EL MUNDO › PODRIAN VERSE PARA RESOLVER LA CRISIS FRONTERIZA

Santos y Maduro bajan el tono

El diálogo directo entre los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, se abrió ayer paso como fórmula para la solución de la crisis fronteriza que desde hace dos semanas tensa la relación bilateral y alerta a los organismos regionales.

Santos respondió a un mensaje de Maduro a reunirse cara a cara, reiterando que está dispuesto a encontrarse con él para discutir los problemas que llevaron al líder venezolano a ordenar el pasado 19 de agosto el cierre del principal paso fronterizo común, medida que antecedió a la deportación de más de mil colombianos. “Ha sido siempre parte de mi talante, parte de mi forma de administrar nuestras relaciones exteriores y sobre todo de administrar unas relaciones tan difíciles, como han sido las relaciones con Venezuela, el privilegiar el diálogo y la diplomacia”, dijo el mandatario colombiano.

El gobierno de Venezuela tomó la medida de cerrar la frontera y declarar el estado de excepción en parte del estado de Táchira aduciendo contrabando y presencia de paramilitares. Fue después de que tres militares murieran en una emboscada de supuestos paramilitares.

Santos planteó sin embargo tres condiciones para verse con su colega. La primera es la apertura de un “corredor humanitario” para que más de 2000 niños que viven del lado venezolano de la frontera y estudian en la ciudad colombiana de Cúcuta puedan asistir al colegio. El segundo punto es que las autoridades venezolanas autoricen la recuperación de las pertenencias que dejaron atrás los deportados. Y por último, el mandatario colombiano exigió que su vecino cumpla con los protocolos mínimos y no se maltrate a los colombianos que van a ser deportados de Venezuela.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.