DEPORTES › TENIS > LA PELEA ENTRE FEDERER Y WAWRINKA Y LA FINAL DE LA COPA DAVIS

Lo de los suizos no es secreto

A cuatro días del arranque de la definición de la Davis, en Lille, sobre polvo de ladrillo, el ambiente está recargado en el equipo helvético. Apuntan al número dos del mundo por esforzarse para vencer a su compatriota y provocarse la lesión.

 Por Sebastián Fest

Tensiones, dudas y ambiente recargado: la noche del sábado en Londres funcionó como una bomba de acción retardada en el equipo suizo de Copa Davis, que llega a la histórica final en Francia de una manera muy diferente a la que esperaba.

Con explosiones sucesivas de diversa intensidad entre la noche del sábado y ayer por la mañana, la épica semifinal del Masters ganada por el suizo Roger Federer a su compatriota Stanislas Wawrinka dejó malherido al equipo helvético, que es una sucesión de incógnitas de cara a la final que comienza el viernes en Lille.

Los problemas no pasan sólo por la lesión de espalda que determinó el domingo que Federer no jugara la final del Masters de Londres ante el serbio Novak Djokovic, sino que se extienden a importantes tensiones entre los dos principales jugadores suizos, que no es la primera vez que tienen desacuerdos.

Las miradas que se cruzaron ambos durante la semifinal del sábado dieron indicios de ciertos problemas, y en la noche del domingo el ex tenista John McEnroe, que estuvo en Londres como comentarista televisivo, reveló que “algo pasó en el vestuario entre Fed y Wawrinka”.

“Y duró buena parte de la noche”, completó el ex número uno del mundo, que no habla francés y podría no haber interpretado cabalmente lo que sucedió en la zona de jugadores del O2 Arena, una instalación en la que cada tenista cuenta con vestuario individual.

Otras fuentes hablaron sin embargo de una discusión a los gritos entre Federer y Wawrinka en el gimnasio tras el partido, que el primero ganó 4-6, 7-5, 7-6 (8-6) en dos horas y 48 minutos y tras salvar cuatro match-points.

Hacia el final del encuentro, con Federer sacando 5-5 en el tercer set, hubo un ríspido intercambio verbal entre Mirka, la esposa de Federer, y Wawrinka. Según lo que observaron varios fotógrafos en el estadio, la tensión entre la esposa de Federer y Wawrinka se disparó tras protestar el número dos suizo al juez de silla.

Wawrinka se quejó a Cedric Mourier de que Mirka gritó entre sus dos servicios. “Sólo pido que no lo hagas antes del saque”, fue la frase de Wawrinka quejándose de la esposa de Federer, según el prestigioso diario suizo Tages Anzeiger. El periódico gratuito 20 minutos añade que existe un audio en el que Wawrinka agrega un “ya hizo lo mismo en Wimbledon”.

Aunque los detalles precisos de lo sucedido en Londres no pudieron establecerse aún, no parece ser lo que necesita el equipo suizo en su intento de ganar por primera vez la Copa Davis. Wawrinka, visiblemente angustiado, se negó tras la derrota a hablar del incidente y dijo que no fue “nada especial” en el contexto de un “partido muy intenso”.

Federer abandonó ayer Londres para instalarse en Lille, aunque no confirmó cuál es su estado físico de cara a los individuales del viernes. “Recuperarse es ahora, por supuesto, muy importante. Voy a viajar a Lille y adaptarme (a la superficie de polvo de ladrillo) y recuperarme también como sea posible”, dijo el número dos del mundo a la web de la federación suiza.

“Espero poder volver el martes o miércoles a los entrenamientos. No queda mucho tiempo para el viernes y la meta es que puede jugar ese viernes”, añadió el tenista de 33 años. Suiza jugó la final de la Copa Davis por primera y última vez en 1992, cayendo 3-1 ante Estados Unidos. Federer, que a lo largo de su carrera fue reacio a jugar la Davis, se comprometió en 2014 para aprovechar el ascenso de nivel en el juego de Wawrinka, campeón del Abierto de Australia en enero.

Según Heinz Bühlmann, ex fisioterapeuta de la suiza Martina Hingis, Federer debió haber abandonado en su partido ante Wawrinka y reaccionó tardíamente al decidir no jugar la final ante Djokovic. “Claramente se asustó y se dio cuenta de en qué situación está”, dijo el médico al Basler Zeitung.

Bühlmann cree que, al forzar en exceso su espalda y querer ganar a toda costa ante Wawrinka, Federer dejó a Suiza sin buena parte de sus posibilidades de ganar la final ante el equipo de JoWilfried Tsonga y Gael Monfils.

“Soy escéptico, casi no puedo imaginarme que Federer esté en condiciones de jugar el viernes. Además de la terapia debería entrenarse. No puede aparecer sin haber entrenado y decir ‘hola amigos, aquí estoy’”, explicó.

“Una dificultad añadida es que Federer debe adaptarse de la cancha dura al polvo de ladrillo. Jugar allí requiere de un entrenamiento intensivo. Los franceses sabían lo que hacían cuando pusieron en polvo de ladrillo la final de la Davis en la semana posterior al Masters. Jugar en polvo requiere de mucha fuerza y de una gran forma física. Con Federer tengo mis grandes dudas de que eso sea posible.”

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.