicados en las redes radicales con lazos en Siria e Irak, entre los que viajaron a la región para pelear junto a movimientos islamistas hay muchos que participaron en las atrocidades atribuidas al Estado Islámico. Una fuente policial se refiere al caso de un francés que se encuentra actualmente arrestado y que ya confesó su intervención en operativos pesados. Según un especialista en movimientos islámicos citado por el diario Le Monde, la difusión del video con el catálogo de horrores que contiene no es un mero azar y obedece a la relación de fuerzas en el terreno. El experto Romain Caillet argumenta en Le Monde que “cada vez que el Estado Islámico pierde terreno o es derrotado, recurre a una ejecución para motivar a sus tropas, ejercer presión sobre quienes deciden y jugar con la moral de las opiniones occidentales”.

En los últimos días, el Estado Islámico sufrió varios reveses militares. En Kobane, la guerra por el control de esta ciudad siria de mayoría turca aún no fue ganada por el EI mientras que, en Irak, los bombardeos norteamericanos rompieron el cerco que el EI había establecido en torno de la refinería de petróleo de Baïji, situada a unos cien kilómetros al norte de Bagdad. Sin embargo, esto no ha modificado de manera decisiva la batalla en el terreno ni aminorado de manera visible las capacidades del EI. Como pudo hacerlo en su momento Al Qaida, el Estado Islámico consiguió que otros grupos de jihadistas que operaban en Libia, Egipto, Argelia y Yemen se unieran a él. En septiembre pasado, los integristas argelinos Los Soldados del Califato ejecutaron en Argelia y en nombre del EI al francés Hervè Gourdel.

El ministro francés de Interior hizo un llamado solemne a los jóvenes de su país para que no caigan en la tentación de la causa islamista. Bernard Cazeneuve les dice: “Llamo solemnemente a nuestros compatriotas, y particularmente a los jóvenes que son el blanco privilegiado de la propaganda terrorista, a abrir los ojos sobre la terrible realidad de las acciones del Estado Islámico y de los grupos afiliados que someten, martirizan y matan. Esos predicadores de odio deben ser mirados como lo que son: criminales que se erigen en sistema de barbarie”. Por lo pronto, las autoridades europeas se muestran muy preocupadas por el incremento constante de jihadistas del Viejo Continente que viajan a Irak o Siria. En septiembre pasado, el coordinador especial de la lucha contra el terrorismo, Gilles de Kerchove, estimó que alrededor de 3000 europeos se encontrarían en Irak y Siria, contra 2000 en el mes de julio. Según el responsable, “es muy probable” que ese flujo en aumento se deba a la progresión del Estado Islámico y a la proclamación del califato. La mayoría de esos ciudadanos europeos son oriundos de Gran Bretaña, Bélgica, Francia, Holanda, Alemania, Suecia y Dinamarca. En menor proporción, habría otros provenientes de España, Italia, Irlanda y Austria. En lo que atañe al caso concreto del jihadista francés descubierto ahora, Maxime Hauchard, el fiscal de París, François Molins, estimó que estaba “lejos de ser un caso ‘aislado’”. El fiscal reveló que de los 1132 franceses implicados con el jihadismo, 376 se encuentran en Siria e Irak, entre los cuales habría 88 mujeres y 10 menores.

Compartir: 

Twitter
 

Hauchard fue identificado por el gobierno francés.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.