EL MUNDO › EL ENVIADO DE LA ONU SE REUNIO CON DELEGADOS DEL REGIMEN DE ASSAD

Arrancan las negociaciones por Siria

Aunque las conversaciones comenzaron con la ausencia de la oposición, este grupo confirmó desde Riad que, tras obtener garantías sobre sus demandas, participarán en los diálogos de paz.

Caricaturas de líderes mundiales en una protesta en Ginebra.
Imagen: EFE.

Los representantes del régimen de Bashar al Assad se reunieron en Ginebra con el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, iniciando las negociaciones para intentar poner fin a la guerra en Siria. Aunque las conversaciones comenzaron con la ausencia de la oposición, este grupo confirmó desde Riad que, tras obtener garantías sobre sus demandas, participarán en los diálogos de paz.

La reunión entre los representantes de la ONU y la delegación de 16 miembros, dirigida por el embajador sirio en la ONU, Bashar al Jaafari, tuvo lugar en las últimas horas de la tarde de ayer en una gran mesa rectangular. El enviado especial y el emisario sirio se sentaron frente a frente. El contenido de la reunión se mantuvo dentro de un fuerte hermetismo. Los portavoces del mediador de la ONU se habían limitado a adelantar por la mañana que las negociaciones iban a arrancar a lo largo del día sin saber exactamente cuándo, dónde y con quiénes, y que posteriormente tenía previsto reunirse con miembros de la sociedad civil siria y personalidades independientes, de quienes no facilitó su identidad.Las negociaciones serán indirectas, lo que significa que las partes estarán en salas separadas y los emisarios irán de una a otra llevando las propuestas.

Tras la reunión de ayer, De Mistura indicó que el jefe de la delegación gubernamental siria le trasladó su queja por la presencia de “grupos terroristas” entre los grupos opositores encuadrados en Arabia Saudita. Pero el diplomático ítalo-sueco precisó que ese asunto debía ser debatido en el Consejo de Seguridad y no en el marco de los diálogos de Ginebra.

Por otra parte, la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) de la oposición siria, que deliberó en Riad, decidió ayer sumarse las conversaciones. El portavoz de la CSN, Salem Muslit, señaló que lograron las garantías internacionales que habían exigido, como el bloqueo de que se va a levantar el bloqueo a las ciudades asediadas, suministrar ayuda humanitaria, cesar los bombardeos y liberar a los detenidos. “Decidimos participar para comprobar la seriedad del régimen de Damasco y estudiar con la ONU la aplicación de los compromisos internacionales.” Según Muslit, el tema humanitario es la prioridad, aunque después se abordará la etapa transitoria. La oposición pide aplicar los artículos 12 y 13 de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, que instan a las partes a permitir el acceso a todas las agencias humanitarias para asistir a la población, sobre todo en áreas asediadas en Siria, y el fin de los ataques indiscriminados a civiles.

El enviado especial de la ONU celebró la decisión de la CSN y afirmó que mantendrá una reunión de introducción (como la que tuvo hoy con la delegación enviada por el gobierno sirio), y que probablemente tendrá lugar el lunes. El mediador enfatizó que la oposición sólo podrá obtener respuestas a las exigencias que planteó como condiciones previas para acudir a Ginebra su participa en este proceso de paz. “El asunto es que cualquier tipo de discusiones sobre un alto el fuego necesita dos interlocutores. Un alto el fuego se hace entre dos partes combatientes”, comentó. “El tema del acceso (de asistencia) a todas las áreas, y especialmente a las que están sitiads, será parte de las discusiones”, aseguró, tras indicar que hay al menos 14 localidades en esta situación, algunas cercadas militarmente por el Gobierno, otras por facciones rebeldes y otras por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

De Mistura adelantó que es posible que el lunes realice una revaluación de la situación y que ese día entre de lleno en las negociaciones entre las partes que se enfrentan en el conflicto armado sirio, que en abril cumplirá cinco años, y dejaron más de 260.000 muertos y millones de refugiados.

Según la portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Bettina Luescher, 18 zonas en Siria están sitiadas y más de 4,6 millones de personas tienen poca o ningún acceso a ayuda humanitaria. “El PMA pide que todos los actores y organizaciones humanitarias tengan acceso a estas zonas para entregar ayuda de urgencia, comida, agua y medicamentos.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.