EL MUNDO › LOS EUROPEOS DARAN TECNOLOGIA A IRAN PARA USO CIVIL

Ofreciendo la zanahoria nuclear

 Por Stephen Castle *
Desde Bruselas

La Unión Europea prometió ayer hacerle a Irán un ofrecimiento “audaz” de incentivos nucleares, económicos y de seguridad, si acepta ceder a la presión de la ONU y para que cese el enriquecimiento de uranio en el país. El jefe de política exterior europea, Javier Solana, dijo que se podría ayudar a Teherán con la “mejor y más sofisticada tecnología” bajo un tratado a ser presentado a fin de mes. El ofrecimiento, que no fue explicitado en detalle, irá más allá del paquete de medidas tecnológicas, económicas y políticas rechazadas por Teherán en agosto pasado.

“Será un conjunto de medidas generosas, un conjunto audaz que abarcará cuestiones vinculadas a las áreas nuclear, económica y, quizá, si es necesario, de seguridad”, dijo Solana ayer al llegar a una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la UE en Bruselas. “Pienso que Irán va a moverse”, indicó por su parte el ministro luxemburgués de Relaciones Exteriores, Jean Asselborn. “Pienso que los iraníes van a darse cuenta de que los europeos son valientes y propone una cosa muy importante. Es una de las últimas posibilidades para resolver el conflicto desde un punto de vista diplomático”, agregó.

Los cancilleres de los 25 países europeos se encontraban reunidos ayer en Bruselas para discutir un paquete de “medidas de incentivación” a proponer a Teherán para que renuncie a enriquecer uranio, bajo el impulso de la UE-3 (Alemania, Francia y Gran Bretaña). La idea es proponer a Irán ayuda para “desarrollar su sector nuclear civil, sus intercambios comerciales”, y reconocer “sus preocupaciones en cuestión de seguridad”, con la condición de que detenga el enriquecimiento de uranio. Ursula Plassnik, ministra de Exterior de Austria, que está al frente de la presidencia de la UE, añadió que el bloque está trabajando en un paquete nuclear civil de “prueba de proliferación” que contendría asistencia económica, cooperación política y el apoyo para un programa nuclear civil. La UE insistió en que, como prerrequisito para cualquier incentivo, Irán deberá aceptar “suspender todo lo relacionado con el enriquecimiento y la actividad de reprocesamiento, incluyendo investigación y desarrollo”. A pesar de los esfuerzos por aumentar el tamaño de la zanahoria ofrecida a Irán –que se enfrenta a la posibilidad de sanciones si se niega–, hay pocas señales de debilitamiento por parte de Teherán, que exigió conversaciones directas con Estados Unidos.

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, rechazó tal ofrecimiento, en un mensaje repetido ayer por su ministro de Exterior, Manouchehr Mottaki: “Cualquier pedido de suspensión o pausa del enriquecimiento de uranio es ilógica e inaceptable y sin duda será rechazada”. El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, dijo: “Soy optimista de que todavía haya suficiente gente sensata para responder positivamente al ofrecimiento y no de la misma manera que Ahmadinejad”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.