EL PAíS › COMO TITULAR DEL PJ, PLANEA SALIR A RECORRER EL PAíS DE CARA A LAS PRóXIMAS ELECCIONES

K se prepara para volver a la cancha

Apartado del primer plano después del conflicto rural, Néstor Kirchner retomará su plan inicial de visitar las provincias. En Santa Fe pretende una lista única encabezada por Reutemann. En Córdoba, dos listas: una con Schiaretti y otra con Giacomino.

 Por Daniel Miguez

Néstor Kirchner está próximo a levantarse la veda que se autoimpuso después del desgastante conflicto con las cámaras agropecuarias que terminó el 17 de julio, cuando el Senado, mediante el famoso voto de desempate del vicepresidente Julio Cobos, impidió la sanción de la ley de retenciones móviles. Según pudo saber PáginaI12 de fuentes muy cercanas a Kirchner, en su carácter de presidente del Partido Justicialista va a salir a recorrer las provincias paulatinamente para ir consolidando las fuerzas propias en cada lugar e ir templando a la militancia para las elecciones del año que viene.

Ese era un viejo plan de Kirchner cuando asumió en abril como jefe del PJ, pero la confrontación de los empresarios del campo con el Gobierno lo distrajo de aquel objetivo para poner al partido como sustento de Cristina Fernández de Kirchner en esa pelea.

Ahora, dicen sus allegados, Kirchner estima que más allá de los remezones que puedan regresar de aquel conflicto –como la protesta que preparan las cámaras ruralistas para la próxima semana– la situación para el Gobierno se va enderezando de a poco y es hora de empezar a trabajar para buscar un triunfo oficialista el año que viene.

Con las medidas ya anunciadas de pagarle al Club de París y, sustentado por bancos muy fuertes, hacer un nuevo canje con los bonistas que no entraron en el del 2005, Kirchner cree que el gobierno de su esposa tendrá suficiente respiro financiero hasta 2010 y, quizás, hasta el final de su mandato.

Con esa tranquilidad –que falta ser corroborada por la concreción de ambas medidas– Kirchner saldrá a caminar el país, especialmente dos provincias que lo preocupan: Santa Fe y Córdoba. Ambas aportan muchos votos y electoralmente no le son favorables al kirchnerismo. Además, son dos provincias de esencia agropecuaria, que sintieron en carne propia la pelea por las retenciones móviles.

“Cuando cerremos todo el tema financiero voy a ir una vez por semana a Santa Fe”, asegura que le dijo Kirchner un alto dirigente peronista de esa provincia, consultado por PáginaI12.

Allí, el senador Carlos Reutemann sigue teniendo una imagen positiva y el presidente del PJ no sólo considera que tiene que encabezar la lista de candidatos a senador, sino que todas las principales figuras del disperso PJ de Santa Fe tienen que sumar a un proyecto en común. “Tanto el Lole como Obeid son figuras muy fuertes y taponaron la aparición de nuevos cuadros que renueven el partido y puedan competir con (el gobernador socialista Hermes) Binner”, asegura el mismo dirigente del PJ.

De hecho, las figuras justicialistas que emergieron en los últimos tiempos (el diputado Agustín Rossi, el intendente de Rafaela, Omar Perotti, o la ahora concejala de Rosario, María Eugenia Bielsa) hicieron su camino por afuera del paraguas de Reutemann y Obeid.

Pero no sólo con dirigentes de su partido intentará hablar Kirchner, sino también con productores agropecuarios para discutir cara a cara las necesidades del sector y explicarles en persona las políticas oficiales. Es que en el Gobierno creen que muchos productores rurales están enojados porque por distintas razones no fueron bien informados, ya sea por las entidades que los representan, por el rol de los medios o por las deficiencias comunicacionales del Gobierno.

Lo mismo quiere hacer en Córdoba con los ruralistas, aunque con la dirigencia política tendrá objetivos diferentes de los de Santa Fe. Mientras allí se trata de que todos sumen a la misma lista, en Córdoba –según dicen los que conocen a Kirchner– buscará que el gobernador Juan Schiaretti y el intendente Daniel Giacomino, cada uno con su lista, representen al oficialismo.

Al ponerse en juego sólo cargos legislativos en 2009, será una elección que dispersa votos, lo contrario de las de presidente o gobernador, que los polariza, y, por lo tanto, los aglutina. Por eso, el trabajo que abordará Kirchner será provincia por provincia, atendiendo a la particularidad de cada lugar, más que a una estrategia nacional.

Compartir: 

Twitter
 

Si la situación lo permite, Kirchner piensa “ir una vez por semana a Santa Fe”.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.