EL MUNDO

“Las tropas no se van a retirar por años”

 Por Mercedes López San Miguel

El futuro en Irak de la posguerra aparece con más interrogantes que respuestas para los que se lanzaron a la conquista de ese país del Golfo. Página/12 habló con el estratega norteamericano Edward Luttwak, sobre las cuestiones que problematizan hoy los halcones de la Casa Blanca.
–A un año de la invasión de Irak, ¿no cree que fue un error?
–Sí, fue un error. Pero ahora ya está hecho. Hay una ventaja: no está Saddam Hussein.
–¿Cómo se sale del pantano de Irak?
–Mire, yo creo que el gobierno iraquí es el más representativo en el mundo árabe, suficiente para traspasar el poder y salir de Irak.
–¿No le parece que se vislumbra una guerra civil entre sunnitas, chiítas y kurdos?
–Yo creo que no, porque las fricciones entre las distintas comunidades iraquíes no adquirirán una forma de violencia extrema. Por ejemplo en Bagdad, hay todo tipo de violencia pero no religiosa entre sunnitas y chiítas. Es la suposición que tiene Al-Qaida de que esas facciones son extremistas como en Arabia Saudita.
–¿Qué sucede con los atentados, cada vez más sincronizados?, ¿qué puede decir de la fuerte resistencia?
–Todos pueden cometerlos. Eso no tiene que ver con una guerra civil.
–¿Habría una fragmentación entre los distintos grupos?
–Hablamos de estados artificiales. La dictadura de Hussein era particular: era cara, una situación peor que otras. Irak es un país pobre. Además, me parece que hay utilizado mal el dinero del petróleo.
–¿O sea que desde su perspectiva se cumple el calendario de traspaso de mando, fijado para el 30 de junio?
–La cuestión es a qué nivel llega el gobierno iraquí. Si uno quiere un gobierno como el suizo, para eso se necesitan como 1000 años más. Pero los norteamericanos se pueden ir mañana.
–¿Pero cuándo se retiran las fuerzas militares norteamericanas?
–No se van a retirar por años, por un indeterminado número de años que van a depender de cómo se dé la situación. Hay dos claves: que los efectivos se saldrán de la función actual de policías que llevan, ya no controlarán la población en las calles.
–¿El otro punto?
–Van a estar en bases militares en el desierto, para ejercer influencia, pero sin controlar como policías.
–¿De qué cantidad de efectivos se piensa?
–Unos 30 mil o menos, para controlar las fronteras y las amenazas posibles de vecinos, además de la situación interna.
–Con una multinacionalización de la guerra, es decir, el traspaso a la ONU, ¿podría ocurrir –por ejemplo– una balcanización como en Yugoslavia?
–La participación de la ONU es simbólica, es claro que no tiene la capacidad operativa; hablamos de Kofi Annan y su burocracia. En mi opinión, la ONU no puede controlar las tropas.
–¿Cuál supone que será la política exterior del demócrata John Kerry?
–Bueno, no muy distintas a las de Bush porque éste ahora ha cambiado su política unilateral.
–¿Eso cree?
–Está contemplando el aporte de Naciones Unidas.
–¿Se desarma la coalición?
–¿Lo dice por la declaración de los polacos?
–Sí, y después de la declaración de Rodríguez Zapatero respecto del retiro de las tropas españolas.
–Las fuerzas europeas en Irak son simbólicas, porque era lo máximo que podían aportar. Europa dice: si hay peligro, EE.UU. se ocupa.
–¿Atrapan a Bin Laden antes del 2 de noviembre, día de las elecciones norteamericanas?
–A Bush le vendría políticamente bien. De todas formas, en ésta, como todas las elecciones presidenciales en EE.UU., la economía va a ser lo que incline la balanza.
–Entonces, ¿quién gana?
–No lo sé.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.