EL MUNDO › LANZARON UNA ALIANZA ENTRE SOCIALDEMOCRATAS Y POSCOMUNISTAS

La izquierda también existe en Alemania

 Por Cecilia Fleta *
Desde Berlín

La alianza formada por el poscomunista Partido de Izquierda PDS y el WASG (Alternativa Electoral Trabajo y Justicia Social), fundado por sindicalistas y disidentes del socialdemócrata SPD, se presentó como única alternativa al neoliberalismo. “La Unión y el SPD, el FDP y los Verdes están poseídos por el espíritu neoliberal”, denunció el ex presidente y hoy candidato del PDS, Gregor Gysi, en una rueda de prensa junto con su socio, el ex presidente del SPD, Oskar Lafontaine. La doble cabeza de la alianza de izquierda que concurre a las próximas elecciones alemanas compareció ayer ante la prensa en Berlín para presentar su programa, si bien éste ya era conocido tres semanas antes.
La ocasión sirvió más bien como evento mediático sin grandes novedades de contenido. “Queremos ampliar el espectro político alemán con una fuerza a la izquierda de la socialdemocracia”, dijo Gysi. La alianza propone subir los impuestos a los ricos y aumentar los ingresos de los más desfavorecidos como medida para fomentar el consumo –uno de los más acuciantes problemas de la economía alemana– y combatir así el desempleo. Un salario mínimo de 1400 euros al mes, una pensión mínima de 800 euros, recortar la jornada laboral, un mayor control de los mercados financieros y más impuestos sobre la especulación en Bolsa, sobre los ingresos más altos, sobre sucesiones y donaciones, son algunos de los puntos de su programa.
Lafontaine y Gysi descartaron formar o tolerar una coalición con socialdemócratas y verdes en la próxima Legislatura. “No podemos tolerar la política neoliberal, ni la de la señora Merkel ni la del señor Schroeder. Pero no perdemos la esperanza de que la socialdemocracia vuelva a su propia tradición, a sus propios valores. Sus objetivos y los nuestros son actualmente contrapuestos”, explicó Gysi, sin descartar una colaboración en el 2009. Una hora antes, en Kassel, el canciller Gerhard Schroeder había vuelto a descartar tal constelación.
Lafontaine anunció que la alianza de izquierda se opondrá a una prolongación de la misión alemana en Afganistán. La guerra contra el terrorismo en Afganistán “aumenta el peligro de atentados”, dijo Lafontaine. “En interés de la República Federal y de su población, hay que terminar la misión”, añadió.
El surgimiento de la alianza de izquierda, que ya alcanza en las encuestas entre el 9 y el 11 por ciento del apoyo popular, resta fuerza a los demás partidos y echa por tierra las posibilidades de Schroeder de ganar las elecciones. Pero la Unión, formada por CDU (Unión Cristiano Demócrata) y CSU (Unión Social Cristiana), también sufre las consecuencias de la llegada del nuevo partido a la izquierda del SPD. Según las dos encuestas publicadas ayer, la coalición de conservadores y liberales ya ha perdido la mayoría frente a socialdemócratas, Verdes y alianza de izquierda. CDU/CSU y FDP logran según la ZDF sólo el 47 por ciento, mientras sus contrincantes alcanzan el 49 por ciento. El sondeo de Infratest Dimap para ARD muestra un empate a 48 por ciento. Por su parte, el candidato Schroeder, con 48 por ciento, gana terreno frente a su rival, la conservadora Angela Merkel, con 40 y 39 por ciento. Merkel ha tenido que desaparecer del escenario público por unos días tras una serie de lapsus que desató enconadas críticas.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Oskar Lafontaine lanza su alianza junto a Gregor Gysi.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.