EL PAIS

Un dinosaurio que pide a gritos que lo sancionen

El teniente coronel Emilio Nani fue citado por el Ejército. Acusó de “terroristas” a los funcionarios que conducen la Secretaría de Derechos Humanos en una misa en Recoleta.

Emilio Nani, el teniente coronel que salió del anonimato hace seis años por el teatral gesto de devolver una medalla en repudio por la conmutación de penas con las que se había favorecido a los presos que atacaron el cuartel de La Tablada, fue citado ayer por el Ejército. Nani tendrá que ratificar o rectificar las declaraciones que formuló anteayer en el cementerio de la Recoleta. El hombre que, al estilo Moshe Dayan, luce un parche en un ojo, dijo que “los derechos humanos siempre estuvieron en manos de terroristas o personas afines. No hay más que observar la actual Secretaría de Derechos Humanos del gobierno nacional”.

Luego de que la Dirección de Personal de la fuerza escuche su descargo, algo que podría suceder hoy mismo, se habrá cumplido el primer paso de un trámite de rigor que seguramente finalizará con una nueva sanción de este militar afecto a las definiciones grandilocuentes. “Se trata de un procedimiento habitual cuando un personal que reviste estado militar formula juicios contra funcionarios del Gobierno o contra las autoridades castrenses”, confió a este diario el jefe de prensa del Ejército, el coronel Gustavo Tamaño.

No es ésta la primera ocasión en la que Nani se enfrenta a una sanción disciplinaria (ver aparte). Esto le agrega otro condimento al caso. Al tratarse de un oficial jefe, que conoce los códigos de justicia militar y las responsabilidades del cargo, los antecedentes pesan. Tanto pesan que no sería extraño que pierda su estado militar. Condición que ostenta a pesar de encontrarse retirado y que lo obliga a respetar las mismas pautas disciplinarias que aquellos que se encuentran en actividad.

Trescientos cincuenta personas, mayoritariamente militares retirados y mujeres, participaron anteayer de una misa en la paqueta iglesia Nuestra Señora del Pilar en la Recoleta. Luego de recibir la bendición cristiana, Nani dijo que “quienes atacaron la Patria ocupan cargos privilegiados en los poderes del Estado”. Después de sostener que “los derechos humanos siempre estuvieron en manos de terroristas”, el militar se detuvo en el pasado político de las dos principales autoridades de la Secretaría de Derechos Humanos. “Está en manos de dos de los cofundadores de la organización terrorista Movimiento Todos por la Patria que asaltó La Tablada. Me refiero a Eduardo Luis Duhalde y a Rodolfo Matarolo”, dijo Nani. El militar reivindicó a los represores que hoy están detenidos por su participación en los crímenes de la dictadura militar y les dio el estatus de “prisioneros políticos”. En su crítica, sostuvo que “hay senadores, ministros y funcionarios gozando de impunidad, cuando se sabe que asesinaron conciudadanos”. La sanción disciplinaria, que está en manos del titular de la fuerza Roberto Bendini, está al caer. Tanto la ministra de Defensa Nilda Garré como el presidente Néstor Kirchner pueden corregirla.

Compartir: 

Twitter
 

Emilio Nani tendrá que rectificar o ratificar las declaraciones que hizo anteayer en una misa.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.