EL MUNDO › ARGENTINA Y BRASIL AYUDAN A COLOMBIA Y VENEZUELA

Con ánimo de mediar

Los cancilleres Héctor Timerman y Mauro Vieira estuvieron con su par colombiana, María Angela Olguín, y hoy se reunirán con la venezolana Delcy Rodríguez. Venezuela abrió un paso para los estudiantes.

Argentina y Brasil se ofrecieron a mediar entre Colombia y Venezuela en busca de la apertura de un canal de diálogo para superar la crisis fronteriza que atraviesan esos países. Así se lo transmitieron ayer los cancilleres argentino y brasileño, Héctor Timerman y Mauro Vieira, a su par colombiana, María Angela Olguín. Hoy le harán el mismo ofrecimiento a la responsable de la diplomacia venezolana, Delcy Rodríguez.

“María Angela Olguín recibió en Bogotá a los cancilleres de Brasil y Argentina, quienes viajaron enviados por las presidentas Dilma Rousseff y Cristina Fernández de Kirchner, con el objetivo de conocer más de cerca la situación en la frontera entre Colombia y Venezuela y expresar su disposición a promover un diálogo entre esos dos países”, explicó la cartera de conduce Timerman.

Los cancilleres de Brasil y Argentina le informaron también a Olguín sobre el viaje que realizarán a Caracas para reunirse con Delcy Rodríguez “con los mismos fines” que tuvo su visita a Bogotá. Según destacó la Cancillería, “Timerman y Vieira buscan promover y profundizar el diálogo entre las partes dada la importancia que asignan a la unidad de la región y a la solución pacífica y negociada de las diferencias.”

Entre tanto, el gobierno venezolano abrió un corredor para permitir el paso de decenas de niños y jóvenes que estudian en Colombia puedan volver a clases, algo que el gobierno colombiano había exigido para abrir una instancia de diálogo sobre el problema. El vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, anunció ayer que la apertura del corredor fronterizo facilitará el tránsito de por lo menos 350 escolares. “Es importante destacar que los niños que estudian en Colombia están saliendo por el puente de San Antonio de Táchira, en autobuses, en dos horarios en la mañana y en la tarde”, aseguró. Las autoridades colombianas celebraron la medida. “La educación de los niños y jóvenes debe estar por encima de cualquier interés político”, señaló la ministra de Educación, Gina Parody. “Por eso hoy celebramos la apertura de este corredor humanitario que garantizará este derecho fundamental y permitirá contrarrestar el alto ausentismo que se presenta en colegios y universidades de la zona fronteriza”, dijo.

El mandatario venezolano había ordenado el cierre de los pasos a Colombia hace dos semanas, después de que un enfrentamiento de contrabandistas con militares dejara dos uniformados heridos. Según la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, 15.175 colombianos regresaron por su propia cuenta al país procedentes de Venezuela desde que comenzó la crisis fronteriza, a los cuales se suman al menos 1355 deportados.

El lunes, durante la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) celebrado en Washington, Colombia pidió convocar a los cancilleres de los 34 países de ese bloque para analizar la situación. Argentina y Brasil fueron parte de los once países que rechazaron esta propuesta con el argumento de que ese organismo tiene una “lamentable y frustrante historia ante situaciones complejas entre los Estados miembros”. En cambio, Venezuela acudió a las Naciones Unidas (ONU) y a la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) para pedir el apoyo que permita solucionar los problemas fronterizos con Colombia.

El jueves, Maduro se reunió en Beijing con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para explicar detalladamente los problemas que su país argumenta que existen en los 2219 kilómetros que comparte con el vecino país. Además, el mandatario se dirigió con dureza al secretario general de la Unasur, el colombiano Ernesto Samper, a quien dijo que le tiene un gran aprecio pero lo criticó por no haber atendido la invitación de Venezuela para evaluar la situación fronteriza en ese bloque regional. El secretario general de Unasur respondió a Maduro invitándolo a que se reúna con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos “en un sitio emblemático para poner fin a las diferencias ente sus gobiernos”. Ante las dificultades para solucionar el tema en una instancia regional, ahora los gobiernos de Brasil y Argentina se ofrecieron para mediar.

Compartir: 

Twitter
 

Los cancilleres argentino y brasileño, Timerman y Vieira, se reunieron con la colombiana María Angela Olguín.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.