EL MUNDO › MINISTRO DE DEFENSA BOLIVIANO

“Chau guerra fría”

 Por Mercedes López San Miguel

Chile y Bolivia ya no viven una guerra fría. La cuestión marítima está instalada en la agenda bilateral. Así lo afirmó a Página/12 el ministro de Defensa boliviano, Walker San Miguel, quien estuvo en Buenos Aires para afianzar la dinámica de cooperación militar con Argentina. Con Chile, su país mantiene una histórica disputa por la salida al Pacífico, perdida en la guerra librada por ambos a fines del siglo XIX. San Miguel advierte que aún “no están dadas las condiciones” para restablecer las relaciones diplomáticas.

–¿Ha habido un acercamiento con Chile? Se habló de un diálogo secreto sobre la cuestión marítima.

–A diferencia que con Argentina –con quien hay una relación fluida–, con Chile se ha tenido una relación distante. Ni siquiera tenemos relaciones diplomáticas. Pero estamos en un momento de mayor cercanía. Se ha hecho incorporar la agenda bilateral de que Bolivia acceda al mar. La visita a La Paz del jefe de la Armada de Chile, almirante Rodolfo Codina, no hace sino ratificar el espíritu de construir esta confianza. Para Bolivia constituye un hito que las Fuerzas Armadas de Chile y las de Bolivia ya no están en esa guerra fría. El próximo paso en la relación sería afinar las formas en que Bolivia acceda al océano Pacífico.

–¿Podría haber un restablecimiento de las relaciones diplomáticas?

–Bolivia restableció relaciones con Chile en 1975, durante los gobiernos de Augusto Pinochet y Hugo Banzer, que hablaron de crear un corredor soberano para Bolivia y generaron una gran expectativa y todo se vino abajo. Bolivia no va a realizar todavía el restablecimiento de las relaciones diplomáticas porque tuvo malas experiencias en el pasado.

–¿Quedó en una etapa pasada la tradición golpista de las FF.AA. de su país?

–Por completo. La última aventura en 1982 fue la de Luis García Mesa, el país puso al dictador en la cárcel, con 30 años de presidio: no ha habido impunidad. Hoy Bolivia está pagando indemnizaciones a los familiares de las víctimas de la dictadura. Y los 25 años de democracia, las FF.AA son garantes del proceso democrático y hoy del proceso constituyente.

–¿Cómo ha avanzado el proyecto de poner bases o cuarteles fronterizos con el apoyo venezolano?

–Venezuela colabora en la construcción de un puerto comercial, puerto Busch, cerca de la población de Quijarro, que no es una base militar, es un puerto civil (N. de la R: para exportar soja y hierro). Otra es un cuartel en la zona amazónica Riberalta de depredación del narcotráfico. No tenemos capacidad de tener bases militares, nuestra fortaleza es ser nudos integradores de América latina. Nos orientamos más a la integración energética. Si hay algún puesto fronterizo es para garantizar nuestra soberanía.

–¿Hasta dónde aceptan las inspecciones de los cultivos de coca de parte de EE.UU.?

–Nosotros tenemos convenios con EE.UU. para la erradicación de la hoja de coca excedentaria, tenemos una ley –la 1008– que establece un mínimo de hectáreas a erradicar. Nuestra lucha está en esos sectores donde se planta coca y no forman parte de los productores legales. La erradicación se hace consensuada con los sindicatos, a diferencia de otros gobiernos. El año pasado hemos erradicado más de 5000 hectáreas.

–¿EE.UU. pone algún tipo de condiciones para seguir aportando en la lucha antinarcóticos?

–Washington continúa aportando fondos. Querría tener más incidencia. Incluso habló de coca cero. Esperamos una mayor comprensión de EE.UU.

–¿A qué se debió su visita a la Argentina?

–Ambos países evaluamos la posibilidad de integrar nuestros sistemas de radarización en el control fronterizo y ver la posibilidad de ampliar la cooperación entre las Fuerzas Armadas.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.