EL MUNDO › ROBERTO JIMENEZ, SECRETARIO DE EMIGRACION DEL PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAñOL (PSOE)

“La unidad de España no se negocia”

A tres semanas de los comicios generales, Jiménez confía en la victoria de Pedro Sánchez para profundizar las políticas sociales y hacer una reforma constitucional. El político socialista rechaza el proceso independentista catalán.

 Por Mercedes López San Miguel

Roberto Jiménez es un político en campaña, y como tal, arroja una frase categórica nada más empezar la conversación con este diario: “Tengo la absoluta certeza de que los españoles van a elegir entre Pedro Sánchez o Mariano Rajoy”. De este modo, el secretario de Emigración del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) destaca la candidatura presidencial socialista y la del gobernante Partido Popular (PP), a la vez que minimiza el peso de formaciones novedosas como Podemos y Ciudadanos, de cara a los comicios del 20 de diciembre.

El sondeo de Metroscopia publicado ayer en El País ubica al PP, el PSOE y Ciudadanos –partido catalán de centroderecha– con una intención de votos similar, con lo que no hay un claro ganador (ver recuadro). En momentos en que Cataluña intenta avanzar en un proceso de independencia, Jiménez se indigna argumentando su rechazo y defendiendo la unidad de España. El abogado de profesión estuvo en Buenos Aires manteniendo contactos con políticos de todos los sectores, exceptuando del PRO, “por tratarse de un partido de derecha”.

El 9 de noviembre, el parlamento catalán aprobó por mayoría una resolución independentista para dar comienzo al proceso de ruptura con España. Dos días después, el Tribunal Constitucional suspendió la resolución dando lugar al recurso presentado por Rajoy, apoyado por el PSOE y Ciudadanos. Pese al veto, el gobierno catalán dijo que seguirá adelante con su plan. Jiménez explica por qué su partido forma parte del bloque antisecesionista. “Es la defensa de la legalidad vigente, la Constitución y las leyes. Cataluña forma parte de España, y ninguna región puede tomar esa decisión unilateralmente. Imagínese usted que mañana la ciudad de Buenos Aires dice que no quiere formar parte de Argentina. La unidad de España no es negociable.”

El 27 de septiembre ganó las elecciones catalanas la coalición Juntos por el Sí, que nuclea a los partidos soberanistas, tanto de izquierda como de derecha. El gobernador regional Artur Mas planteó los comicios en clave plebiscitaria. Su alianza ganó una mayoría de escaños, aunque no obtuvo más del 50 por ciento de los votos (ver aparte). Sus detractores le achacan que un 48 por ciento de sufragios es insuficiente para ganar el plebiscito soberanista. Entre ellos Jiménez. “¡No puedo entender que se plantearan esas elecciones como plebiscitarias! Los nacionalistas ponen esta dinámica en marcha para hacer la estrategia del calamar: tirar la tinta para ocultar los fenómenos de corrupción en Cataluña y la nefasta gestión de los últimos años.”

A la ola independentista se suma el partido Bildu en el País Vasco, dado que está planteando realizar un consulta independentista el año que viene. El dirigente socialista señala que su formación tampoco va a acceder a ese reclamo. Por otro lado, plantea una reforma de la Carta Magna para ir hacia un mayor federalismo. “Pensamos federalizar más el ámbito de las competencias de las comunidades y que se vote entre todos los españoles.”

Podemos y Ciudadanos captan a los votantes desencantados con el PSOE y el PP, respectivamente. ¿Cuál es la estrategia socialista para reconquistar ese voto?. “Podemos y Ciudadanos no van a ser las que lideren un gobierno –responde Jiménez–. En el caso de Podemos va a quedar en una suerte de Izquierda Unida (IU) refundada. Hace un año, Podemos parecía una ola que podía superar al PSOE, hoy no. Al final va a ocupar un espacio que era tradicionalmente el que tenía IU, muy respetable, pero no es una fuerza con vocación mayoritaria. En el caso de Ciudadanos, es verdad que le está viniendo bien el debate del fenómeno catalán, pero cuando llegue la hora de la verdad los españoles van a optar por fuerzas que sepan que pueden gobernar, que tienen estructura.”

En esa línea crítica con las fuerzas emergentes, Jiménez desestima a los dos partidos que modificaron el mapa político español. “Ciudadanos y Podemos tratan de presentarse como el cambio, pero conforme se acercan las elecciones y hay que presentar las propuestas, ahí tienen problemas. Plantean propuestas sencillas a problemas complicados, eso es demagogia.”

El gobernante PP sostiene que se superó lo peor de la crisis en España y muestra números de la macroeconomía. El Secretario de Emigración los cuestiona. “Teniendo en cuenta que hay menos gente trabajando que hace cuatro años, que hay más de 500 mil muchachos y muchachas entre 18 y 30 años que han tenido que salir al exterior, que buena parte de los que están trabajando tienen salarios inferiores al 2011, cuando el PP llegó al gobierno. El PIB está creciendo, pero al conjunto de la ciudadanía no le llega. El crecimiento está sustentado en la bajada del precio del petróleo y en las políticas monetarias agresivas del Banco Central Europeo.” Y agrega Jiménez: “El PP redujo los salarios; antes en España cuando hablábamos de mileuristas era la escala laboral más baja, ahora no podemos decir eso, hay contratos temporales, mucha gente que trabaja por menos de mil euros. Eso significa la pérdida de dignidad”.

Se le recuerda a Jiménez que el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero empezó a aplicar políticas de ajuste. “Al gobierno de Zapatero lo juzgaron los electores en las pasadas elecciones y tenemos que mirar hacia adelante. Los errores que se produjeron ya fueron admitidos por los actores principales. Por otro lado, ese gobierno tuvo aciertos: impidió que a España se la rescatara, permitió que muchos colectivos marginados tuvieran derechos y libertades, y acabó con la organización terrorista ETA”.

A la hora de mirar el futuro cercano, cuando faltan tres semanas para las elecciones generales, Jiménez explica la propuesta del PSOE en materia económica. “Crecimiento justo, profundización de las políticas sociales, y decencia en la actuación política para garantizar la honestidad de las actuaciones y la transparencia.” Y repasa de memoria puntos clave del programa partidario. “Creer en las personas para que generen productos con un mayor valor agregado, poner en marcha una reforma fiscal que permita gravar más a las corporaciones que tributan menos y garantizar un mínimo vital para las personas que no tengan subsidio de desempleo.”

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

“Hace un año, Podemos parecía una ola que podía superar al PSOE, hoy no”, señala Jiménez.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.