EL PAIS › BLUMBERG NO PUDO SUMAR A LAVAGNA A SU ALIANZA OPOSITORA

La mesa sigue siendo muy chica

Se reunieron ayer en la casa del ex ministro. Lavagna rechazó la propuesta porque dice que ve muchos dirigentes de derecha. Le pidió que convoque a la UCR. Blumberg quiere hablar con Binner.

 Por Werner Pertot

Café de por medio, el ingeniero Juan Carlos Blumberg se reunió con el ex ministro de Economía Roberto Lavagna para intentar sumarlo a su mesa de diálogo. Lavagna le dio a entender que, hasta ahora, sólo se sentaron a la mesa dirigentes de derecha. El ingeniero se fue de la reunión sin lograr llevarse el sí del ex ministro, quien le transmitió en tono gentil su malhumor por la incorporación de Mauricio Macri al espacio. También le pidió que sume al diálogo al titular de la UCR, Gerardo Morales. “Aunque no se negó, me manifestó que hay sectores que participan en ese espacio, con los que no tiene mayores coincidencias”, aseguró Blumberg.

Lavagna trató de mantener el encuentro en el más estricto hermetismo, hasta que se concretó. El meeting atrajo toda la atención de los opositores, ya que el objetivo de máxima de Blumberg es reunir a Macri y Lavagna. El ex ministro invitó a Blumberg a su casa a un desayuno de trabajo, para escuchar la propuesta de la boca del ingeniero (y lejos de Macri). Blumberg llegó puntual, a las 9, con un saco color crema y sus habituales carpetas. Lavagna lo fue a buscar hasta el auto, con una sonrisa, y lo acompañó hasta su hogar, donde estuvieron una hora y media.

“Le dije a Blumberg lo mismo que dije la semana pasada sobre el tema. Soy hombre de una sola palabra”, aseguró el ex ministro al salir de su casa. La única declaración pública sobre la convocatoria de Blumberg fue la semana pasada, cuando dijo: “No inflemos algo que no existe”. En el entorno del ex ministro, fueron tajantes: “No hay luego de esto una decisión distinta”. “La reunión fue muy amable. Lavagna le reconoció su buena voluntad y sus mejores intenciones. Y, del mismo modo, le fue muy sincero de cómo se ha manejado esta convocatoria”, indicó uno de los habituales voceros del candidato a Presidente.

Lavagna también le planteó que el espacio de centroderecha estaba sobredimensionado en su convocatoria, habida cuenta de los rechazos de la líder del ARI, Elisa Carrió, y del jefe de Gobierno, Jorge Telerman.

–Usted tendría que convocar también a los radicales –le propuso.

–Sí, hablé con Nito Artaza y con Margarita Stolbizer.

–No, pero convoque a Morales...

El titular del radicalismo hasta ahora no se mostró muy proclive al diálogo con Blumberg (ver aparte). “Lavagna dice que fue un poco desprolija la convocatoria. El cree que la mesa se debe conformar de forma más prolija y que no haya más gente en un sector. Me dice: ‘Si yo me siento con otro partido, que integran Macri, Sobisch y López Murphy, estoy con uno solo’. El cree que tiene que haber una mesa más pluralista”, narró Blumberg. En varios de los tramos de la charla, Lavagna dejó traslucir que no le había agradado que anunciase el llamado al diálogo junto con Macri.

“¿Cómo lo llamó a Macri antes que a mí?”, le había dicho el ex ministro a Blumberg en la charla telefónica que tuvieron la semana pasada.

“Esto es cuestión de hablarlo, organizarlo”, se entusiasmó el ingeniero.

“Le expliqué los temas a tratar, como la seguridad o cómo desterrar las villas de emergencia”, sostuvo el ingeniero. “Cuando íbamos hablando, notamos coincidencias”, aseguró Blumberg. “Me preguntó y le dije que no tenía definido nada, que la decisión la voy a tomar en marzo después de esta mesa de diálogo”, insistió.

Tengo un amigo progre

Blumberg también le mencionó a Lavagna otras personas que está convocando de la centroizquierda: “No voy a decir quiénes son, porque algunos de ellos tienen que pedir permiso al partido”, dijo en referencia al candidato socialista a gobernador de Santa Fe, Hermes Binner. Cerca de Blumberg afirmaban que habían tenido un contacto telefónico y que el ex intendente de Rosario iba a consultar en el PS antes de responderle. Sin embargo, en el entorno de Binner dejaron en claro que no hay posibilidades de diálogo con Blumberg: “Estamos en otra propuesta”, sintetizaron cerca del socialista.

Blumberg habló ayer por teléfono con la secretaria general de la UCR, Margarita Stolbizer, quien se muestra distante tanto del sector lavagnista como de los radicales K. Acordaron un encuentro para la semana próxima. “La conversación con él fue bastante buena. Le aclaré que no voy a una coalición electoral, pero sí creo en el ámbito del diálogo, desde el reconocimiento de nuestra divergencias”, remarcó la dirigente a Página/12. “Yo me identifico con sectores de izquierda, y no de derecha”, aclaró de entrada. Stolbizer le envió una carta a Blumberg donde fijó posición antes del encuentro: “El diálogo democrático no se construye con voluntarismo”.

En los próximos días, Blumberg prevé un encuentro con el precandidato a gobernador Francisco de Narváez y este sábado estará en una charla sobre el campo en el Hotel Hermitage de Mar del Plata, junto con la diputada María del Carmen Alarcón, Stolbizer y el titular de PRO bonaerense, Jorge Macri. Aunque sigue sin definirse, el ingeniero no pasa un día sin dar un paso hacia la arena política.

Compartir: 

Twitter
 

Después de reunirse con Blumberg, Roberto Lavagna se juntó con sus aliados radicales.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.