EL MUNDO

“Un ataque unilateral de EE.UU. minaría al sistema”

La guerra contra Irak se mantiene todavía en el proceso de negociación en la ONU. Pero sólo todavía. Aquí, una experta cuenta lo que podría pasar si EE.UU. abandona ese proceso.

 Por Marcelo Justo

Catedrática de Derecho Internacional de la Universidad de Cambridge, Susan Marks es una de los 15 especialistas británicos que recientemente publicaron una carta en el matutino The Guardian condenando una acción militar en Irak sin el mandato de las Naciones Unidas. En diálogo con Página/12, Marks explicó por qué una guerra contra Irak “constituiría una grave violación del derecho internacional”.
–¿Bajo qué condiciones del derecho internacional es legal lanzar una guerra contra otro Estado?
–El derecho internacional se basa en el derecho consuetudinario, los convenios y tratados que firmen los Estados y la Carta Orgánica de las Naciones Unidas. Es esta última la que se refiere más explícitamente al tema de la guerra entre dos naciones. La Carta Orgánica estipula sólo dos situaciones en las que una guerra no es ilegal. Cuando un Estado actúa en defensa propia en respuesta a un ataque armado de otro Estado y cuando la acción militar cuenta con la autorización del Consejo de Seguridad en tanto constituye una respuesta colectiva a una amenaza a la paz. Ninguna de estas dos condiciones se aplican en este momento al caso iraquí. Irak no ha atacado a ninguna otra nación y el Consejo de Seguridad no ha aprobado una acción militar.
–A partir del 11 de septiembre Estados Unidos invocó la doctrina del ataque preventivo por la cual se arroga el derecho de actuar en defensa propia para impedir un posible ataque.
–La doctrina del golpe preventivo no tiene ninguna base en el derecho internacional. Por varias razones. La más importante es que sería muy peligrosa para el mundo entero si cada país empieza a definir cuáles son las amenazas a futuro y se arroga el derecho de atacar “en defensa propia” a sus potenciales enemigos.
–Estados Unidos puede perfectamente aducir que está intentando evitar la repetición de un ataque como el del 11 de septiembre. De ahí los intentos de vincular a Saddam Hussein con Al-Qaida.
–El vínculo entre Saddam Hussein y Al-Qaida es más bien tenue. No hay pruebas reales de que exista esta conexión. Aún así la doctrina del ataque preventivo seguiría siendo ilegal. Desde ya que se debe responder a la amenaza de nuevos ataques terroristas con toda la seriedad del caso, pero utilizando los medios adecuados. Es decir, una mayor eficiencia de los servicios de inteligencia y el desarrollo de investigaciones criminales exhaustivas. El uso de la fuerza contra Irak no es un modo apropiado de responder a los atentados terroristas del 11 de septiembre y es incompatible con el Estado de derecho a nivel internacional.
–El primer ministro británico Tony Blair ha dicho que no aceptaría un veto “irracional” del Consejo de Seguridad a una segunda resolución que autorice el uso de la fuerza contra Irak. En ese caso, ¿estaría violando la Carta Orgánica de la ONU?
–La idea de que hay un veto irracional no se basa ni en la Carta Orgánica de la ONU ni en la práctica concreta. Como uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, el Reino Unido utilizó el derecho de veto consagrado por el artículo 27 de la Carta Orgánica en 32 ocasiones desde 1945. Seguramente, el Reino Unido no habría aceptado que algún otro miembro del Consejo calificara de irracional el ejercicio de ese derecho.
–¿Qué impacto tendría un ataque militar a Irak sin la autorización de la ONU?
–Minaría las Naciones Unidas y, en términos generales, sería un duro golpe al Estado de derecho internacional. Generaría además un peligrosoprecedente por el que dos Estados –en este caso Estados Unidos y Gran Bretaña– se arrogan el derecho de actuar militarmente sin el consentimiento del resto.
–Uno de los peligros que se ha invocado es el de que las Naciones Unidas termine siendo tan irrelevante como su antecedente, la Liga de Naciones, en los años ‘30.
–Es un terrible peligro sobre todo si se considera lo que sucedió como resultado del fracaso de la Liga de Naciones, es decir la Segunda Guerra Mundial. No creo que hayamos llegado a ese punto todavía. No estamos ante una situación en la que la ONU no pueda funcionar. El problema es que no todos los miembros del Consejo de Seguridad están de acuerdo y que Estados Unidos está diciendo que respetará la voluntad de la ONU siempre que Naciones Unidas haga lo que le dijo que debía hacer. La ONU tiene una oportunidad ahora para afirmar su independencia respecto de Estados Unidos.
–El peligro es que Estados Unidos pase a ignorar por completo a la ONU. Una de las razones del fracaso de la Liga de Naciones fue que no contó con el apoyo de Estados Unidos.
–Es un peligro real. Por esto es que todos están intentando llegar a un acuerdo en el Consejo de Seguridad sobre el curso de acción a adoptar respecto a Irak de ahora en más.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.