EL MUNDO › ARRANCA LA CAMPAÑA ELECTORAL EN ESPAÑA

Un favorito sin mayoría

La campaña de las elecciones generales del 20 de diciembre de España arrancaron ayer con el actual presidente, el conservador Mariano Rajoy (foto), como favorito, pero sin mayoría para obtener la reelección. Por su parte, el Partido Socialista (PSOE), los liberales de Ciudadanos y los izquierdistas de Podemos se disputan el liderazgo del “cambio”. Con dos semanas por delante, los sondeos reflejan un elevadísimo número de indecisos (entre el 20 y 41 por ciento) y una corta distancia entre los candidatos, por lo que la campaña se volvió más decisiva que nunca.

Frente a este panorama, Sánchez lanzó ayer su primera carta al ofrecer a Ciudadanos y Podemos pactar “un programa común” para hacer realidad el cambio, si el PSOE logra un voto más que el PP en las elecciones. Sánchez hizo el ofrecimiento durante su intervención en el almuerzo-coloquio organizado por el diario El Periódico de Barcelona, donde desembarcó en su primer día de campaña en busca del histórico voto socialista de la ciudad condal y su área metropolitana –“el cinturón rojo”–, que fue clave siempre que el PSOE llegó a La Moncloa. Además, reivindicó su reforma constitucional para avanzar hacia un modelo federal, como vía para solucionar el conflicto con Cataluña.

Rivera, por su parte, asistió a un mitín en Mallorca, en el que afirmó que, según los sondeos, su partido ya supera al PSOE. “Somos el único partido capaz de liderar la nueva transición política que necesita este país. Somos los únicos capaces de sentarnos en una esa con gente que piensa diferente a nosotros.”

El candidato de Podemos Pablo Iglesias inició en Cádiz la “remontada” para disputarle a Rivera el liderazgo del cambio. Iglesias acusó al líder de Ciudadanos de “ser muleta de la vieja política” por los pactos que hizo con el PSOE en Andalucía y con el PP en Madrid, y dijo que quiere ser el presidente pero no “el jefe sino un trabajador al servicio de los españoles”.

Desgastado por la gestión de la crisis, Rajoy busca mantenerse apoyándose en los datos económicos de la recuperación, que indican que España mejora y crece, pese a que el desempleo se mantiene en un 21 por ciento, al tiempo que promete que el país tendrá 20 millones de empleos para 2020. Sin embargo, el presidente conservador prefiere no responder a las críticas de la oposición por los miles de empleos perdidos durante su gobierno.

Según una reciente encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), Rajoy parte a la cabeza aunque con menos de un 30 por ciento de los votos y con un número de diputados, 128, que no le alcanzarían para lograr la investidura. De acuerdo con este mismo estudio, en segunda posición, a ocho puntos, se sitúa el candidato del PSOE, Pedro Sánchez, con el 20,9 por ciento de los votos (77 a 89 escaños), seguido muy de cerca por Ciudadanos (liberales), con el 19 por ciento (63-66 escaños), mientras Podemos (izquierda) alcanzaría el cuarto puesto, con el 15,7 por ciento.

Con estos resultados, la única esperanza que tiene Rajoy para conservar la Moncloa es conseguir el apoyo de Ciudadanos, ya que el partido liderado por Albert Rivera es el más afín a sus políticas económicas. Sin embargo, el joven candidato de Ciudadanos, que hizo bandera de la lucha contra la corrupción, asegura que no dará sus votos a Rajoy, cuyo partido está plagado de escándalos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.