EL MUNDO

Chávez y Uribe se dijeron de todo

El presidente venezolano congeló relaciones con Colombia y España. Uribe respondió que Chávez “pretende incendiar el continente”.

En un solo día, Venezuela metió en el freezer sus relaciones con Colombia y España. Así respondió el presidente venezolano Hugo Chávez ayer a Bogotá, que el miércoles pasado suspendió el papel de mediador del líder bolivariano, y a Madrid, cuyo rey lo mandó a callar en la Cumbre Iberoamericana y no ha pedido disculpas como exige Caracas. La escalada con el país vecino se produjo ayer. “Declaro al mundo que las relaciones con Colombia las meto en un congelador, no creo en nadie en el gobierno de Colombia”, dijo Chávez, quien también anunció el congelamiento de relaciones con España. A diferencia de Madrid, el presidente colombiano Alvaro Uribe no se quedó callado y acusó al venezolano de promover un gobierno terrorista en Bogotá y de pretender incendiar el continente.

Luego de expresar frustración el miércoles y sentirse traicionado el sábado, ayer el presidente venezolano embistió directamente contra Uribe, quien el miércoles pasado puso fin a les gestiones que Chávez realizaba para lograr el canje humanitario de rehenes civiles en manos de las FARC por presos rebeldes. “Lanzaron un escupitajo brutal en nuestro rostro, que le pusimos el alma para tratar de buscar el camino a la paz”, señaló Chávez en un acto político en la inauguración de una obra en el occidental estado Zulia. “Hicimos unos esfuerzos, pero yo creo que el gobierno de Colombia no quiere la paz. Ahora sí me convencí, la patada que le dieron a la mesa fue para evitar el camino a la paz y, por supuesto, le he perdido toda la confianza al presidente de Colombia”, añadió.

Uribe en ese momento argumentó que decidió terminar la mediación, enojado por haberse enterado de que Chávez había conversado telefónicamente con el jefe del ejército colombiano, general Mario Montoya, pese a que le había pedido a su colega venezolano que no involucrara en sus gestiones a los militares. Pero Chávez no piensa lo mismo. “El presidente Uribe está mintiendo, y está mintiendo de manera descarada, fea, horrible. Creo que Colombia merece otro presidente, un mejor presidente, un presidente que sea digno”, señaló.

Para Venezuela, la decisión del mandatario colombiano respondió a la presión de sectores del poder. “Lo presionan mucho los gringos, la oligarquía y los militares colombianos”, dijo Chávez. “La guerra en Colombia se ha convertido en la excusa del imperio para estar ahí al lado de Venezuela, espero que Uribe no se preste para que el imperio actúe contra Venezuela”, advirtió. Sin embargo, Chávez aclaró que no buscaba quebrar las relaciones. “Si Uribe quiere romper las relaciones por esto, que lo haga. Yo no las voy a romper, pero qué triste que haya un presidente mentiroso y que no dé la cara”, dijo.

Sin dejar de criticar, Chávez lamentó el resultado de las gestiones de paz. “Ya teníamos una fórmula para lograr el acuerdo humanitario, estoy muy seguro de que lo íbamos a lograr y medio mundo nos apoyaba: organizaciones internacionales, gobiernos de América latina, la Unión Europea, China”, indicó.

Pocas horas más tarde, subió la tensión luego de que Uribe replicara las declaraciones de Chávez, que consideró un insulto. “No se puede incendiar el continente como usted lo hace, hablando un día contra España, al otro contra Estados Unidos, maltratando otro día a México, al siguiente a Perú y en la mañana después a Bolivia”, señaló el mandatario colombiano durante una concentración popular en el municipio caribeño Calamar. “No se puede maltratar al continente hablando de imperialismos cuando usted, basado en su presupuesto, quiere montar un imperio”, amenazó.

En su respuesta, Uribe le pasó la pelota a Venezuela sobre las fallidas gestiones y vinculó a ese país con la guerrilla. “Sus actitudes dan la impresión de que usted no está interesado en la paz de Colombia sino en que Colombia sea víctima de un gobierno terrorista de las FARC”, señaló.

Uribe defendió a España en su réplica a Caracas en una jornada en la Chávez también congeló relaciones con Madrid. “Hasta que el rey de España no se disculpe, congelo las relaciones con España”, sentenció el mandatario venezolano, sin indicar las consecuencias específicas en el nivel de las relaciones diplomáticas. Chávez insiste en que el rey de España debe pedirle disculpas tras el incidente en la Cumbre Iberoamericana, cuando el monarca le exigió callarse. “Ustedes me pusieron a mí aquí”, agregó Chávez.

Compartir: 

Twitter
 

Hugo Chávez dijo ayer que su par colombiano era un “mentiroso”.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared