EL MUNDO › A LA ESPERA DE LA VISITA DE LA TROIKA DE ACREEDORES PARA CERRAR EL TERCER RESCATE

Grecia pide un nuevo crédito al FMI

El FMI insistió en establecer claramente su papel en las discusiones sobre el tercer rescate antes de que sus representantes lleguen a Atenas. El Fondo tiene la intención de llevar a cabo sus propias inspecciones económicas.

Grecia solicitó formalmente una nueva línea de crédito al Fondo Monetario Internacional (FMI), que de aceptar se sumaría a las instituciones europeas que participarán en las negociaciones para habilitar el tercer rescate financiero de ese país. Además, la troika debió posponer su visita a Atenas debido a la falta de una invitación formal al FMI para participar en las negociaciones por separado, tal como lo requieren los protocolos formales. En dicha visita, los representantes de las instituciones se reunirán con funcionarios helenos para analizar y evaluar el estado de la economía de ese país.

El ministro de Finanzas griego, Euclidis Tsakalotos, envió una carta a la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, en la que expresa que Atenas se compromete a aplicar una serie definida de políticas. “De esta forma, fortaleceremos la sostenibilidad fiscal y la estabilidad financiera, así como el crecimiento a largo plazo”, señaló Tsakalotos en la misiva. En el escrito, el titular de la cartera económica recalca que estas políticas, algunas de las cuales ya fueron convertidas en ley, pretenden sobre todo repartir los costos del ajuste económico de una manera justa, de forma que puedan corregirse los golpes que recibió la economía griega durante los últimos meses. No obstante, aclara que será necesario que pase mucho tiempo antes de que la economía pueda responder de manera positiva a estos retos para regresar a la senda del crecimiento de una forma socialmente justa.

El FMI exigió un pedido formal de Grecia para poder participar activamente en las negociaciones, que si bien deberían haber comenzado ayer se estima que no empiecen hasta el próximo lunes. Sin embargo, todavía se está discutiendo el lugar y el programa de las reuniones. El FMI insistió en establecer claramente su papel en las discusiones sobre el tercer rescate antes de que sus representantes lleguen a Atenas. Según señalan los periódicos financieros de Grecia, el organismo de crédito internacional tiene la intención de llevar a cabo sus propias inspecciones económicas siguiendo su propia agenda, por separado de las delegaciones europeas. El FMI defiende que la deuda griega es insostenible y que debe ser reestructurada para que el rescate tenga posibilidades de éxito. Sin embargo, la contraparte europea no registró avances por el momento al respecto.

En un principio estaba previsto, aunque no confirmado oficialmente, que los técnicos de la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE), el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y el FMI comenzaran el viernes sus reuniones en Atenas, con el objetivo de cerrar un tercer rescate antes del 20 de agosto. Sin embargo, surgieron una serie de contratiempos, como el hecho de que el FMI no recibiera una invitación por separado, como lo requieren sus reglamentos, algo que podría haber cursado ayer mismo o el próximo lunes.

Los técnicos se reunirán con los funcionarios del gobierno griego con el fin de evaluar el estado de la economía griega y confirmar la aplicación de las reformas necesarias, pero no tendrán acceso a los ministerios, como era habitual durante el gobierno anterior. Uno de los motivos de roces con el nuevo Ejecutivo griego del izquierdista Alexis Tsipras se debió precisamente al hecho de que el gobierno no facilitó el libre acceso a todos los ministros. Entre los problemas que surgieron, ahora está el hecho de que el FMI exige que las reformas que se acuerden en este tercer rescate, por un total de 86.000 millones de euros durante un trienio, sean aplicadas antes del desembolso del dinero, algo a lo que Atenas se resiste. El gobierno griego tiene la intención de cerrar la ronda de negociaciones antes del 12 de agosto, cuando los términos del préstamo tienen que ser aprobados por los ministros de Finanzas de la zona del euro. El 20 de agosto, en tanto, Grecia tiene que hacer un pago de 3200 millones de euros al BCE.

Ante la llegada del nuevo cuarteto de instituciones, el primer ministro griego mantuvo ayer una conversación telefónica con el presidente francés, François Hollande, quien le felicitó por haber aplicado los dos paquetes de reformas acordados en Bruselas como requisitos previos antes del comienzo de las negociaciones. Al respecto, ambos líderes subrayaron la importancia de que los compromisos recogidos en el texto acordado en la cumbre de la Eurozona sean aplicados al pie de la letra.

En las últimas dos semanas, el Parlamento griego aprobó dos paquetes de reformas neoliberales exigidas por los socios de la Eurozona como condiciones previas antes de poder iniciar las negociaciones propiamente dichas. El tratamiento de las medidas en el Parlamento provocó la fractura de la coalición gobernante, Syriza, así como también protestas ciudadanas en las que se registraron algunos disturbios e intervinieron las fuerzas de seguridad.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente griego (centro) recibe al premier Tsipras (der.) y a líderes políticos.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.