EL MUNDO › POR LA CRISIS ENTRE COLOMBIA Y VENEZUELA

Encuentros postergados

La reunión de cancilleres de la Unasur para abordar la crisis fronteriza entre Venezuela y Colombia, que en un principio se iba a realizar hoy en Quito, fue postergada y posiblemente se efectuará el 8 de septiembre, según informó ayer Xavier Lasso (foto), el canciller ecuatoriano en funciones.

En declaraciones al portal informativo de Internet Ecuadorinmediato, Lasso indicó que la gira que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y una comitiva de su gobierno efectúa a Vietnam y China, obligó a postergar la cita en Quito, donde se encuentra la sede de la Secretaría General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Lasso afirmó que “es imposible” la reunión para hoy por la ausencia de una de las partes en conflicto e insistió en que la fecha del 8 de septiembre surge como probable tras una propuesta efectuada por el gobierno venezolano, que aún debe ser aceptada por el ejecutivo de Bogotá.

“Vamos a ver si Colombia acepta el ocho”, agregó Lasso al precisar que este tema se trató en una conversación con Rodolfo Nin Novoa, canciller de Uruguay, país que preside el bloque hasta abril de 2016. El mandatario venezolano ordenó cerrar parte de su frontera con Colombia el pasado 19 de agosto, después de que tres militares y un civil resultaran heridos en un ataque de supuestos contrabandistas en la zona limítrofe por el Táchira a lo que sumó, dos días después, el decreto de estado de excepción en la zona.

El cierre fronterizo fue ampliado a la totalidad de los municipios que colindan con Colombia pertenecientes al estado del Táchira el viernes pasado, dentro de la lucha que mantiene el gobierno contra el contrabando y el hampa en la zona.

Las declaraciones del canciller ecuatoriano sobre la postergación de la fecha para la reunión de Unasur se dieron en un momento en que el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), reunido ayer en sesión extraordinaria a petición de Colombia, decidió no abordar la crisis fronteriza, como había propuesto el gobierno colombiano.

La canciller colombiana, María Angela Holguín, afirmó que el rechazo de la OEA a convocar una reunión de cancilleres para debatir la crisis fronteriza con Venezuela no es una derrota para su país y que quien pierde es el sistema interamericano.

Venezuela, que sí aceptó una reunión de cancilleres de la Unasur sobre esta crisis, rechazó que el tema sea discutido en la OEA al considerar que ese organismo tiene una “lamentable y frustrante historia ante situaciones complejas entre los Estados miembros”.

Ecuador, Bolivia, Nicaragua, Argentina y Brasil secundaron a Venezuela en esa postura y defendieron que Unasur es el foro donde debe abordarse esta crisis porque, a su juicio, se ha demostrado más eficaz que la OEA ante los conflictos en la región.

Por su parte, el gobierno de Panamá ayer se declaró preocupado por una “división” entre los miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) que impidió este lunes acordar un debate continental sobre el conflicto en la frontera entre Venezuela y Colombia. “A Panamá le preocupa una OEA dividida y por ello optó por seguir buscando el consenso”, manifestó la Cancillería panameña en un posicionamiento oficial en el que instó al diálogo entre los países, a pesar de que en el órgano interamericano se abstuvo de apoyar la propuesta de una reunión de cancilleres.

Colombia propuso que los cancilleres de los 34 países del organismo interamericano abordaran lo que considera una “grave crisis humanitaria”, con “deportaciones arbitrarias y maltratos” a sus ciudadanos por parte de Venezuela en la frontera que comparten. Pero el Consejo Permanente de la OEA, reunido ayer en sesión extraordinaria, rechazó la iniciativa por haberse alcanzado sólo 17 de los 18 votos a favor requeridos; 5 países se mostraron en contra, 11 se abstuvieron y hubo una ausencia.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.