EL MUNDO › LA ADMINISTRACION BUSH DICE QUE EN MAYO EVITO UN ATENTADO

Ahora comenzaron los éxitos

Después de las múltiples críticas sobre la supuesta negligencia respecto del 11 de septiembre, el gobierno de Bush anunció que detuvo en Chicago a un ciudadano norteamericano perteneciente a Al Qaida que planeaba detonar una “bomba sucia” en Washington.

Por Julian Borger*
Desde Washington
Estados Unidos declaró ayer haber descubierto un plan de Al Qaida para detonar una “bomba sucia” radiactiva en las calles de una ciudad norteamericana, después de arrestar a un ex miembro de una banda callejera de Chicago que se había convertido en seguidor de Osama bin Laden. Los funcionarios de Estados Unidos dijeron que existía evidencia de que el blanco era Washington. La capital de Estados Unidos se hubiera hundido en el caos por un bomba sucia, que usa explosivos convencionales para esparcir materiales radiactivos sobre una gran área. Los funcionarios se negaron a decir si sospechaban de que Al Qaida había tenido éxito en contrabandear material radiactivo al país, o si otros conspiradores estaban en libertad en Estados Unidos. Pero insistieron en que el plan había sido descubierto en las etapas del planeamiento con el arresto de Abdullah Al Mujahir en el aeropuerto O’Hara de Chicago, el 8 de mayo.
Los funcionarios dijeron que Al Mujahir, un hombre de 31 años que se convirtió al Islam y cambió su nombre de José Padilla mientras cumplía su condena por posesión de armas a comienzos de la década del ‘90, fue entrenado en explosivos por Al Qaida en Pakistán. Fue arrestado mientras regresaba a Estados Unidos para llevar a cabo reconocimientos de posibles blancos. La administración Bush reveló el supuesto complot para justificar el traslado de Al Mujahir del Departamento de Justicia a una cárcel militar en Charleston (Carolina del Sur) como un “combatiente enemigo”, lo que le permite mantenerlo ahí indefinidamente.
El secretario de Justicia de Estados Unidos, John Ashcroft, dijo durante una visita a Moscú: “Al capturar a Al Mujahir cuando buscaba entrar a Estados Unidos, hemos desactivado un plan terrorista para atacar a Estados Unidos con una bomba sucia radiactiva. Mientras estaba en Afganistán y Pakistán, Al Mujahir se entrenaba con el enemigo, incluyendo métodos para alambrar aparatos explosivos e investigando la dispersión radiológica de los aparatos”, dijo Ashcroft. “Los integrantes de Al Qaida sabían que, como ciudadano de Estados Unidos, Al Mujahir podría viajar libremente a Estados Unidos sin llamar la atención.”
El subsecretario de Defensa de Estados Unidos, Paul Wolfowitz, dijo que Al Qaida había ordenado el regreso de Al Mujahir a Estados Unidos en mayo para llegar a cabo tareas de reconocimiento. “Por cierto no estaba en el punto de determinar un blanco específico. Había indicado algún conocimiento del área de Washington D.C.”, dijo Wolfowitz. Ashcroft dijo que la información sobre el complot había llegado desde múltiples fuentes. Una de ellas se dijo que era Abu Zubaydah, el ex jefe de reclutamiento y entrenamiento de Al Qaida que fue capturado en Pakistán a comienzos de este año y que ahora está siendo interrogado por la inteligencia militar de Estados Unidos. De acuerdo con los funcionarios de Estados Unidos, Abu Zubaydah se encontró por primera vez con Al Mujahir en 2001 y lo envió para ser entrenado por especialistas de Al Qaida en Pakistán.
La administración Bush festejó el arresto como resultado de la cooperación entre la CIA y el FBI, que han sido duramente criticados por su fracaso para evitar el ataque del 11 de septiembre. Los expertos en armas dicen que una bomba sucia se halla entre las capacidades técnicas de Al Qaida. La principal dificultad sería adquirir el material radiactivo, pero podría robarse de los depósitos de basura nuclear o de hospitales, donde es usado en equipos médicos.
Una bomba semejante podría causar enfermedades por radiactividad entre la gente inmediatamente cercana a la explosión y cáncer entre aquellos más alejados que inhalaran partículas radiactivas. Pero su efecto más devastador sería volver inhabitable una gran área de una ciudad. De acuerdo con los primeros informes, Al Mujahir nació en Nueva York en octubre de l970 como José Padilla, presumiblemente descendiente de hispánicos. Su familia se mudó a Chicago cuando él tenía cinco años y fueatraído hacia el crimen cuando era adolescente. Fue encarcelado en 1991 acusado de portar armas.
* De The Guardian de Gran Bretaña Especial para Página/12
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

El director del FBI, Robert Mueller, y en segundo plano el subsecretario de Defensa Paul Wolfowitz.
El integrante de Al Qaida es un hispano convertido al Islam y entrenado en Pakistán.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.