EL MUNDO

La caída de un diputado, mal augurio para Dirceu

El diputado del Partido Liberal –aliado de Lula– Valdemar Costa Neto renunció horas antes de la esperada comparecencia de José Dirceu. Es en el marco de las denuncias por corrupción.

 Por Darío Pignotti
Desde San Pablo

José Dirceu, quien ocupó la Casa Civil (gabinete) de Luiz Inácio Lula da Silva, comparecerá hoy ante la Comisión de Etica del Congreso, después de haber renunciado por haber sido acusado de idear un sistema de corrupción que parece haber acabado con su carrera. La de hoy es la más aguardada de las sesiones de esa comisión parlamentaria. Para inyectar más voltaje a la escena, ayer dejó su banca de diputado Valdemar Costa Neto, tras admitir que el oficialista Partido de los Trabajadores pagó campañas de su agrupación con dinero no declarado al fisco. La caída del presidente del Partido Liberal (PL), al que también pertenece el vicepresidente de la República, José de Alencar, fue un pésimo augurio para Dirceu, pues convalida las acusaciones del diputado Roberto Jefferson, realizadas en el mismo recinto que hoy recibirá a Dirceu.
Valdemar Costa Neto dijo que sólo él era responsable por el ilícito y que ninguno de sus compañeros de bloque participó de la maniobra. A pesar de su oratoria altisonante, Costa Neto, al renunciar, consiguió preservar sus derechos políticos, gracias a lo cual podrá candidatearse en las elecciones de octubre de 2006. De no haberlo hecho, corría el riesgo de que Jefferson presentara una denuncia formal en su contra en la Comisión de Etica lo cual daría inicio a un proceso que puede dejarlo sin derechos políticos por 8 años. El presidente de la Cámara de Diputados, Severino Cavalcanti, del Partido Popular, otra de las fuerzas acusadas de recibir pagos ilegales, elogió la actitud de Costa Neto: “El dijo que se equivocó y está pagando por eso. Está claro que cometió un error, pero creo que renunciar fue un acto de coraje”.
Al diputado Chico Alencar, del PT, la renuncia del legislador del PL le recordó “las viejas mañas de los conservadores, que confían en que nuestro pueblo siempre se olvida de su historia. (..) Renunciar así, sin enfrentar las consecuencias de los errores cometidos por ellos y también por nosotros del PT, es un procedimiento de ‘malandros’”.

Dirceu en el patíbulo

“El Palacio del Planalto está con el aliento cortado”, “Duelo de titanes (Dirceu y Jefferson)”, “El PT en la cuenta regresiva”. La prensa de ayer y el fin de semana fue pródiga en los análisis y en las especulaciones sobre lo que pueda suceder hoy cuando Dirceu se siente frente a frente con su enemigo jurado, Roberto Jefferson. El ex ministro llegará al Congreso como testigo, no como acusado, pero es posible que acabe en esa condición. El oficialismo espera que en su alegato Dirceu asuma responsabilidades y exima a Lula de toda culpa, repitiendo la línea argumental que plantearon en otra comisión (la de investigaciones sobre corrupción en el Correo) los ex miembros de la dirección nacional del PT, como Delúbio Soares. El ex tesorero petista admitió haber liberado ilícitamente dinero para costear las campañas de aliados, sin la autorización de sus jefes del PT y sin notificarlo al gobierno.
La oposición intentará demostrar que Dirceu es el responsable no sólo del financiamiento ilegal de campañas –que es un delito electoral plausible de una pena menor– sino también del “mensalao”: el pago de mensualidades a legisladores aliados para que voten a favor de iniciativas oficialistas. El “mensalao” supone corrupción, un delito castigado con una pena mucho más severa. La caída de Costa Neto ayer fortalece esa tesis opositora, al demostrar fácticamente que cayeron todos los acusados por Roberto Jefferson a mediados de junio.Otro complicador para Dirceu sería la estrategia defensiva adoptada por el empresario Marcos Valerio, acusado de articular los fondos ilícitos a través de sus agencias de publicidad. Valerio propuso ayer a la Fiscalía que le conceda los beneficios de la “delación premiada”, a cambio de lo cual dará toda la información que hasta ahora retaceó. También se informó ayer que la ex mujer de Dirceu fue favorecida por Valerio para ser contratada por un banco. Pero hasta el momento, no hay pruebas que liguen a Dirceu directamente a esta red delictiva, como la tipificó ayer el ex presidente Fernando Henrique Cardoso. Todo esto es “un robo”, no un asunto político dijo el ex mandatario.

Compartir: 

Twitter
 

El ex “superministro” de Lula da Silva, José Dirceu.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.