EL MUNDO › EL PRIMER MINISTRO CAMERON PIDE CALMA DESDE UNA PLAYA ESPAñOLA

Gran Bretaña baja un cambio

Cameron llamó desde Mallorca para ordenarle a su canciller “bajar el tono” a la pelea diplomática con Ecuador, ante el temor de que las crecientes tensiones dañen las relaciones entre Londres y América latina. Mañana habla Assange.

Mientras el fundador de Wikileaks prepara su primera aparición pública desde que Ecuador le concediera asilo, el primer ministro británico, David Cameron, de vacaciones en Mallorca, ordenó a su canciller “bajar el tono” a la pelea diplomática con Ecuador, ante el temor de que las crecientes tensiones dañen las relaciones entre Londres y América latina.

Cameron, como también su viceprimer ministro, el liberal democrático Nick Clegg, se comunicaron de inmediato con el jefe de la Cancillería (Foreign Office), William Hague, a quien le exigieron que baje el tono a la pelea. Tanto Cameron como Clegg se encuentran desde el lunes de vacaciones en España y, debido a la ausencia del primer ministro y de su vice, Hague quedó al frente del gobierno británico.

“El mensaje de ambos para Hague fue: ‘Calma esta bronca ya’”, declaró una fuente de Whitehall al periódico Daily Mail. Hague admitió haber autorizado esta semana las negociaciones diplomáticas del Foreign Office con Ecuador, incluida la polémica nota en la que Gran Bretaña hizo referencia a una oscura ley de 1987 por la cual amenazaba con suspender la inmunidad diplomática a la embajada ecuatoriana en Londres, y de esa manera poder entrar para arrestar a Assange.

Dicha legislación, que generó fuertes críticas del gobierno ecuatoriano y de expertos legales, había sido aprobada por el Parlamento británico en respuesta al asesinato de la policía inglesa Yvonne Fletcher, quien recibió un disparo desde la embajada libia en 1984, desatando una crisis diplomática entre el Reino Unido y Libia que duró años.

Por su parte, fuentes diplomáticas británicas condenaron al gobierno ecuatoriano, que consideraron “tan populista como el venezolano de Hugo Chávez”, por alabar a Assange como un “héroe” al odiar a Estados Unidos. “Hay evidencia que indica que Assange no pidió asilo en la Embajada de Ecuador por accidente. Estaba todo planeado”, indicó la fuente diplomática en Londres.

La crisis diplomática con Ecuador llega en un momento en que el gobierno británico está prácticamente acéfalo. El primer ministro y su esposa, Samantha, viajaron el lunes a Mallorca, donde arribaron tras concluir los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Por su parte, los Clegg descansan en la localidad natal de la esposa del vicepremier, en Olmedo, Valladolid, donde se casaron en 2000.

Cameron tiene previsto regresar a Londres la próxima semana, donde retomará sus compromisos laborales para después tomarse otros días de descanso, esta vez en su país. De acuerdo con fuentes allegadas al mandatario, éste quiere hacer todo lo posible para no tener que regresar antes de lo previsto a Inglaterra y hacerse cargo de la crisis por el caso Assange. Cameron tuvo que acortar de emergencia sus vacaciones de verano en 2011, luego de los disturbios, saqueos e incidentes que azotaron Londres y otras ciudades inglesas en agosto del año pasado, considerados los hechos de violencia más graves en Gran Bretaña en décadas.

Además de la ausencia de Cameron y Clegg al frente del gobierno, Ed Miliband, jefe del opositor Partido Laborista, también está de vacaciones de verano, luego de partir el lunes a Grecia, donde se quedará una semana.

Mientras tanto, Assange anunció que hará una declaración pública el domingo “en vivo” y “frente a la embajada” ecuatoriana en Londres, donde se encuentra refugiado para evitar ser extraditado a Suecia.

Si bien Wikileaks informó ayer a través de su cuenta de Twitter que Assange el domingo se dirigirá públicamente, no queda claro aún si aparecerá en persona frente al edificio. Assange lleva 59 días refugiado en una pequeña habitación “mal ventilada” de la Embajada de Ecuador en Londres, donde hay una lámpara solar y una cinta de correr, indicó hoy el diario británico The Times.

En esa habitación, según el diario, el periodista –que continúa con la pulsera electrónica como parte de los requisitos impuestos en su arresto domiciliario y tiene conexión a Internet y una cama– pasa sus horas “aburrido”.

Compartir: 

Twitter

Simpatizantes de Assange despliegan una bandera ecuatoriana frente a la embajada en Londres.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.