EL MUNDO › EL PRESIDENTE ISRAELI FUE ACUSADO DE VIOLACION

Acosado, Katsav pide licencia

 Por Donald Macintyre *
Desde Jerusalén

Un exaltado presidente israelí, Moshe Katsav, trató ayer de hacer frente al creciente clamor pidiendo su renuncia y simplemente pidió una licencia hasta que se confirme finalmente la acusación de violación y de acoso sexual. El presidente Katsav lanzó una diatriba contra el “linchamiento” que ha “sufrido por parte de los medios”, que según él están detrás de las acusaciones y les rogó a los israelíes que no creyeran la “terrible mentira” de que había violado a una mujer que trabajaba para él y cometido otros delitos sexuales contra otras tres empleadas.

Anteriormente, el presidente había anunciado que sólo se estaba declarando “incapacitado” temporariamente frente a la declarada intención del fiscal general Menachen Mazus de acusarlo de los delitos sexuales y de fraude, violación de confianza, acosamiento de testigos y obstrucción de la justicia. En un largo discurso de autodefensa, durante el cual denunció frecuentemente a los periodistas presentes por acosarlo para que renuncie a sus funciones, el hombre de 65 años y padre de cinco hijos repitió su promesa de renunciar si el fiscal general confirmaba y no ocultarse detrás de la inmunidad de su cargo.

Pero es improbable que esto calme a aquellos críticos que piden que renuncie inmediatamente. Unos 30 miembros del Knesset firmaron ayer una petición pidiendo que se tomaran las medidas para removerlo de su cargo. Según la Constitución se necesitarían los votos de tres cuartos de los 120 legisladores del Knesset para implementar ese pedido. Diciendo que él podría haber renunciado simplemente para ponerle fin a la “persecución”, el presidente nacido en Irán se comprometió a luchar para limpiar su nombre.

“He sobrevivido porque sé la verdad”, declaró. Cuando un reportero de televisión intentó interrumpirlo con una pregunta, el presidente le gritó airadamente “Ya dijo lo suyo, es mi turno”. Declaró: “Nunca herí ni a una mujer ni a un hombre”. “No cometí ninguno de los actos de los que se me acusa. He conducido mi función pública con manos limpias todo el tiempo”. Aunque reconociendo el principio de que un hombre es inocente hasta que se prueba su culpabilidad, un aluvión de comentarios hostiles de los medios le dieron la bienvenida a Katsav ayer después del anuncio del fiscal. Esto fue posterior a un anuncio totalmente separado de una investigación policial sobre el rol del premier Ehud Olmert en la privatización del Banco Leumi.

El comentarista del Yedhiot Ahronot, Sever Plocker para el Foro Económico Mundial en Davos, dijo: “La verdad amarga, triste y vergonzosa es que la imagen de Israel en Davos se ha hundido a un nivel sin precedentes”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Katsav acusa a los medios.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.