DEPORTES › LE GANó CON SUFICIENCIA EN AVELLANEDA Y PELEA EL TíTULO DE PRIMERA

Independiente arrolló a Lanús

Se sobrepuso al tempranero gol del visitante, por intermedio de Romero, y lo dio vuelta con tantos de Penco, Montenegro, Lucero y Cuesta. Con la victoria quedó a tres puntos de River, a la expectativa de lo que pueda suceder el domingo.

Resultó un partido tremendamente atractivo, desde el arranque, cuando la corrida de Acosta y el toque de Romero al arco vacío –para señalar el único gol de Lanús– presagiaron un gran choque. En esos 15 minutos iniciales el equipo de los Barros Schelotto pudo haber convertido uno o dos goles más, pero pagó caro su imprecisión. A medida que Independiente fue haciendo pie en el terreno, controlando el medio y sacando rápido el balón del fondo, fue golpeando una y otra vez al visitante, que terminó con nueve jugadores por las expulsiones de Monteseirín y Velázquez. Con la victoria parcial, Lanús alcanzaba a River en la tabla, y por eso muchos más que los hinchas de Independiente celebraron el empate transitorio. Después, a medida que iban cayendo los goles, sólo los fanáticos rojos fueron celebrándolos. Cuando quedan tres fechas para terminar el certamen, cuatro equipos (River, Racing, Independiente y Lanús) están apretados en apenas tres puntos, dando la sensación de que cualquier cosa puede suceder.

Una vez que Lanús desperdició sus ocasiones de aumentar la ventaja, el conjunto rojo se lo hizo pagar muy caro dándole vuelta el marcador en apenas ocho minutos, primero con un ajustado cabezazo de Penco, anticipándose a Braghieri tras un centro de Pizzini, y luego con un remate bajo y esquinado de Montenegro, después de una gran atajada de Marchesín tras un remate al ángulo de Pisano; Mancuello tomó el rebote y cedió al veterano goleador, que así marcó su centésimo tanto en Primera.

Lanús pudo haberlo empatado con un tremendo disparo de Diego González que encontró una rápida respuesta de Rodríguez. La diferencia entre un equipo y otro estuvo en la contundencia, ya que los dos buscaron continuamente el arco rival y cometieron fallas en defensa, lo que hizo del partido un choque vibrante con abundantes emociones.

El conjunto granate no reaccionó en el segundo tiempo, que fue todo de Independiente, ya que entendió mejor el juego, ganó en solidez atrás y fue más profundo en ataque. Dispuso de las mejores chances de gol en los pies de Pizzini, Penco y Pisano, con un Montenegro muy metido en el partido. Desorientado, Lanús exhibió precariedad en el fondo, perdió fluidez en el mediocampo y arriba se apagaron Romero y Acosta; Melano nunca fue opción de gol. Las expulsiones de Monteseirín y Velázquez fueron el reflejo de la impotencia de un equipo al que el entrenador no ayudó demorando en exceso los cambios.

En los últimos minutos del partido, con el gol de Lucero y un cabezazo impecable de Cuesta, Independiente redondeó una goleada notable, acaso inesperada, que lo confirmó en carrera por el título, frente a un rival que no demostró en el campo de juego la robustez que acusa en la tabla de posiciones.

VER FICHA DEL PARTIDO

Compartir: 

Twitter
 

Independiente festejó la goleada y la confirmación de que sigue en carrera por el título.
Imagen: DyN
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.