EL MUNDO › HOY EL GOBIERNO DE DILMA BUSCA APOYOS PARA APROBAR LEYES CLAVE

Cruciales negociaciones del PT

La prioridad del Planalto será sumar votos para autorizar un déficit del orden de los 13.500 millones de dólares. “Tenemos confianza en que el Congreso va a anteponer los intereses de Brasil”, declaró el ministro Edinho Silva.

 Por Darío Pignotti

Página/12 En Brasil

Desde Brasilia

El gobierno retoma hoy las negociaciones en el Parlamento para aprobar leyes cruciales, como la que autoriza el déficit presupuestario, propuesta recibida con desinterés por parte de la oposición enfrascada en sus intrigas para desestabilizar a Dilma Rousseff, que ayer llevó a cabo una agenda de trabajo en París donde participa en la Conferencia sobre Cambio Climático.

“Tenemos confianza en que el Congreso va a anteponer los intereses de Brasil y que las medidas serán aprobadas” declaró el ministro Edinho Silva, de Comunicaciones, al explicar la prioridad del Planalto: sumar votos para autorizar un déficit del orden de los 13.500 millones de dólares. Ante el riesgo del boicot opositor que impida aprobar el déficit, Dilma ya firmó, antes de embarcar a Europa, un decreto que congela 2700 millones de dólares los gastos estatales, por lo cual el gobierno sólo dispondrá de dinero para salud, educación y algunas otras áreas vitales fijadas por la Constitución.

En razón de la emergencia económica, “la presidenta decidió cancelar sus viajes a Vietnam y Japón (gira que comenzaría mañana) porque el gobierno no puede empeñar nuevos gastos” explicó el Planalto en un comunicado.

El origen de este sobresalto económico es, en rigor, político. Desde el miércoles de la semana pasada el gobierno perdió a uno de sus principales operadores parlamentarios, el senador Delcidio Amaral, que fue detenido por orden del Supremo Tribunal Federal, acusado de obstruir las investigaciones de la causa por corrupción en perjuicio de la petrolera estatal Petrobras.

Hombre consultado habitualmente por Dilma, el parlamentario Amaral, fue detenido junto a su presunto cómplice, el joven André Esteves (ver recuadro), quien en poco más de una década saltó de empleado a dueño del Banco BTG Pactual. El miércoles, horas después de las detenciones, las acciones de BTG Pactual bajaron 21 puntos.

Golpismo ilustrado

El escándalo causado por el arresto del senador Amaral, del Partido de los Trabajadores, animó al campo desestabilizador que intentó, sin lograrlo, impedir el viaje de Rousseff a la conferencia ambientalista de París.

El ex presidente Fernando Henrique Cardoso, líder del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) que se comporta como un golpista ilustrado, recomendó que Dilma permanezca en Brasilia y volvió a sugerirle que renuncie. Argumenta Cardoso que la salida a empujones de la presidenta no es golpe, una tesis asumida como propia por el conjunto de los medios.

A pesar de las recomendaciones de Cardoso, Dilma viajó el viernes a la capital francesa, donde ayer sostuvo varias reuniones de trabajo, una de ellas con su colega boliviano Evo Morales y está previsto que mantenga otra con el mandatario ecuatoriano Rafael Correa.

Menos elegante que Cardoso el jefe de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha, del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), un golpista tosco, anunció que esta semana puede reactivar el impeachment contra la presidenta. Se trata de una iniciativa que el propio Cunha había anunciado sería retomada después del carnaval de 2016.

Al reinstalar esa amenaza de golpe parlamentario o “a la paraguaya”, según lo definió Dilma, el diputado Cunha, respaldado por la Bancada de la Biblia (evangélicos) busca generar una cortina de humo que le permita diferir un proceso en el Consejo de Etica parlamentaria donde él es investigado por sus cuentas bancarias en Suiza donde escondió dinero que al parecer proviene del “Petrolao”. Una encuesta publicada ayer por la consultora Datafolha dice que el 81 por ciento de los brasileños quieren la casación de Cunha, que pese a su baja popularidad también cuenta con el apoyo de la Bancada de la Bala, integrada por dipupolicías que responden al lobby de los fabricantes de armas.

No se descarta que este fin de semana miembros del PSDB de Cardoso y el PMDB de Cunha se hayan reunido para acordar una embestida combinada contra Dilma a partir de hoy.

En el Palacio del Planalto se aprestan a responder la escalada destituyente que podría reiniciarse esta semana enmarcada en el escándalo del senador Amaral, pese al desgaste de la causa golpista demostrada en la baja concurrencia de las últimas marchas por el impeachment.

Fuentes del gobierno admitieron la perplejidad de la mandataria al tomar conocimiento de que el senador fue grabado mientras hablaba del plan para que un ex ejecutivo de Petrobras se fugue a España, vía Paraguay, en un jet particular posiblamente financiado por el banquero Esteves.

Todo indica que Amaral y Esteves urdieron esa idea como forma de silenciar al ex directivo de la petrolera Néstor Cerveró, dado que ambos estarían implicados en negocios ilícitos a costillas de Petrobras. El silencio de Dilma, que desde el miércoles evitó hablar con la prensa, es inusual en ella como también lo es este nuevo momento de la crisis iniciada en enero. al comenzar su segundo mandato.

Probablemente Dilma calla porque ahora, por primera vez desde que se destapó el “Petrolao”, el implicado Amaral es un político próximo a ella, alguien con quien se reunía casi semanalmente para delinear la estrategia del Ejecutivo en el Senado.

Pero pesar de la proximidad política de Dilma con el congresista preso nadie, ni siquiera la oposición, considera que ella se haya mezclado en sobornos o contratos fraudulentos.

Compartir: 

Twitter
 

Dilma Rousseff viajó a París para participar en la Conferencia sobre Cambio Climático.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.