EL PAIS › MUESTRA, CARAVANA A PINAMAR Y ACTOS POR CABEZAS

Homenajes al fotógrafo asesinado

Diez años después y con la voz quebrada, Norma Cabezas, la madre de José Luis Cabezas, el fotógrafo asesinado en una cava de General Madariaga el 25 de enero de 1997, volvió a reclamar justicia. En un conmovedor mensaje frente al Obelisco, donde el gobierno porteño recordó con una muestra fotográfica a José Luis, la mujer le pidió a la Corte Suprema –que tiene en sus manos la causa– que convalide la pena de prisión perpetua contra los asesinos impuesta en el juicio oral, que fue reducida con posterioridad por el tribunal bonaerense de Casación, por lo que sólo quedan presos dos de los nueve imputados. Hoy se realizarán otros homenajes, como la caravana que partirá de Buenos Aires hasta Pinamar y Madariaga, donde se propone hacer un minuto de silencio en todo el país para recordar al fotógrafo. También habrá actos en La Plata y Rosario.

Anoche, sobre las cuatro caras del Obelisco se proyectaba la muestra Cabezas Autor: eran imágenes con parte de la producción fotográfica del propio José Luis, fotos familiares y las de las numerosas marchas organizadas para exigir el esclarecimiento del crimen. En el acto organizado por el gobierno porteño, familiares y funcionarios transmitieron su sensación de impunidad por la liberación de los asesinos del fotógrafo.

La madre de José Luis dijo que apenas quedó en libertad el primero de los condenados llevó su disgusto a la Casa Rosada, donde fue recibida por Néstor Kirchner. Pero a pesar de que la condena judicial del año 2000 estableció que hubo un plan “determinado y frío” para asesinar a Cabezas, la Justicia bonaerense liberó a la mayoría de los asesinos.

Hoy sólo el ex policía Gustavo Prellezo y el ex comisario de Pinamar Alberto “La Liebre” Gómez están tras las rejas. Los “horneros” –ejecutores del homicidio– salieron de a poco: en 2004 José Luis Auge, y en 2005 Gustavo González y Horacio Braga. Héctor Retana ya había muerto en prisión. El año pasado salieron los policías Sergio Camaratta y Aníbal Luna; y el 8 de noviembre fue liberado Gregorio Ríos, el ex custodio de Alfredo Yabrán que habría “instigado” el crimen.

Gladys Cabezas, hermana del fotógrafo, insistió en que siguen buscando justicia. “No lo olvidamos y nunca nos olvidaremos, pero no alcanza con recordarlo. Debemos ser capaces de alzar la voz y decir claramente lo indignados que estamos frente a ciertas situaciones y ciertos fallos. Este reclamo y los que se hicieron nos ayudan a ser una sociedad mejor y más justa”, señaló el jefe de Gobierno, Jorge Telerman.

Familiares, amigos y colegas partirán hoy en caravana desde la Capital Federal hacia la zona de Pinamar, donde el fotógrafo fue trasladado por sus secuestradores, que le descerrajaron un tiro en la nuca e incineraron su cadáver dentro de un auto. La caravana se detendrá a las 11 en Chascomús para un homenaje en la Plazoleta del Cuarto Poder; a las 18.30 llegará a la cava de Madariaga, y a las 20, ya en Pinamar y convocando a todo el país, se realizará un minuto de silencio en memoria de Cabezas. También habrá actos en otros puntos del país: en La Plata, frente al “Monumento al Fotógrafo”, sobre la Plaza San Martín, y en Rosario, con una muestra de fotografías en la Plaza Pringles.

Compartir: 

Twitter
 

El fotógrafo Gonzalo Martínez, Gladys y Norma Cabezas, con Telerman.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.