EL PAíS › LA REUNIóN DEL RADICALISMO NO ARROJó DEFINICIONES Y ANUNCIARON UNA CONVOCATORIA A LA CONVENCIóN NACIONAL

El acuerdo fue patear todo para adelante

Elaboraron un documento de cinco puntos en el que acuerdan mantenerse dentro del FA-Unen, aunque redefiniendo su institucionalidad. No hubo señal de apertura hacia Macri o Massa, pero prometieron un “acuerdo de gobernabilidad”.

 Por Werner Pertot

En un cónclave en San Fernando, los radicales se dedicaron a lo que más les gusta: la interna. Luego de más de siete horas de debate en un coqueto salón los principales dirigentes del radicalismo dieron a conocer un documento en el que acordaron “respaldar una fórmula presidencial encabezada por un radical” (ya sea Julio Cobos o Ernesto Sanz) y mantenerse dentro del Frente Amplio Unen (FA-Unen), pero “redefiniendo su conducción, sus reglas de funcionamiento y su institucionalidad”. También dieron un amplio margen a los candidatos provinciales para hacer alianzas, como pedían José Cano o Gerardo Morales. Este último había propuesto una gran interna que incluyera a Mauricio Macri y Sergio Massa. No hubo señales de esto en el documento, pero sí anunciaron que van a llamar a un “acuerdo de gobernabilidad” entre las fuerzas opositoras. Por último, anunciaron que convocarán a la Convención Nacional de la UCR, que es el organismo que se ocupa de las alianzas. Todavía no tiene fecha.

El documento final del encuentro dejó todo abierto a la interpretación: los que buscan un acuerdo con otros partidos indicaron que nada prohíbe. Los que querían libertad de acción en sus provincias celebraron que se incluyó ese punto. Y quienes quieren cerrarles la puerta a Massa o Macri también lo leyeron a su favor.

Los dirigentes radicales llegaron al cónclave de ayer en el Club Náutico Punta Chica de San Fernando con tres posiciones diferentes. Por un lado, estaban Cobos y Ricardo Alfonsín, que se mostraron en contra de cualquier acuerdo con el PRO o el Frente Renovador. Por otro, los candidatos provinciales que buscaban libertad de acción en sus distritos. En ese sentido, Morales lanzó su propuesta de una gran interna de toda la oposición en las PASO con Macri y con Massa, que deje un único candidato opositor en pie para disputarle al kirchnerismo. La tercera postura es la de acordar con Macri. El titular del Comité Nacional de la UCR, Ernesto Sanz, blanqueó la semana pasada que le gustaría competir en una interna con el líder del PRO, algo en lo que venía trabajando en reuniones con macristas. Macri redobló la apuesta y dijo que estaba dispuesto a acordar con Sanz y con Elisa Carrió. Presionado por diversos sectores de la UCR, Sanz convocó a una “reunión de consulta”.

A la cumbre de San Fernando se acercaron más de 70 dirigentes, que vinieron desde Tierra del Fuego a Salta. Antes de comenzar la discusión, degustaron un gulash de pollo (no hubo tartitas de ricota, en memoria de la Convención de 2011 en la que sirvieron de objetos arrojables entre los correligionarios). Sanz tuvo una conversación previa junto con Cano, Morales, Cobos y Angel Rozas. Allí conversaron sobre un eventual llamado a la Convención Nacional, algo que le vienen reclamando a Sanz hace tiempo.

Luego abrieron una extensa ronda de oradores que comenzó cerca de las 14 y seguía bien entrada la noche. Sanz condujo el encuentro como moderador y cada uno iba pasando al micrófono. Así, Cobos expuso su oposición a cualquier tipo de alianza con otros candidatos, arengó a sus correligionarios para que apoyen a un candidato radical y al FA-Unen. “Si no estamos convencidos, seguro vamos a perder”, sostuvo el ex vicepresidente. Morales propuso la súper-interna de la oposición: Massa, Macri y FA-Unen. El cordobés Oscar Aguad defendió la alianza con Macri como forma de ampliar y fortalecer el FA-Unen.

El documento que consensuaron y difundieron mientras seguía la lista de oradores no da una definición tajante en materia de alianzas:

1. Resolvieron “ratificar la construcción del Frente Amplio Unen, redefiniendo su conducción, sus reglas de funcionamiento e institucionalidad, con el objetivo de su fortalecimiento”. Esto significa que, de ahora en más, el radicalismo hará valer su peso territorial sobre los aliados más pequeños. Buscará acordar un mecanismo de conducción que evite que se siga transmitiendo la imagen que ayer Morales definió como “una bolsa de gatos” o “un rejunte”.

2. Asumieron “el compromiso de respaldar una fórmula presidencial encabezada por la UCR”, ya sea el candidato vencedor Cobos o Sanz.

3. Consensuaron “fortalecer la territorialidad de la UCR. Las provincias –ejerciendo una autonomía concertada con el Comité Nacional– podrán realizar los acuerdos necesarios para apoyar a las candidaturas radicales a las gobernaciones, al Congreso de la Nación y a las intendencias”. Este era el punto planteado por los candidatos locales. Da libertad de acción, pero “concertada con el Comité Nacional” que conduce Sanz. En la práctica, implica que seguirá habiendo ciertas tensiones entre los armados locales y el nacional, pero los candidatos locales se fueron contentos.

4. Como sucedáneo de la propuesta de Morales, resolvieron “plantear a todas las fuerzas de oposición que compitan con la UCR un acuerdo de gobernabilidad que incluya un compromiso programático parlamentario”. Algunos correligionarios subrayaron que no se trata de una alianza ni de una interna, sino un acuerdo de toda la oposición para apoyar un paquete de leyes, gane quien gane. Sin embargo, algunos lo leían como un primer paso hacia las alianzas con otros sectores.

5. Por último, decidieron “realizar una convocatoria a la Convención Nacional a través de los organismos partidarios pertinentes en el plazo más breve posible”. Sin embargo, no se fijó fecha para ese encuentro, que es donde se resolverán realmente las alianzas.

El documento final dejó abiertas las distintas posibilidades: si más adelante resuelven acordar con Macri pueden argumentar que es para “fortalecer Unen”. Si no lo hacen, pueden decir que en ese documento ya habían descartado otras alianzas. Los distintos participantes del encuentro coincidieron en que el clima fue relativamente calmo en la reunión y en que todos expresaron sus posiciones, de momento, sin doblarse ni romperse.

Compartir: 

Twitter
 

Angel Rozas, Ernesto Sanz, Julio Cobos y José Cano conversan antes de que arranquen las deliberaciones en San Fernando.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.