EL MUNDO › LA SEGUNDA GUERRILLA COLOMBIANA NEGOCIA CON EL

Un punto a favor de Uribe

En un desbloqueo de la situación, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), segunda guerrilla colombiana, aceptó negociar con el gobierno bajo mediación de la ONU, y las FARC están cada vez más aisladas.

El flamante gobierno de línea dura de Alvaro Uribe inició acercamientos de paz con la segunda guerrilla del país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con lo que fortaleció su postura frente al principal grupo rebelde, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que han desestimado la intervención de Naciones Unidas y están quedando cada vez más aisladas. Según reveló ayer el ministro de Interior y Justicia, Fernando Londoño, las gestiones con el ELN se desarrollan con la mediación de la ONU y en medio de un total hermetismo. Quizás esta distensión ayudó a que se anunciara que los 26 turistas secuestrados desde el 20 de agosto por el ELN en el Chocó (noroeste) serían liberados próximamente. A todo esto, la policía colombiana denunció que los rebeldes de las FARC habrían recibido instrucciones técnicas de la organización separatista vasca ETA, para su desempeño en su arremetida durante la asunción de Uribe, el 7 de agosto, que causó 21 muertos civiles. Además, las fuerzas de seguridad frustraron ayer un intento del ELN de secuestrar a 59 civiles.
El ministro Londoño afirmó que bajo total hermetismo el nuevo gobierno lleva adelante gestiones favorables con el ELN a través de las Naciones Unidas, organización a la que el presidente Alvaro Uribe le pidió servir como garante de un eventual proceso de paz con los grupos insurrectos. Uribe ha condicionado la reanudación de los diálogos de paz en Colombia a un acuerdo de cese de las hostilidades por parte de las principales guerrillas de Colombia; simultáneamente, se propone un ambicioso plan de seguridad que prevé la conformación de una fuerza de policías y soldados de apoyo y de una red de un millón de informantes civiles. Su antecesor. Andrés Pastrana, sostuvo durante su gobierno un proceso de acercamiento con el ELN, que concluyó abruptamente el pasado 31 de mayo. Pastrana argumentó que ese grupo no quiso firmar una propuesta de tregua, versión desmentida por los rebeldes. El antiguo gobierno rompió a principios de año las negociaciones que sostuvo por más de tres años con las FARC, todo en medio de un incremento de la violencia y de la negativa de la guerrilla a un cese del fuego.
En tanto, el alcalde de Cali, Mario Rodríguez, anunció que serían liberados en los próximos días los 26 turistas secuestrados el 20 de agosto en una zona selvática del Chocó, y entregados a una comisión integrada por la Defensoría del Pueblo, la Cruz Roja Internacional y la administración de Cali. La noticia se supo tras la reunión entre el alto comisionado de paz del gobierno colombiano, Luis Carlos Restrepo, y voceros del comité de familiares de los retenidos, en donde el “ELN reconoció su error..., ahora van por buen camino”, dijo Rodríguez. Al menos Eduardo Galvis, secuestrado por ese grupo, fue liberado ayer, tras los diálogos de esa guerrilla con los lugareños de Santa Rosa, departamento de Bolívar (norte). Por otra parte, el Ejército informó que había frustrado un secuestro de 59 personas que pretendía realizar el ELN en el municipio de Cocorná (norte), sobre la vía Bogotá-Medellín. Los rebeldes instalaron allí un retén y obstruyeron por varios minutos el paso de vehículos y personas, señaló el general Mario Montoya, comandante de la Cuarta Brigada militar, pero las tropas intervinieron “en el momento en que los guerrilleros querían internarlos en una zona montañosa”.
También ayer la policía colombiana denunció que la organización separatista vasca ETA asesoró a las FARC en la fabricación de los morteros que utilizó esta guerrilla durante los ataques desatados el pasado 7 de agosto con motivo de la asunción presidencial de Uribe, que dejaron 21 muertos. El general Héctor Darío Castro, jefe de la Policía Metropolitana, dijo que la tecnología empleada por los rebeldes corresponde más a la utilizada por ETA y no a la del IRA, como se creía en un comienzo. Además, están investigando a dos organizaciones no gubernamentales presuntamente involucradas en los ataques. En un gesto poco usual, las FARC liberaron ayer al esposo de una alcaldesa que habían secuestrado hace un mes durante una incursión en el suroeste de Colombia. Alirio Chávez fue secuestrado elpasado 29 de julio, en el marco de una campaña intimidatoria que mantienen las FARC desde hace tres meses contra los funcionarios del país.

Compartir: 

Twitter
 

Alvaro Uribe hace un señalamiento a los jefes del Ejército y de la Fuerza Aérea.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.