EL MUNDO

El mundo festejó el acuerdo

El mundo festejó el acuerdo en Honduras. Todo el continente americano felicitó al presidente legítimo Manuel Zelaya y le deseó una pronta restitución. “Esperamos que sea Zelaya quien presida las próximas elecciones”, aseguró, sonriente, el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva. Desde Costa Rica, su colega Oscar Arias celebró como si fuera una victoria personal. “A cada decisión importante en la vida de los pueblos les llega su hora. Hemos sido muy pacientes, hemos esperado largos cuatro meses y estoy muy contento de haberme despertado esta mañana (por ayer) sabiendo que finalmente se había logrado un acuerdo”, señaló el hombre que hizo de mediador en el primer intento de diálogo entre los golpistas y los zelayistas, hace tres meses.

Otro que siguió muy de cerca todo el proceso fue el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Miguel Insulza. “El diálogo se demoró más de lo que esperábamos, pero al final tuvimos resultados constructivos”, se congratuló el diplomático chileno, que viajó dos veces a Tegucigalpa en los últimos meses. Al igual que el gobierno norteamericano, Insulza prometió que si el Congreso aprueba la restitución de Zelaya la OEA levantará la suspensión que pesa en contra del país centroamericano y enviará una misión de observadores para ayudar en las próximas elecciones del 29 de noviembre.

En América latina, en tanto, los gobiernos destacaron que con el acuerdo se confirma la estabilidad democrática de la región. “En Honduras estamos viviendo un momento histórico para la democracia en América porque se ha consolidado que los golpes de Estado no son tolerables en América latina”, sentenció el canciller chileno, Mariano Fernández. Su par mexicana coincidió. “El acuerdo pone de manifiesto la voluntad política de preservar y consolidar los avances democráticos y el Estado de derecho en Honduras y en América latina”, aseguró Patricia Espinosa.

Al igual que los gobiernos americanos, en la Unión Europea también recibieron con satisfacción el acuerdo logrado en Honduras y prometieron respaldar la eventual restitución de Zelaya. “La democracia y la estabilidad deben retornar al país”, reclamó el jefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. España fue uno de los países europeos que más presionaron para que el bloque europeo se involucrara en la crisis hondureña y acompañara las sanciones diplomáticas de los gobiernos americanos, como retirar los embajadores y suspender la ayuda financiera.

El canciller francés Bernard Kouchner también se sumó a las palabras de su colega español y se ofreció a ayudar en el proceso de restitución democrática. Inmediatamente después, la comisaria de Exteriores de la UE, Benita Ferrero-Waldner, anunció que ya está trabajando en eso. “Estamos estudiando con los Estados miembros la contribución que la Unión Europea puede hacer para consolidar este acuerdo”, aseguró. La primera medida que adelantó será enviar una misión de observadores electorales para los comicios del mes próximo, siempre y cuando Zelaya sea efectivamente restituido en la presidencia.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.